CRÓNICAS DE 2019

23/02: Que Macri no confunda placer con amor

Cuando asistió a la jornada de cierre del 53 Coloquio de IDEA (Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina), Mauricio Macri dijo: "¿Qué es el 'Círculo Rojo'? Acá son todos del 'Círculo Rojo', no hay dudas. Es la gente políticamente involucrada, que lee los diarios todos los días, que participa y discute. Cuanto más grande es el 'Círculo Rojo' y más coraje tiene, más sólida es la institucionalidad del país". Sin embargo, según escribió el periodista José Calero, "Mauricio Macri está decepcionado con el 'Círculo Rojo', ese complejo entramado que entrecruza al poder político y económico, porque considera que no acompañó con énfasis el cambio de paradigma impulsado por su administración, y evitó hacer el esfuerzo necesario para, por ejemplo, combatir la inflación." ¿Qué ocurrió de una a otra definición?

1. Los periodistas acreditados en la Casa Rosada -el caso de Santiago Fioriti, del diario Clarín- afirman que Mauricio Macri se encuentra desencantado con el llamado 'Círculo Rojo', de cuyos integrantes esperaba mayor acompañamiento en su gestión presidencial. Sin embargo, Macri no debería personalizar excesivamente su decepción. Desde hace mucho tiempo el llamado 'Círculo Rojo' desconfía de la Argentina en general donde, paradójicamente, residen muchos de sus integrantes que todavía no afincaron en Miami (Florida, USA). La ininterrumpida fuga de divisas es la expresión más consolidada de esa conducta, y es el mínimo denominador común entre las diferentes gestiones presidenciales. El 'Círculo Rojo' aplaudió la reunificación del mercado cambiario y el parcial abandono del incumplimiento o 'default' de la deuda pública externa. Ahí ocurrió la confusión de Macri, quien creyó que, entonces, en forma automática, el supuesto 'Círculo Rojo' aplicaría recursos para el éxito de Macri, pero el placer no equivale al amor, debería conocer ya a esta altura de su vida el Presidente.

2. Resulta muy voluntarista, quizás ramplón, el enfoque de Macri acerca de lo sencillo que le iba a resultar convertir al 'Círculo Rojo' en militante de su gestión. En 1er. lugar, una porción del 'Círculo Rojo' había votado o por Daniel Scioli o por Sergio Massa. Es más: fueron integrantes del 'Círculo Rojo' los que quisieron convencer a Macri que concretara una alianza con Massa en el territorio bonaerense pero Macri lo rechazó aunque Vidal, ya gobernadora, lo concretó. Luego, el 'Círculo Rojo' evaluó que el triunfo de Macri fue por una diferencia mínima, no fue una victoria arrolladora sobre su contrincante. Y por si faltara algo para poner en alerta a ese colectivo de influenciadores, Macri no explicitó un programa económico ni designó un ministro de Economía.

3. La Administración Macrí expresó su intención de recurrir al endeudamiento público externo para financiar el gasto público, y para ello ofreció instrumentos financieros del Estado que retribuyen una tasa de interés real positiva y una estabilidad cambiaria para el ingreso/egreso de capitales del 'Círculo Rojo' en el exterior: el procedimiento se llama 'carry trade' (un inversor vende una cierta divisa con una tasa de interés relativamente baja y compra otra diferente con una tasa de interés más alta). Y el 'Círculo Rojo' aceptó la oferta de Macri. El Presidente debería contemplar que su política de endeudamiento feroz sólo pudo concretarse porque el 'Círculo Rojo' participó de la propuesta. Un cuestionamiento de Macri podría consistir en que le cobraron caro por el préstamo. Pero él deberá conceder que el precio del dinero global, en especial el que se aplica a los deudas corporativas, no lo fija la Argentina en forma unilateral. Lo único que puede hacer para reducirlo es bajar la tasa de riesgo-país pero las decisiones profundas que se le requería a Macri en materia de déficit fiscal, precios relativos, balanza comercial, etc., fueron respondidas por el Presidente con un cuentagotas llamado 'gradualismo' o 'pago en cuotas'. Cada decisión tiene consecuencias. En este caso, el 'Círculo Rojo' decidió la cautela y fragmentar sus reacciones.

4. ¿Qué hubiese provocado respeto del 'Círculo Rojo' hacia el Presidente y su equipo? Un buen diagnóstico de la situación. Los sucesivos diagnósticos que realizó Macri no coincidieron con las expectativas del 'Círculo Rojo' comenzando con la benevolencia presidencial en la explicación de la herencia recibida de Cristina Fernández de Kirchner. ¿Qué hubiese provocado euforia en el 'Círculo Rojo'? Por ejemplo, la difusión de un cronograma detallado que apuntara a recuperar los superávits dobles (el fiscal y el de la balanza comercial). No obstante, Macri envió el mensaje de que no era una posibilidad por sus supuestas consecuencias socialmente conflictivas. ¿Por qué, entonces, el Presidente se puede manifestar desencantado con el 'Círculo Rojo' cuando él decidió no satisfacer sus inquietudes? En jerga futbolera, tal como le apetece a Macri: el Presidente pretende que el 'Círculo Rojo' lo trate como si hubiera ganado la Copa del Mundo cuando apenas ha obtenido un par de triunfos en la SuperLiga doméstica, y varias derrotas también.

5. Para que una porción mayoritaria del 'Círculo Rojo' recupere su relación con el presente y futuro argentino, más allá de Macri, deberían ocurrir varias gestiones consecutivas exitosas. En todo caso, el Presidente debería acertar en 2 mandatos sucesivos y conseguir un heredero que garantice la continuidad del éxito. Es imprescindible para intentar que el 'Círculo Rojo' modifique su incredulidad/agnosticismo acerca de la Argentina. Y no es sencillo de conseguir. Esto quiere decir que, hasta entonces, es el Presidente quien debe realizar el esfuerzo de atraer al 'Círculo Rojo' con acciones correctas y no considerarse insatisfecho porque no ha sido acompañado según sus expectativas.

6. La escasez de éxitos en los 2 años y 2 meses transcurridos incrementa las exigencias y prevenciones del 'Círculo Rojo' al Presidente, y es previsible. En especial se percibe que hay un cambio de la situación global que Macri no ha considerado. El Presidente llegó esperanzado en conseguir financiación externa relativamente barata mientras reducía el déficit fiscal por incremento de la recaudación fiscal más que por poda del gasto público. Pero el escenario global es de tasa de interés estadounidense en alza y eso impacta en los mercados internacionales. La reacción de la Administración Macri es recurrir a la financiación doméstica y buscar cómo concretar una mayor presión tributaria, en vez de modificar su estrategia sobre gasto público.

7. No cabe duda que el Presidente se está equivocando en su relación con el 'Círculo Rojo', un concepto invención de Jaime Durán Barba, quien le aconsejó al Presidente exhibirse 'del lado de la gente' -tal como si los del 'Círculo Rojo' fueran extraterrestes- porque la obsesión del especialista en marketing político era ocultar o deshacer el vínculo visible entre el apellido del Presidente y la fortuna de la familia Macri. En la reconstrucción de la identidad de Macri que realizó Durán Barba, el paso por Boca Juniors vinculaba a Macri con 'el pueblo'. Entonces, ser un 'desclasado' resultaría virtuoso porque la idea de que Macri gobierna para los ricos como él tiene un apego muy sensible en la clase media. Lo primero que deberían hacer Macri y Durán Barba es asumirse como integrantes del 'Círculo Rojo' y dejar de intentar imponer una mentira, que lleva a otras.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario