MUNDO

ELECCIONES

Último debate en Perú, donde sondeo posterior a la matanza en el Vraem muestra empate técnico

Los 6 puntos de diferencia entre Pedro Castillo y Keiko Fujimori que arrojaban sondeos previos a la matanza del domingo pasado en la localidad del Vraem en Perú, se han convertido en solo 1 punto tras ella. Anoche, el debate.

El domingo 23/5 tuvo lugar una masacre en una localidad del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), en Perú, que podría resultar determinante para el resultado electoral.

Recordemos que en una semana, el domingo 6/6, Perú elegirá presidente en un balotaje dirimido entre la candidata de derecha, Keiko Fujimori, y el de la izquierda, Pedro Castillo. Hasta el momento previo a dicha masacre, las encuestas de intención de voto mostraban como claro favorito a Castillo. Ya no más.

El 23/5, 16 personas fueron asesinadas en un bar en dicha región, entre ellas 2 niños. Sus cuerpos fueron hallados calcinados e irreconocibles, reportaron las Fuerzas Armadas de Perú. Junto a los cuerpos de los asesinados, se encontraron panfletos que adjudicaban el atentado al Militarizado Partido Comunista del Perú (MPCP), supuesto remanente de Sendero Luminoso, el grupo maoísta que en los '80 y los '90 declaró la guerra al Estado peruano, iniciando un conflicto que dejó 69.000 muertos.

Los panfletos hallados junto a los cadáveres llamaban a los peruanos a abstenerse de participar en el balotaje y calificaban de "traidor" a quien votara por Fujimori, de acuerdo a lo que publicaron medios locales:

"¡Pueblo peruano: Boicót a las elecciones burguesas, porque no es tu camino: No ir a votar. Votar en blanco. Votar en nulo o viciado!", rezaban los panfletos. "¡Quien vota a favor de Keiko Fujimori es traidor, es asesino del VRAEM, es asesino del Perú!"

El Vraem es una región de población rural, donde tiene su principal caudal de votos Castillo.

El hecho dio cauce a los detractores del candidato de la izquierda, quienes lo vinculan a él y a su partido, Perú Libre -de tendencia marxista-leninista-, con Sendero Luminoso, y con otro movimiento que pide la libertad de los senderistas presos.

“Nosotros deslindamos abiertamente con situaciones o posturas extremistas en el país”, se defendía Castillo a fines de abril, en una extensa entrevista por radio.

Para Castillo, “los crímenes tienen un claro objetivo politico a favor de la derecha". "En nuestro Gobierno impulsaremos mayor presupuesto en la investigación policial para determinar las verdaderas causas de estos atentados", dijo tras el ataque.

"¿Es la izquierda que necesita de SL (Sendero Luminoso) para ganar las elecciones o es la derecha que la necesita? Al final los contrarios se necesitan [...]", tuiteó Vladimir Cerrón, fundador de Perú Libre. Agregó que su agrupación "condena todo acto de terrorismo".

Del otro lado de la vereda está Keiko, hija del expresidente Alberto Fujimori, preso por violaciones a los derechos humanos, pero a quienes sus seguidores le atribuyen el fin del conflicto con Sendero Luminoso. Fernando Rospigliosi, miembro del equipo técnico de Fujimori, tuiteó tras el ataque que "los aliados y defensores de Castillo culpan (del ataque) al narcotráfico o a cualquiera para ocultar la verdad. ¿Por qué será? ¿Por qué defienden a Sendero Luminoso?"

Tras el atentado, surgió el interrogante: ¿tendría incidencia lo ocurrido en las encuestas, ya sea en una dirección a la otra?

¿Prevalecería el relato de Fujimori, que busca vincular a Castillo con el grupo guerrillero? Desde el comienzo de su campaña, colaboradores de Fujimori advierten que si gana Castillo, maestro rural, retornará el terrorismo a Perú.

Pero Castillo, por el contrario, hace gala de su condición de rondero (miembro de las patrullas campesinas que se enfrentaron a Sendero Luminoso), explica el diario La Vanguardia.

¿O pesaría más el relato de Perú Libre, que insinúa que la derecha podría haber estado involucrada en una suerte de falso atentado para favorecer su posición? “A quien beneficia el crimen, ese es el autor”, tuiteó Cerrón, citando a Séneca.

Sondeos posteriores al hecho muestran que es Keiko quien se ha visto reforzada, aunque es imposible saber a ciencia cierta si fue la matanza la que provocó un cambio en la opinión pública.

El diario La Vanguardia indica que antes de los asesinatos, Fujimori ya llevaba semanas recuperando posiciones en las encuestas, que al inicio de la carrera por el balotaje arrojaban una amplia ventaja para Castillo.

Tras el atentado, la diferencia entre ambos se hizo muy estrecha, apenas un punto (50,5% frente a 49,5%) a favor del izquierdista, mientras que antes de la matanza era superior a 6 puntos (53,2% frente a 46,8%), según la consultora Datum.

En este tenso contexto, Fujimori y Castillo tuvieron anoche (30/5) su segundo último debate.

Ambos candidatos presentaron sus plataformas en 6 bloques: Perú del Bicentenario; salud y manejo de la pandemia; economía y promoción del empleo; educación, ciencia e innovación; lucha contra la corrupción e integridad pública y derechos humanos, políticas sociales y atención a poblaciones vulnerables.

Fujimori acusó a Castillo de machista y "tirapiedra", por los ataques a una comitiva fujimorista en la víspera del debate, en la ciudad de Arequipa. 

La candidata mostró la presunta piedra lanzada contra su comitiva, que dejó 7 heridos y al menos 5 detenidos.

Castillo se mostró concentrado en presentarse como el candidato más íntegro y honesto: 

"Soy  un hombre de trabajo, de fe y esperanza, yo sé lo que es raspar una olla y darle comida a mi familia", dijo. "Vengo del magisterio preocupado por la educación, con las manos limpias. Nosotros sabemos que el mejor abono de la tierra es el sudor del hombre (...) es mentira que te vamos a quitar el pan, tu fábrica, tu casa, los que trabajamos somos como se cautela, no más pobres en un país rico", acotó.

Cuando tuvo que atacar a Fujimori, lo hizo por el lado de la corrupción, diciendo que esta es "sinónimo de fujimorismo", y además, pidió que la candidata pida perdón a las mujeres esterilizadas forzadamente durante el gobierno de su padre.

"Esto se está investigando y será el Poder Judicial quien finalmente determine si hubiese alguna responsabilidad individual", replicó Keiko, insistiendo en que no hubo una "política de Estado" por las esterilizaciones forzadas durante el gobierno de su padre.

"Usted (Castillo) no solamente ha generado agresiones contra periodistas, sino contra ciudadanos", lo acusó Fujimori.

El candidato de izquierda desmintió informaciones lanzadas en su contra como que va a confiscar ahorros así como negó ser "comunista" o "terrorista":

“Ponen paneles para llamarte ‘terruco’ (terrorista), chavista y comunista, pero hoy mismo vuelvo a decir que renunciaré a mi sueldo de presidente. Conduciré el país con un sueldo de maestro. Yo estoy aquí por el Perú. No me mueve otro interés”, aseguró Castillo.

En cuanto a la pandemia, la candidata de derecha prometió eliminar las pruebas rápidas y reemplazarlas por moleculares, así como gestionar las vacunas y el oxígeno para combatir la pandemia.

Castillo prometió que, si gana, la salud dejará de ser "un privilegio" para convertirse en un derecho real: "Para nosotros la salud no es solo la pandemia, es un problema estructural e histórico ¿Antes de la pandemia los hospitales no estaban colapsado? ¿Antes de la pandemia no habían grandes problemas de salud? Esta pandemia ha desnunado el precario sistema de Salud", puntualizó. 

Por otro lado, la candidata fujimorista prometió entregar un bono de 10 mil soles (unos US$ 2600) para aquellos que perdieron un familiar a causa de la Covid-19.

En cuanto a la economía, Fujimori prometió una exención de impuestos a medianos y pequeños empresarios, además de créditos a emprendedores. Castillo aseguró que va a impulsar una "economía popular con mercado. El Estado tiene que controlar los mercados, trabajaremos de la mano con las empresas".

Prometió la creación de al menos 1 millón de empleos por año, así como créditos a micro y pequeños empresarios, así como que va a "hablar con empresas eléctricas y telefónicas para disminuir el costo de los servicios".

Castillo ratificó su voluntad de reformar la Constitución en caso de ser elegido presidente. Su intención de convocar a un referéndum para instalar una Asamblea Constituyente.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario