INVESTIGACIÓN

INVESTIGACIÓN EN CURSO

En la pista de Lázaro, en Uruguay tienen un apellido: Guthux

Es una carrera contrarreloj: la Justicia uruguaya investiga a Lázaro Báez y su red de vínculos comerciales, mientras en la Argentina se apura una legislación que permita un blanqueo de dinero que permita exhibir todo en regla. En la prensa uruguaya hay novedades sobre negocios de Lázaro Báez, y aparecen nombres de su staff, que a su vez, parece, también son del conocimiento de la familia Kirchner.

 

Antecedentes: El 06/11/2008, Néstor Kirchner adquirió el hotel Alto Calafate pagando US$ 2 millones, un monto que provocó mucho escándalo porque fue comprado por él poco antes de una corrección en la paridad cambiaria, ganando así una suculenta diferencia. Se trata de un emprendimiento turístico, ubicado en El Calafate, Santa Cruz, y hasta entonces pertenecía a la empresa Hotesur S.A. La administración del hotel corre por cuenta de Valle Mitre S.A., que preside Adrián Berni, y cuyo control accionario sería de Lázaro Báez. El gerente financiero de Valle Mitre S.A. es Oscar Osvaldo Guthux. 
 
Al hotel también se encontraba/encuentra vinculado el contador público nacional Daniel Pérez Gadín, a quien Jorge Leonardo Fariña señaló, en diálogo filmado por Jorge Lanata, como propietario de un campo en José Ignacio, Uruguay. Pérez Gadín es investigado para conocer su verdadero vínculo con Lázaro Báez y su hijo Martín Báez. El juzgado de Crimen Organizado en Uruguay inició una investigación en el mismo sentido, tras una denuncia presentada por los diputados nacionales Graciela Ocaña y Manuel Garrido, quienes advirtieron que la presunta red de lavado operaba en Uruguay a través de sociedades anónimas fantasmas. A su vez, la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF) del Banco Central de Uruguay está investigando la compra-venta de El Entrevero y las cuentas bancarias de los actores que participaron en el negocio.
 
Cristina invirtió en tecnología en el hotel Alto Calafate. Por ejemplo, en el salón Patagonia C&C, el primero para eventos VIP en la provincia de Santa Cruz. Y el proyecto era más ambicioso porque en la inauguración de aquel salón, Berni mencionó la ampliación de la Hostería Las Dunas, había relevado la agencia OPI Santa Cruz. Ese complejo había sido adquirido por Báez y remodelado por Austral Construcciones. Báez también era el propietario de X Mitre, vendedora de servicios turísticos, por ejemplo en Alto Calafate, y el campo La Usina, cuyo restaurante rural también participa del circuito turístico.
 
Valle Mitre SRL, con domicilio legal en Avenida del Libertador 761, de Ciudad de Buenos Aires, era gerenciada por Adrián Bourget, pero había sido creada por Máximo Carlos Maratta y Alejandro Baldini, quienes cedieron sus acciones a Ricardo Albornoz y a su esposa Edith Magdalena Gelver. Albornoz es el escribano que constituye las empresas de Lázaro Báez. OPI recordó que en la oficina de Albornoz fue donde Fernando Butti tuvo que firmar toda la documentación de transferencia de Austral Construcciones cuando Lázaro sospechó que Butti le era infiel. Albornoz fue fotografiado por Francisco Muñoz, de OPI, en octubre de 2012 saliendo de la casa de Cristina Fernández de Kirchnere, en Río Gallegos, porque llevaba adelante los negocios e intereses de la familia.
 
En el hotel Alto Calafate aparece también Daniel Pérez Gadín, contador contratado por Báez, y a quien Fariña señaló, en una cámara oculta de Lanata, como propietario de un campo en José Ignacio. El funcionario que contestó el teléfono del hotel explicó ayer a El Observador que Pérez Gadín también dejó de trabajar allí.
 
La Justicia argentina indaga a Pérez Gadín como uno de los hombres que hasta estos días manejó negocios de Báez. El empresario y su hijo Martín Báez son investigados por presunto lavado de dinero del gobierno kirchnerista. 
 
El juzgado de Crimen Organizado en Uruguay inició esta semana una investigación en el mismo sentido, tras una denuncia presentada por los diputados argentinos Graciela Ocaña y Manuel Garrido. Los diputados advierten que la presunta red de lavado operaba en Uruguay a través de sociedades anónimas fantasmas. 
 
A su vez, la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF) del Banco Central está investigando la compra venta de El Entrevero y las cuentas bancarias de los actores que participaron en el negocio.
 
 
por NICOLÁS DELGADO
 
MONTEVIDEO (El Observador). Óscar Osvaldo Guthux, gerente de finanzas de Valle Mitre, grupo que administra el Hotel Alto Calafate, que pertenecía al expresidente argentino Néstor Kirchner y que es administrado por el empresario kirchnerista Lázaro Báez, es el actual presidente de Traline, la sociedad anónima que compró en US$ 14 millones el campo El Entrevero, ubicado en José Ignacio. Báez está siendo indagado en Argentina en varias causas de lavado de dinero. 
 
Luego de que el periodista argentino Jorge Lanata informó a El Observador en una entrevista que el presunto lavado de dinero comprendió una compra en Uruguay, El Observador llegó hasta el nombre de Alejandro Maximiliano Acosta, quien firmó la escritura por la parte compradora. 
 
Acosta presidió Traline desde el 23 de febrero de 2011. Ese día, el capital accionario de la sociedad anónima era de US$ 76.000. Sin embargo, un mes después, en marzo de 2011, su capital aumentó a US$ 14 millones, con los que compró 150 hectáreas de El Entrevero. 
 
Acosta es socio de Leandro Fariña, el valijero de la presunta red de lavado de dinero liderada por Báez y Kirchner. El 27 de abril de 2011, un mes después de concretarse el negocio en José Ignacio, Acosta fue testigo de la boda entre Fariña y la modelo Karina Jelinek.
[ pagebreak ]
 
Dos meses después del casamiento, el 22 de junio de 2011, Traline cambia otra vez de presidente. Ese día, Guthux, gerente financiero de Valle Mitre S.A., el grupo que administra el Hotel Alto Calafate, asume como presidente de Traline, la sociedad anónima que compró El Entrevero.
 
Las versiones que circulan en la vecina orilla indican que el negocio de El Entrevero distanció a Báez de Fariña, porque el valijero se habría quedado con dinero del empresario. Quizá fue por esa razón que dos meses después de concretar la compra, el 22 de junio de 2011, Acosta fue desplazado de Traline y Guthux quedó como presidente.
 
Ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) de Argentina, Guthux declaró en 2008 que no integraba ninguna sociedad y que era un “trabajador autónomo” cuyos ingresos alcanzaban los $15.000 (US$ 4.343 de entonces). 
 
En la red social Linkedin, Óscar Guthux figura hoy como gerente de finanzas de Valle Mitre S.A., empresa propietaria de los hoteles Alto Calafate, Las Dunas y La Aldea. 
 
Un funcionario de Alto Calafate explicó a El Observador que Guthux trabajó en ese hotel en concreto, pero que ya no lo hace desde el año 2010. 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario

Te puede interesar