VACUNACIÓN

En Córdoba el 41% de los adultos no se anotaron para la vacuna

La provincia de Córdoba carece de anotados para recibir la vacuna del coronavirus y se estima que el 41% de los mayores de 18 años aún no se anotó.

CÓRDOBA. La provincia de Córdoba ya trabaja para atacar el problema venidero en cuanto a la vacunación: la falta de anotados. Una vez aplacada la falta de primeras dosis parece comenzar a asomar un problema que ya se sufre en otros países, por el cual millones de personas adultas en condiciones de recibir la vacuna no se inoculan.

La motivación a este “rechazo” no es una sola, sino que son muchas según las autoridades sanitarias. Desde un sentimiento antivacunas, pasando por la desconfianza y llegando al desconocimiento del esquema de vacunación, los factores son múltiples y deben ser abordados de antemano por los gobiernos.

Precisamente, Córdoba es una de las provincias que ya comenzó a prestar atención a este fenómeno, al igual que Tucumán, y en consecuencia a tomar medidas. Es que una falta considerable de anotados para recibir la vacuna podría derivar en la imposibilidad de alcanzar una protección inmunológica colectiva de la población, impidiendo la salida de la pandemia por completo.

La provincia mediterránea ya determinó que la vacunación entre los empleados públicos con comorbilidades será casi obligatoria, otorgando la posibilidad de una licencia sin goce de sueldo para aquellos agentes que se nieguen a vacunarse y en consecuencia, a concurrir a sus puestos de trabajo. Aún así, eso no bastará para contrarrestar la gran cantidad de adultos no inscriptos para vacunarse.

Para Córdoba, el objetivo para alcanzar la inmunidad de rebaño es vacunar a 2.7 millones de personas, entre 3.6 millones que habitan la provincia. Esas personas “objetivo” son todas mayores de 18 años, en condiciones de recibir las vacunas que circulan en la provincia.

Al día de hoy, la Provincia calcula que el 41% de esos adultos aún no manifestó la intención de ser vacunados. Es decir que aproximadamente 1.1 millones de personas aún no se inscribieron para recibir al menos la primera dosis.

Este número sin dudas pondría en jaque los planes de la provincia de alcanzar una inoculación del 70% de la población, al igual que el resto del país. Por ello, las autoridades provinciales ya están ideando campañas de concientización al respecto.

De hecho, la edad de vacunación en Córdoba es una de las más bajas del país, ya que se está convocando a mayores de 30 años, y en los próximos días debería bajar ese límite etario hasta los 18 años. Respecto a los mayores de 60, la vacunación es libre para la primera dosis (no requiere turno).

En los próximos días, este número de no anotados comenzará a impactar en el stock. Ante la inminente llegada de más vacunas, incluso de la propia compra que la provincia efectuó sobre Covidencia (del laboratorio CanSino Bio), en Córdoba podría verse un sobrante de dosis que generaría problemas de almacenamiento.

Sin embargo, el problema tendría tiempo para ser trabajado, ya que hay 300 mil anotados en espera para ser vacunados, que le darán a la provincia un rango de dos a cuatro semanas para replantear la estrategia, de modo que se llegue a ese 41%, que por desconfianza o desconocimiento, no quiere darse la vacuna. Una ventaja es que la llegada de la vacuna chino-canadiense de CanSino supone una sola dosis por el momento, al igual que la de Johnson & Johnson.

De este modo, ese millón de personas que faltan vacunarse, ante su decisión positiva, podrían ser inoculadas de inmediato, quedando inmunes frente al coronavirus por al menos un tiempo. Actualmente, Córdoba cuenta con 1.565.688 personas con al menos una dosis, mientras que de esas, 386.644 personas fueron inoculadas por completo.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario