Leído

DATO CLAVE

La dieta de Harvard para bajar un 21% el riesgo de enfermedades cardiovasculares

Mar, 16/06/2020 - 10:18pm
Enviado en:
Por Urgente24

Los nutricionistas y expertos en medicina preventiva de la prestigiosa Universidad de Harvard indicaron recientemente que seguir una dieta saludable (no importa cuál) a largo plazo disminuye entre el 14% y el 21% riesgo cardiovascular (especialmente ictus y ataques cardiacos). Frank Hu, profesor de Nutrición y Epidemiología y presidente del Departamento de Nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard, explicó: "Estos datos proporcionan evidencia adicional para respaldar las pautas dietéticas actuales de que seguir patrones de alimentación saludable confiere beneficios para la salud a largo plazo en la prevención de enfermedades cardiovasculares".

Los alimentos necesarios para tener una buena digestión.
Esta es la dieta para tener un 21% menos de riesgo de enfermedades cardiovasculares.
Contenido

Las principales causas de mortalidad en el mundo son la cardiopatía isquémica y el accidente cerebrovascular, que ocasionaron 15,2 millones de defunciones en 2016 y han sido las principales causas de mortalidad durante los últimos 15 años, según indica la OMS. 

La Fundación Española del Corazón indica que en el 90% de los casos, los fallecimientos se deben a hipertensión, hipercolesterolemia, obesidad, diabetes y tabaquismo. Lo que une a todos estos problemas, a excepción del último, es la alimentación.

Una voz respetada en este ámbito es la de la Universidad de Harvard, que ya ha publicado, por ejemplo, el célebre plato para comer saludable. Esta es una herramienta importante que muestra qué alimentos deben componer la comida de todos los días para tener una dieta balanceada. 

El famoso plato de Harvard.
El famoso plato de Harvard.

 

Desde la institución, señalan: "El mensaje principal de El Plato para Comer Saludable es enfocarse en la calidad de la dieta. El tipo de carbohidratos en la dieta es más importante que la cantidad de carbohidratos en la dieta, porque algunas fuentes de carbohidratos – como los vegetales (otros que no sean patatas/papas), frutas, granos integrales, y legumbres (habichuelas/leguminosas/frijoles) – son más saludables que otros. También aconseja a los consumidores a evitar las bebidas azucaradas, una fuente principal de calorías – usualmente con poco valor nutricional. El Plato para Comer Saludable anima a los consumidores a usar aceites saludables, y no establece un máximo en el porcentaje de calorías de fuentes saludables de grasa que las personas deben obtener cada día".

Los nutricionistas y expertos en medicina preventiva de esta prestigiosa casa de estudios indicaron recientemente que  seguir una dieta saludable (no importa cuál) a largo plazo disminuye entre el 14% y el 21% riesgo cardiovascular (especialmente ictus y ataques cardiacos).

Los investigadores de esta universidad publicaron un estudio en la revista 'JAMA Internal Medicine' en el que dieron detalles sobre esta conclusión. 

Se examinaron los datos de un grupo de cerca de 200.000 hombres y mujeres incluidos en los estudios de Salud de Enfermeras y de Seguimiento de Profesionales de la Salud, durante más de tres décadas.

Para este estudio, se centraron en las puntuaciones dietéticas de cuatro patrones de alimentación saludable: índice de alimentación saludable-2015 (HEI-2015); puntaje alterno de la dieta mediterránea (AMED); índice de dieta saludable basada en vegetales (HPDI), y el índice alternativo de alimentación saludable (AHEI).

A pesar de los diferentes métodos de puntuación, cada uno de estos patrones promueve una mayor ingesta de granos enteros, verduras, frutas, legumbres y frutos secos, y una menor ingesta de carnes rojas y procesadas y bebidas azucaradas. 

Las puntuaciones dietéticas más altas representaron una mayor adherencia a los patrones de alimentación saludable. Después de ajustar por numerosos factores, como la edad, el IMC y el tabaquismo, el análisis encontró que una mayor adherencia a cualquiera de los patrones de alimentación saludable se asoció consistentemente con un menor riesgo de ECV (de 14% a 21% menor en comparación con los que menos se adhirieron).

Frank Hu, profesor de Nutrición y Epidemiología y presidente del Departamento de Nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard, explicó: "Estos datos proporcionan evidencia adicional para respaldar las pautas dietéticas actuales de que seguir patrones de alimentación saludable confiere beneficios para la salud a largo plazo en la prevención de enfermedades cardiovasculares".

"No existe una dieta única que sea la mejor para todos. Se pueden combinar los alimentos en una variedad de formas flexibles para lograr patrones de alimentación saludables de acuerdo con las necesidades de salud, las preferencias alimentarias y las tradiciones culturales de las personas", agregó.