EN ESPAÑA

Escándalo con Ponzio y Franco por el supuesto arreglo de un partido

El ex futbolista del Zaragoza y actual capitán del Atlético de Madrid, Gabi Fernández reconoció este jueves (02/10) ante la justicia española un presunto arreglo del partido Levante-Zaragoza, disputado en 2011, que retiró de una cuenta bancaria una cantidad aproximada a 85.000 euros en los días previos al encuentro y que después devolvió ese dinero al club. En ese partido, Gabi anotó dos veces y Zaragoza venció a Levante por 2 a 1 y lo que le permitió a su equipo mantener la categoría. En ese encuentro jugaron tres argentinos: Leonardo Franco, Leonardo Ponzio y Nicolás Bertolo.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- Los países europeos no escapan a los problemas económicos como los que aquejan a los clubes de fútbol argentinos ni a las prácticas irregulares. Este jueves (02/10), el ex futbolista del Zaragoza y al actual capitán del Atlético de Madrid, Gabi Fernández, considerado el héroe del partido que revalidó la permanencia del Zaragoza contra el Levante el 21 de mayo de 2011, admitió ante la justicia española un supuesto arreglo de ese partido, según dio a conocer el diario Marca de Madrid. 

Además, el diario el País reveló que Gabi retiró de una cuenta bancaria una cantidad aproximada a 85.000 euros en los días previos al encuentro y que después devolvió ese dinero al club. El futbolista sostuvo que ignora para qué fue utilizada posteriormente la cantidad devuelta.

También, la fiscalía sostuvo que una decena de jugadores del Zaragoza recibió ingresos en sus cuentas procedentes del club y que posteriormente fueron retiradas en bloque por varios de ellos, aunque no todas el mismo día. Las cifras oscilan entre los 85.000 y los 90.000 euros, para un total cercano al millón de euros. 

La declaración de Gabi apuntó contra Agapito Iglesias, por entonces presidente de la entidad aragonesa. Otras fuentes cercanas al caso señalan también a Iglesias como el principal protagonista de la conspiración por su capacidad como presidente para autorizar las transferencias monetarias. En tanto otra versión señala que el expropietario afirmó que el dinero entregado a los futbolistas fue en concepto de primas. De la afirmación de Agapito Iglesias y de la de Gabi se deriva una contradicción. No se entiende que un dinero entregado como prima hubiera que devolverlo antes de que se disputara el partido. Gabi también aclaró que “el favor” realizado supuestamente se debía a las dificultades económicas del Zaragoza que, un mes después, entró en concurso de acreedores. 

Por otra parte, el diario deportivo AS dio a conocer que hasta 20 futbolistas han sido llamados por la Fiscalía Anticorrupción, que ha encontrado serios indicios del arreglo del encuentro del 21 de mayo de 2011. También hay miembros del cuerpo técnico del Zaragoza (no así del Levante), directivos de aquella época, entre los cuales está el expresidente Agapito Iglesias, e incluso utileros. Si el fiscal encuentra indicios criminales, como ya se ha deslizado que será, presentará una inminente querella ante el Juzgado de Instrucción correspondiente por reparto.

De confirmarse el arreglo del partido, la justicia española podría castigar a la insitución implicada en la maniobra a una pena de seis meses a los cuatro años de cárcel y de uno a seis años de inhabilitación.

Según As hay cuatro casos concretos sobre los que la Fiscalía ha centrado sus pesquisas: Leonardo Franco, Leonardo Ponzio y Agapito Iglesias son sospechosos principales. Los dos primeros juegan en la Argentina y han solicitado declarar por escrito para no tener que viajar.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario