INVESTIGACIÓN

Cómo la COVID-19 leve afecta la salud mental y el cerebro

No sólo en los casos severos, la COVID-19 conlleva consecuencias neurológicas y neuropsiquiátricas en los pacientes de menos gravedad.

Depresión, fatiga, dolor de cabeza, ansiedad y pérdida de olfato, son algunas afecciones que trae consigo la COVID-19 en los casos leves e incluso asintomáticos, así lo reveló un estudio realizado en Londres y publicado en el Journal of Neurology, Neurosurgery and Psychiatry, sobre las consecuencias del coronavirus en la salud mental y el cerebro de los pacientes.

Para los investigadores, los resultados fueron sorprendentes.

"Uno esperaría que estos síntomas apareciesen en los casos más graves, pero no fue lo que encontramos, e incluso vimos lo opuesto en el caso de algunos de estos síntomas", explicó a BBC Mundo Jonathan Rogers, investigador del University College de Londres y autor de la investigación.

 

Síntomas neurológicos y psiquiátricos

Según el metanálisis de 215 estudios de COVID-19 de 30 países, con más de 100.000 infectados, los síntomas neurológicos y psiquiátricos más comunes fueron:

  • Anosmia o pérdida del olfato (43%)
  • Debilidad (40%)
  • Fatiga (38%)
  • Pérdida del gusto (37%)
  • Dolor muscular (25%)
  • Depresión (23%)
  • Dolor de cabeza (21%)
  • Ansiedad (16%).

"Al parecer, que la COVID-19 afecte la salud mental y el cerebro es la norma, más que la excepción", dijo Rogers.

En algunos casos -explica- los síntomas neurológicos o psiquiátricos pueden aparecer primero o incluso ser la única manifestación de la enfermedad

Asimismo, aunque con menos frecuencia, ocurrieron (en los sintomáticos) las afecciones neurológicas más graves como el accidente cerebrovascular isquémico (1,9%), el accidente cerebrovascular hemorrágico (0,4%) y las convulsiones (0,06%).

 

¿Cuáles fueron las causas?

Aunque el estudio, no se centró en las causas, los investigadores sugirieron algunas posibles explicaciones, incluida la hipoxia cerebral, es decir, la reducción en el suministro de oxígeno al cerebro de los pacientes con coronavirus.

"Parte de la evidencia muestra que no se producen porque el virus invada las células nerviosas, eso es algo muy raro, pero la inflamación que la COVID-19 causa en la corriente sanguínea probablemente sea un factor que contribuya", indicó Rogers.

"Ciertamente contribuye al delirio y probablemente a la depresión y la ansiedad", agregó.

Finalmente, los investigadores sugieren más estudios para entender mejor la relación entre la COVID-19 y los síntomas neurológicos y psiquiátricos, en pacientes leves y asintomáticos.

 

 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario