Leído

Dabove arrancó en el ‘Ciclón’ con la presencia de los polémicos hermanos Romero

Jue, 21/01/2021 - 6:28pm
Enviado en:
Por Urgente24

Diego Dabove puso en marcha este jueves (21/01) su ciclo como nuevo entrenador de San Lorenzo de Almagro con la presencia de los polémicos hermanos paraguayos Ángel y Óscar Romero en el predio de la Ciudad Deportiva del Bajo Flores.

b7b28cad52c3073f46785e11241fbfe5.jpg

Contenido

En plena etapa de pretemporada y con mucha actividad en el mercados de pases de jugadores, el plantel de San Lorenzo de Almagro, con la presencia de los controvertidos hermanos paraguayos Ángel y Óscar Romero, inició este jueves (21/01) el ciclo de su nuevo director técnico, Diego Dabove, en la Ciudad Deportiva del Bajo Flores.

El club publicó en sus redes sociales una foto en la que se muestra al exentrenador de Godoy Cruz y Argentinos Juniors en un enfático mensaje al grupo de jugadores, parado sobre una de las canchas auxiliares del predio.

En la primera línea de la formación escuchan al DT los paraguayos Romero, quienes volvieron quedar en el centro de la polémica la semana pasada cuando el mediocampista Ignacio Piatti, desvinculado del club, reveló detalles de sus privilegios dentro del club.

Piatti, campeón de la Copa Libertadores 2014, denunció además que los hermanos “hicieron echar a dos o tres técnicos” desde su llegada a Boedo, a mediados de 2019.

Detrás de los Romero en la foto, se ubica el defensor Andrés Herrera, el juvenil que Ángel Romero fracturó en septiembre pasado tras una temeraria entrada durante un entrenamiento.

Los gemelos tienen un largo historial de conductas polémicas desde su llegada a San Lorenzo a mediados de 2019. La más resonante ocurrió en septiembre del año pasado cuando Ángel fracturó a su compañero Herrera por una fuerte infracción cometida durante un entrenamiento.

Ese día, los hermanos se retiraron antes de la práctica con recriminaciones del propio Fernando Monetti y el experimentado defensor Fabricio Coloccini. Por aquella actitud, Mariano Soso mantuvo al paraguayo separado del plantel durante una semana.

Pese a demostrar su calidad dentro del campo y de ser unas de las figuras del equipo previo al parate por coronavirus, su comportamiento fuera del campo de juego los posiciona una vez más en el ojo de la tormenta.

A principios de agosto de 2020, el regreso de los entrenamientos parecía estar cerca y Claudio “Chiqui” Tapia se reunía en Casa Rosada con parte del Gabinete Nacional y decretaba la fecha: lunes 10 de agosto. Se esperaba que los hermanos regresaran el viernes 07/08/2020 al arranque en un vuelo charter que les enviaba el club. No obstante, dos días antes avisaron que no iban a volver de Paraguay.

Las razones que esgrimieron Ángel y Óscar Romero fueron varias. Desde hace casi dos meses venían entrenándose en Ypané con la selección guaraní y no querían perder el ritmo estando 14 días cumpliendo la cuarentena obligatoria para todos los que regresan del exterior. Sus mujeres y el fisioterapeuta tampoco estaban autorizados a ingresar al país y, además (pero no menos importante), el tema económico.

Óscar y Ángel Romero finalmente retornaron a la Argentina el 26 de agosto de 2020. Los futbolistas aterrizaron en el aeropuerto de San Fernando y tuvieron algunos inconvenientes administrativos con el contingente que los acompañaba. Luego de tres horas de demora, se dirigieron a su domicilio, donde pasaron 14 días antes de sumarse a los entrenamientos del “Ciclón”.

Lo cierto es que los hermanos guaraníes no vinieron solos. Llegaron con un contingente integrado por parte del staff de trabajo personalizado y las parejas de ambos jugadores. El problema fue que algunas de las personas que volaron desde Asunción no tenían todos los papeles en regla y se iniciaron los trámites pertinentes al llegar al país en vuelo privado.

La principal traba legal fue la residencia vencida de las parejas de los jugadores, por lo que debieron pagar una multa. La Policía aeroportuaria también les reclamó un permiso de parte del Ministerio de Salud que no poseían. Finalmente, pudieron solucionar todo y dirigirse a su hogar.

En febrero de 2020, uno de los incidentes con Diego Monarriz ocurrió en el entretiempo del partido ante Talleres de Córdoba por la exSuperliga. El DT avisó en el vestuario que iba a sacar a Oscar Romero y su hermano Ángel reaccionó. Al final, ninguno de los dos salió a jugar el segundo tiempo, ni siquiera a sentarse en el banco de suplentes. Ese día, San Lorenzo perdió 1 a 0.

Al respecto, Marcelo Tinelli declaró en ese entonces: “Acá no hubo falta de respeto, pero sí algunas respuestas que se pueden obviar. Me parece una barbaridad que se esté hablando de si queda afuera éste o el otro. Le dije a Monarriz que él es el líder del grupo y que tiene que buscar calma”.

En enero 2020, transcurría​ con normalidad una práctica en la Ciudad Deportiva. Los hermanos realizaban la entrada en calor cuando un personaje desconocido se presentó en las instalaciones. Era el suegro de Oscar, que había sido invitado por el futbolista para ver el entrenamiento. Eso no cayó bien en el cuerpo técnico, que le pidió al personal de Seguridad que le hicieran saber que no podía estar ahí y lo retiraron.

Como era de esperarse, los jugadores no se quedaron con los brazos cruzados y, después de un cruce verbal a la distancia con Monarriz, se fueron al vestuario. En esa ocasión fue Hugo Tocalli el que puso paños fríos y calmó a los paraguayos.

Los hermanos Ángel y Oscar Romero llegaron a San Lorenzo en agosto de 2019, como futbolistas libres, tras jugar en Corinthians y el Shanghai Shenhua, respectivamente. Ambos eran los refuerzos de lujo de Juan Antonio Pizzi, que generaba altas expectativas en el club. “Esperamos poder devolver toda esta confianza”, fue una de las frases que dejaron en su presentación.

Ante tal repercusión por lo ocurrido, el delantero Ángel Romero pidió perdón por la lesión que le produjo a su compañero Andrés Herrera.

“Lamento mucho lo sucedido el día de hoy”, encabezó el mellizo paraguayo el comunicado que difundió a través de las redes sociales ante la “fractura infrasindesmal del peroné izquierdo” que le provocó al defensor, de 21 años y por cuyo pase había un avanzado interés de Palmeiras, de Brasil.

Los Romero tienen contrato firmado en San Lorenzo hasta el 30 de junio de 2022 pero su continuidad en el club es una incógnita en momentos que Corinthians de Brasil, exequipo de Ángel, se menciona como posible destino conjunto. 

Dabove, de 48 años, firmó contrato por una temporada y entre sus desafíos, además de los deportivos, estará la armonización de un plantel dividido por la presencia de los jugadores del seleccionado “guaraní”.

San Lorenzo disputará este año los campeonatos de AFA (incluida la Copa Argentina) y también la Copa Sudamericana, aunque podría ingresar a la primera fase de la Libertadores si Defensa y Justicia vence a Lanús este sábado en la final de la Sudamericana 2020 que se disputará en Córdoba.

El club ya tiene acordado un primer refuerzo para el nuevo DT: el defensor Diego Braghieri (33 años), que llega libre de Atlético Nacional de Colombia.

Marcador central zurdo, Braghieri se inició en Rosario Central, tuvo dos ciclos en Lanús (fue campeón de Primera, de la Copa Bicentenario y la Supercopa Argentina en 2016), otro en Arsenal (ganó la Supercopa Argentina 2012 y la Copa Argentina 2013) y luego jugó Atlético Nacional y Tijuana de México.

Diego Dabove pidió expresamente reforzar ese sector con un zurdo ya que no tendrá en cuenta a dos futbolistas de alto contrato y escasa participación en el equipo: Santiago Vergini y el uruguayo Ramón “Cachila” Arias.

La lista de prescindibles podría extenderse en las próximas horas cuando el cuerpo técnico termine de realizar su análisis del plantel junto al presidente Marcelo Tinelli y los miembros de la Secretaría Técnica que componen Leandro Romagnoli, Hugo Tocalli y Alberto Acosta.

Luego de los hisopados y los testeos clínicos de rutina, los jugadores de San Lorenzo realizaron trabajos de movilidad, técnica individual y ejercicios de posesión de pelota.

Los futbolistas presentes en la primera práctica de Dabove fueron: José Devecchi, Lautaro López Kaleniuk, Fernando Monetti, Francisco Rivadeneira y Sebastián Torrico (arqueros); Arias, Vergini, Fabricio Coloccini, Alejandro Donatti, Francisco Flores, Federico Gattoni, Herrera, Gino Peruzzi, Bruno Pittón, Gabriel Rojas y Víctor Salazar (defensores).

Nicolás Fernández Mercau, Manuel Insaurralde, Lucas Menossi, Julián Palacios, Matías Palacios, Juan Ramírez, Diego Rodríguez, Óscar Romero, Siro Rosane, Alexis Sabella y Luis Sequeira (mediocampistas); Alexander Díaz, Franco Di Santo, Nicolás “Uvita” Fernández, Agustín Hausch, Mariano Peralta Bauer y Ángel Romero.

El plantel de San Lorenzo volverá a entrenarse este viernes (22/01) a las 9 y lo hará de manera ininterrumpida hasta el sábado (31/01). A partir del próximo lunes (25/01) trabajará en doble turno y quedará concentrado en el Madero Hotel durante toda la semana.