JUNTOS BIEN alimento > papa > Aumento de peso

RICO Y ECONÓMICO

Este alimento tiene mala reputación, pero está repleto de nutrientes

Comúnmente se lo elimina de la dieta si se busca bajar de peso, pero investigadores demostraron que no es necesario y que no tiene un impacto negativo.

Del grupo de los vegetales, posiblemente la papa sea la última en la lista de los “más saludables”. Con frecuencia se cree que el alimento causa aumento de peso y que incrementa los riesgos de enfermedades asociadas, como la diabetes tipo 2. Sin embargo, un estudio acaba de derribar los mitos que le otorgan mala reputación.

En realidad, según investigadores estadounidenses, no aumenta el riesgo, sino que la papa está llena de nutrientes clave y de beneficios para la salud.

"Demostramos que, contrariamente a la creencia común, las papas no tienen un impacto negativo en los niveles de glucosa en la sangre. De hecho, las personas que participaron en nuestro estudio perdieron peso", dijo la investigadora Candida Rebello, del Centro de Investigación Pennington Biomedical, Estados Unidos.

El equipo de Rabello encontró que, al comer alimentos con un peso más alto que son bajos en calorías, se puede reducir fácilmente la cantidad de calorías que se consumen.

La clave de su estudio fue que no redujeron el tamaño de las porciones, sino su contenido calórico.

“La comida de cada participante se adaptó a sus necesidades calóricas personalizadas, pero al reemplazar parte del contenido de carne con papas, los participantes se sintieron más llenos, más rápidos y, a menudo, ni siquiera terminaron su comida. De hecho, puede perder peso con poco esfuerzo", aseguró la autora.

image.png

Para obtener estas conclusiones, el estudio involucró a 36 participantes de entre 18 y 60 años que tenían sobrepeso, obesidad o resistencia a la insulina, que es una condición que hace que las células no respondan bien a esta hormona y la glucosa no ingresa a las células para generar energía.

La resistencia a la insulina está fuertemente asociada a la obesidad, la presión arterial alta, el colesterol alto y la diabetes tipo 2.

Todos los participantes tuvieron dietas controladas con precisión que incluyeron alimentos comunes ampliamente disponibles, como porotos, arvejas y carne o pescado, o papas blancas con carne o pescado.

Ambas dietas tenían un alto contenido de frutas y verduras y sustituían aproximadamente el 40% del consumo típico de carne con porotos y arvejas, o papas.

Para asegurar que las papas no pierdan la fibra dietética, las hirvieron con la piel intacta y luego las refrigeraron entre 12 y 24 horas. Luego se prepararon como: puré, gajos de papa asados al horno, ensalada de papa o papas gratinadas.

image.png

“Encontramos que ambas dietas eran iguales en términos de beneficios para la salud", anotó Rebello y agregó: "por lo general, las personas no siguen una dieta que no les gusta o que no es lo suficientemente variada. Aquí demostramos que un plan de alimentación saludable puede tener opciones variadas para las personas que se esfuerzan por comer sano. Además, las papas son una verdura bastante económica".

El trabajo fue publicado en el Journal of Medicinal Food.

Más contenido en Urgente24:

Cómo entrar a Cuevana y ver películas o series para Smart TV

Qatar 2022: El "perdón" argentino, cruzaron a Donda y lo que nadie notó

Que se quede en GH: Ceferino Reato prendió fuego a LN+

Furia de gurúes del Club de la Devaluación: Massa en guerra

Dólar, "Gabriel sos pelotudo" y reto de Georgieva a Alberto