INVESTIGACIÓN

Confirmado: Uruguay consiguió dinero y abogados contra Philips Morris

El gobierno uruguayo recibirá asesoramiento legal, respaldo técnico y apoyo económico de la Organización Mundial de la Salud y la ONG Niños Libres de Tabaco para su lucha contra la tabacalera Philips Morris en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI), del Banco Mundial. Gane o pierda, Uruguay no cambiará su política contra el consumo de tabaco.

por RICARDO MANGANO

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Desde el comienzo de la 4ta Reunión del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el Control del Tabaco, Uruguay demostró su intención de buscar apoyo de las Partes para su lucha contra la tabacalera Phillips Morris.

Con estas intenciones, Uruguay, buscó y lo logró que se aprobara por unanimidad y aclamación, una declaración que sentaría un precedente no solo para el caso particular de  controversia  que Uruguay mantiene contra la Phillips Morris, sino también para otros países que tienen algún diferendo comercial con la tabacalera multinacional, como por ejemplo Noruega. 
 
La declaración de Punta del Este se apoya en el artículo 5 punto 3 de Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco (CMTC en su sigla en inglés) que expresa que : “A la hora de establecer y aplicar sus políticas de salud pública relativas al control de tabaco, las Partes actuarán de una manera que proteja dichas políticas contra intereses comerciales y otros intereses  creado de la industria tabacalera, de conformidad a la legislación nacional”. 
 
Las Partes  también fundamentaron su declaración en el artículo 20, inciso b del Acuerdo Generales sobre Aranceles Aduaneros  y Comercio (GATT  1947), en el que se declara que ninguna disposición de ese Acuerdo será interpretada en el sentido de impedir  que toda parte contratante adopte o aplique medidas necesarias para proteger la salud pública, a reserva de que no se apliquen en forma que constituya un medio de discriminación arbitrario o injustificable entre los países en que prevalezcan las mismas condiciones, o una restricción encubierta al comercio internacional.
 
Así, uruguay logró que las Partes en el Convenio Marco de la OMS para el control del Tabaco declaran la firme voluntad de priorizar la aplicación de medidas sanitarias destinadas a controlar el consumo del tabaco en sus respectivas jurisdicciones. la 2- Su preocupación  por las acciones de la industria tabacalera que buscan subvertir y socavar las políticas gubernamentales de control de tabaco y la necesidad de intercambiar información sobre las actividades nacionales o internacionales la industria tabacalera que interfieren la aplicación de políticas de salud pública con respecto al control del tabaco, entre otros puntos.
 
Pero más allá de la declaración y teniendo en cuenta que el juicio contra la Phillips Morris ante el CIADI, podría extenderse 3 o 4 años,  Uruguay basará su defensa en tres vectores fundamentales: 
 
1) Apoyo político (ya lo logró con la aprobación de la declaración),
2) Apoyo financiero, y
3) Apoyo técnico.
 
El gobierno uruguayo recibió finalmente 500.000 dólares de la organización no gubernamental internacional "Niños libres de tabaco" (Tobacco free kid\\\'s), 300 mil dólares más de lo previsto inicialmente. "La instancia, aún no ha comenzado, resta designar al tercer árbitro del juicio y las correspondientes descargas de las dos partes sobre esta designación", podría "extenderse por 3 ó 4 años" sostuvo ayer en conferencia de prensa el prosecretario de la presidencia Diego Cánepa que, por otra parte, será quien represente al gobierno de Uruguay en este litigio internacional.
 
En tanto, el ministro de Salud Pública Daniel Olesker manifestó ayer que Uruguay se ha transformado en "un modelo paradigmático para el mundo por su lucha contra el consumo de tabaco", y confirmó que la Organización Mundial de la Salud brindará apoyo técnico "que es para nosotros un apoyo político", evaluó, en los argumentos que se esgrimirán en el inminente litigio "por el entendido de que la salud de la población está por encima de todo".

Olesker reconoció que el respaldo oficializado tanto por la Organización Mundial de la Salud, la Panamericana de la Salud y la ONG Tobacco free kid\\\'s "nos hacen sentir inmensamente apoyados y con mucho más compromiso en esta tarea de ser un país chico contra una tabacalera internacional".
 
Juicio Injusto
 
La representante de la organización internacional Niños Libres de Tabaco, Patricia Sosa calificó de "injusta" e "inaceptable" la demanda iniciada contra el gobierno uruguayo por la corporación tabacalera internacional.

Ella confió que "ni bien nos enteramos que se procedía a esa demanda no dudamos un segundo en brindarle nuestro apoyo a Uruguay para que en este hecho no quedara solo, porque entendemos que era injusto e inaceptable que una corporación internacional pretenda decirle a un país lo que tiene que hacer sobre la salud pública hacia sus ciudadanos", agregó.
 
Sosa, de Tobacco free kid\\\'s, señaló que no fue difícil "conseguir el apoyo de los países" del mundo a Uruguay en su política anti consumo de tabaco. Confirmó que la ONG está "muy comprometida" con la política uruguaya y que brindará al gobierno nacional "dinero y asistencia legal" en el transcurso del juicio, aportando además investigación científica sobre el daño que trae aparejado para el organismo humano, el consumo de tabaco. Su respaldo sumará también un asesoramiento al país en cuanto a cómo deberá relacionarse con los medios de comunicación.

"Pretendemos que el mundo conozca las políticas sanitarias de Uruguay y el liderazgo del presidente Mujica sobre el tema", señaló.
 
Sin cambios
 
El prosecretario de la Presidencia de Uruguay, Diego Cánepa, confirmó que, en pocas semanas más, estará llegando al parlamento desde el Poder Ejecutivo un nuevo proyecto de ley con el que se pretenderá "endurecer más" las restricciones en el consumo de tabaco entre la población, aunque no adelantó detalle alguno del articulado. Aseguró, por otra parte, que sea cual sea el resultado final del litigio internacional con la multinacional Philip Morris "Uruguay no modificará su política sanitaria sobre el tema".
 
El diferendo entre Uruguay y Phillps Morris
 
La empresa tabacalera Philip Morris Internacional presentó el 19 de febrero contra el Estado uruguayo ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI), órgano del Banco Mundial. 
 
La compañía, con sede en Estados Unidos pero con su centro de operaciones en Suiza, se basa en el Acuerdo de Protección de Inversiones firmado entre Uruguay y ese país europeo en 1988 y vigente desde 1991.
 
Philip Morris argumenta que hay tres normativas del gobierno que afectan su negocio: la Resolución 514 de marzo de 2009, que dispuso una única presentación por marca de cigarrillos de venta al público, y el decreto 287 y la  Ordenanza 466, que impusieron nuevas imágenes de advertencia sobre el riesgo de fumar y que las  mismas ocupen el 80 por ciento de la caja de cigarros.
 
La tabacalera considera que se están violando las disposiciones del Acuerdo de Protección de Inversiones entre Uruguay y Suiza vinculadas a los Derechos de Propiedad Intelectual. Explica que al exigir etiquetas contra el tabaco de un tamaño que no permiten mostrar las marcas, Uruguay está indirectamente expropiando -sin compensación- una inversión de origen suizo, protegida por el Acuerdo. Señala además que la disposición de una sola presentación por marca es un “trato injusto” que la obligó a dejar de comercializar varios de sus productos.
 
El CIADI deberá decidir ahora si acepta la demanda contra Uruguay para dar lugar al caso. Como expresa el dossier, los 28 Acuerdos de Protección de Inversiones que tiene vigentes Uruguay, y la  participación del país en el CIADI, hacen que las empresas transnacionales tengan a su alcance un conjunto de posibilidades muy claras para intentar adecuar las políticas públicas a sus intereses particulares.
 
Estos acuerdos le permiten además a las empresas intentar torcer disposiciones gubernamentales ya adoptadas, mediante la amenaza de la demanda o la demanda propiamente dicha. Esto es lo que viene ocurriendo con varios países en desarrollo y es de esperar que siga pasando de no cambiar las condiciones impuestas en los convenios.   

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario

Te puede interesar