TODO SE COMPLICA

La Hora de la Argentidumbre

La situación no ha dejado de complicarse en la economía argentina, aún cuando el BCRA festeje el resultado de la licitación de Lebacs y el ministro Nicolás Dujovne insista en que es fácil de explicar por qué se disparó la inflación de junio. Sorprende que la Administración Macri no consiga interpretar qué está sucediendo y el devenir de los acontecimientos probables porque esta pasividad obliga a suponer que no conseguirán impedir el cumplimiento de los pronósticos terribles. El columnista ubica en ese contexto su relato:

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Pronóstico Bursátil). Aquellos que entendemos un poco de economía y que nuestra actividad principal nos obliga a estar permanentemente sobreinformados no tenemos la sensación que hoy padecen una gran mayoría de los argentinos, la incertidumbre del no saber.

Casi que con seis meses de antelación hemos argumentado y anticipado en este sitio lo que iba a sucedernos en virtud de la gestión de Gobierno y el país que había recibido esta nueva Administración.

Un breve repaso solo hace falta para demostrar que lo que vamos a argumentar y anticipar es de gran probabilidad de ocurrencia.

Veamos lo que hasta ahora hemos anticipado, queda en Ud. tomarse el tiempo de dar una relectura o bien, si aún no lo ha hecho leer con detenimiento, a saber:

Junio de 2017 dijimos:

* Que Argentina estaba dividida en 3 Argentinas.
* Que por este camino vamos a elecciones anticipadas.
* Que el gradualismo llegaba hasta tocar el Fondo (FMI).

Julio de 2017 sostuvimos:

* Ya en ese momento los números indicaban que la economía estaba explotada.
* Y que sin duda el gradualismo había fracasado.

Agosto de 2017

* Pese al fracaso y sin un cambio copernicano todas las jugadas daban jaque mate. 
* Y empezaba a tallar el factor externo, el mundo iniciaba un gran cambio.

Octubre de 2017 anticipamos:

* Que en virtud del futuro económico y social no habrá reelección.

Noviembre de 2017 afirmamos:

* Que pese a la ayuda del FMI la deuda era impagable.
* Y que el gran problema de fondo era que el gasto público es un Esquema Ponzi.

Diciembre de 2017

* En virtud de la realidad le suplicamos la valentía de honrar la banda presidencial. 
* Y que sino lo hacía el objetivo solo sería terminar el mandato

Enero de 2018

* Estaba claro que solo se estaba llevando a cabo el Plan Durar.

Abril de 2018

* Le sugerimos cambios urgentes porque así no termina el mandato
* Volvimos a insistir con que prueben con la verdad.

Mayo 2018

* La primera corrida cambiaria era inminente y dijimos se acabó el tiempo
* Tenemos un dramático desbalance de pago, ergo las Lebacs eran el menor de los problemas. 
* El ciudadano de a pie penaba que seguía viviendo un mundo de fantasía.
* Y fuimos los primeros en sostener que vamos camino a una nueva hiperinflación.

Junio de 2018

* Con el FMI revisando cada decisión nos quedábamos sin Plan Primavera posible
* También se podían reconocer a los culpables cuando los PRO son contras. 
* Y que la semejanza a crisis anteriores nos llenaba de dudas.
* Sin embargo volvimos a insistir y recibir críticas despiadadas pero alguien lo tiene que decir.

Julio de 2018

* Ya las cartas están echadas, es tarde para arrepentirse, se intenta llevar adelante una estrategia demencial que nos lleva directamente y sin lugar a ninguna duda a un nuevo e inevitable default.

Lo estamos invitando nuevamente a leer cada uno de las editoriales que mencionamos y podrá dar cuenta que las cosas no se dan por casualidad sino porque en economía existen causas y consecuencias.

La política jamás en la historia argentina logró evitar una crisis, sino que muchas veces las ha acelerado y/o agravado.

A un país quebrado, con la pérdida total de confianza del exterior, su tipo de cambio atrasado e inestable, sin reservas genuinas y déficit gemelos no lo van a salvar de una crisis histórica un grupo de iluminados, sino un consenso a partir del reconocimiento de la realidad por parte de todos los actores, gobierno y oposición mas sindicatos y empresarios.

Pero para la Argentina de hoy, lograrlo es una absoluta entelequia, un imposible.

Entonces, seguramente será al revés: la herencia recibida, los errores de gestión de la actual conducción mas el egoísmo y falta de patriotismo del resto de los actores van a generar una reacción social mucho peor aún a los momentos vividos en Diciembre de 2001.

Y quizá luego de pasar por una gran crisis con violencia social se presenten las condiciones para salir adelante.

Hasta la Cumbre del G20 será un país, durante y posterior a la visita de los líderes del mundo Argentina será escenario de un colapso económico, corrida bancaria y grandes disturbios sociales con un principio mas que anunciado pero un final incierto.

Usted podrá tildarnos de agoreros o de tremendistas, pero hágalo si se ha tomado el tiempo de leer todas y cada una de las editoriales que hemos descripto en los párrafos anteriores. De lo contrario, Ud. sólo será un socio mas del Club Mentime Que Me Gusta.

En términos de mercados, el mercado local está operando lateral para luego caer otro 50% en dólares, quizá hasta principios de Septiembre se sostenga luego con la nueva corrida cambiaria y la finalización del período pactado con los Bancos y Fondos para poder desarmar sus posiciones en pesos llegará la otra "pata de baja".

Y, finalmente, cuando el tipo de cambio se desboque y no tenga techo cierto llegará la caída final, similar a 2001, donde las principales especies cayeron desde sus máximos un 99%, si leyó bien, un 99%.

La guerra comercial se va a agudizar, los países se van a defender través de sus monedas y la tasa de interés de 10 años de los bonos del Tesoro estadounidense están listas para romper la barrera del 3.15% y luego ir rápidamente en la búsqueda del 4%. Aquí sí se podrá hablar con mayor fundamento que el factor externo le va a hacer mucho daño al mundo emergente.