CONFIDENCIAL

LA UE cuestionó a Brasil por no condenar las trabas argentinas

El comisario de Comercio Karel de Gucht se quejó de que el vecino país, en lugar de trabajar junto al bloque contra contra el "proteccionismo" argentino, está adoptando barreras al comercio global.

El comisario de Comercio de la Unión Europea (UE), Karel de Gucht, se quejó este lunes de que Brasil, en lugar de trabajar junto al bloque contra el proteccionismo de Argentina, está adoptando barreras al comercio global, que consideró cuestionables.

Según señala el sitio económico Valor, en un discurso sobre las relaciones UE-Brasil, en la Academia Real de Bruselas, De Gucht dijo que, a pesar de que Brasil está siendo “duramente afectado” por el régimen de licencias de importación que impuso Argentina, el gobierno de la presidenta Dilma Rousseff no se manifestó públicamente contra la medida.
 
Afirmó que, en cambio, Brasil mantuvo el silencio y “adoptó también un número de políticas cuestionables, como una tasación discriminatoria a la importación de autos, exigencia de contenido local en telecomunicaciones, y más procedimientos complicados para la importación de textiles”.
 
“Brasil también comenzó a levantar el tema de la tasa de cambio en la Organización Mundial de Comercio (OMC). Apoyamos explorar ese tema, pero no puede ser una excusa para aumentar aranceles y cerrar mercados”, agregó.
 
Europa considera que el gobierno brasileño “debería está adoptando el fuco opuesto, quejándose en voz alta y dando el ejemplo  (contra el proteccionismo)”.
 
“Es donde está su interés. Para poder crecer, Brasil precisa más integración económica en la región y en el mundo en general”. Para el comisario, el proteccionismo también es un problema para el país. Recordó que 20% de las exportaciones brasileñas van a otros países latinoamericanos.
 
De Gucht insistió durante su exposición en la “tendencia creciente” de proteccionismo en  América latina y manifestó preocupación específicamente con las expropiaciones anunciadas en Argentina, y ahora en Bolivia, que afectan intereses europeos.
 
El funcionario europeo manifestó que espera que la negociación para el acuerdo UE-Mercosur pueda tener algún avance cuando Brasil sustituya a Argentina en la presidencia rotativa del Mercosur, en julio.
 
Argumentó que un acuerdo de libre comercio podría aumentar en 9.000 millones de euros el intercambio entre las dos regiones y afirmó que la negociación no se limita a productos agrícolas e industriales.
 
“La realidad es que todos queremos producir y comercializar productos y componentes de alto valor agregado”. En su larga exposición, el comisario europeo afirmó además que la UE y Brasil son aliados en un mundo en transformación.
 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario