GLOBAL

CRISIS EN UNIDAS PODEMOS

Un alivio para casi todos: Pablo Iglesias se fue de la política

El líder de Unidas Podemos y candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, ha anunciado su retiro de la política partidista tras el fracaso electoral del 04/05. Iglesias ha reconocido que su papel ya “no es útil” para su partido, y que se ha convertido en un “chivo expiatorio” para el crecimiento de la “extrema derecha”.

Pablo Iglesias apostó por la épica del sacrificio. De haber renunciado a su carrera, su proyecto político y su cargo como vicepresidente para "frenar a la ultraderecha". 

"Irse por la puerta grande de la historia con audacia y generosidad, tras llevar Unidas Podemos al primer Gobierno de coalición desde la vuelta de la democracia y dejarlo para morir sin honores en la trinchera del 'no pasarán'. No es que pasasen, sino que el animal político que creó el partido que acabó con el bipartidismo, el que se imponía en los debates electorales, el 'enfant terrible' que se convirtió en vicepresidente del Gobierno contra todo pronóstico se emborrachó de su propia épica, colocó un puente de plata para la campaña de sus rivales políticos y dejó su formación al borde la absorción de la que fue su escisión.

(...) Las repercusiones en el Gobierno de coalición están por determinar, mientras que es de esperar que Iglesias intente escribir su relato de su puño y letra. Procedente de un entorno "marcado por las heridas del compromiso", como repetía en sus inicios políticos, no parece que vaya a pasar a la 'clandestinidad' de un día para otro. Sabotear Matrix siempre fue lo suyo, y ahora parece que quiere hacerlo de la mano de la televisión, "el gran dispositivo mediático de nuestro tiempo, lo más importante para establecer y determinar lo que piensa la gente (más aún que la educación, la familia o la Iglesia)", decía en uno de sus artículos académicos pre Podemos. Parece que fue hace un siglo. Pero fue hace pocos años."

Yolanda Díaz

Iglesias ha reafirmado que Yolanda Díaz será su relevo en el Gobierno y en el partido. Ella tendrá la obligación de intentar hacer sobrevivir a Podemos después de la salida de su fundador y líder máximo.

En una reciente entrevista con el diario italiano 'Il Corrierre della Sera', Iglesias reconocía que "la política corre rápido y mi figura está gastada", para asegurar en referencia a Yolanda Díaz que "es necesario comprender cuándo dar un paso adelante para guiar y cuándo hacia atrás para estar en posición más modesta".

Con respecto al resultado electoral y la victoria de Isabel Díaz Ayuso, el líder morado ha sostenido que “hemos conseguido una participación masiva en las ciudades del sur, y esto no se ha traducido en lo que buscábamos. Por el contrario, ha consolidado la victoria de la derecha trumpista”, ha afirmado Iglesias después de confirmarse que Unidas Podemos queda último partido en Madrid, con 248.000 votos.

“El éxito electoral de la derecha trumpista que representa Ayuso y la consolidación de vox es una tragedia”, ha insistido. “En términos estatales auguro que estos resultados van a agudizar los problemas territoriales. Nunca Madrid había sido tan diferente. Auguro que la deslealtad institucional de Madrid se va a intensificar”, ha cerrado el líder de Podemos, antes de abrazar a toda su cúpula, que le ha acompañado durante el discurso.

Antes de irse ha lanzado una indirecta a sus excompañeros de Más Madrid: “Hay que felicitar a Mas Madrid por su resultado, aunque la suma de toda la izquierda es insuficiente. Nuestro resultado, aunque hayamos mejorado, sigue siendo una suma insuficiente para ser una alternativa a la derecha”. 
Más Madrid, resultado de la escisión de Podemos en 2019, ha ganado al PSOE y es la 2da. fuerza en la Comunidad de Madrid.

Iglesias fundó Podemos en enero de 2014 con otros compañeros, varios de ellos ahora en Más Madrid. 

3 años después, Iglesias logró salvar los muebles manteniendo la cuota de 35 diputados durante dos comicios, hasta alcanzar la vicepresidencia del gobierno tras el pacto con Pedro Sánchez. A partir de ese momento, sin embargo, su proyección fue cada vez a peor.

“La inteligencia política tiene que estar por encima de cualquiera consideración. Ser útil para Unidas Podemos es mi mayor aspiración, creo que es evidente que a día de hoy, no contribuyo a sumar. Por lo tanto, cuando la situación es esta, uno tiene que tomar decisiones sin contemplaciones. Dejo todo mis cargos, dejo la política entendida como política de partido. Seguiré comprometido con mi país, pero yo no voy a ser un tapón”, prometió.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario