Leído

DUQUE EN PROBLEMAS

Otro país en llamas: Tres muertos, ley seca y cacerolazos en Colombia

Vie, 22/11/2019 - 3:28pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El pasado jueves 21/11, como habían anunciado días antes, Colombia se sumó a los otros dos países de América Latina que están social y políticamente convulsionados. Si bien muchos aseguraban que se trataba de un simple paro nacional, según informaron desde el gobierno, tres manifestantes murieron durante las protestas del jueves. En tanto, los reclamos continúan y ya se organizan movilizaciones y cacerolazos para este viernes 22/11. En tanto, desde el Estado deciden aplicar la Ley Seca a partir del mediodía del viernes hasta el sábado, pero se descartó un toque de queda.

Contenido

Hace aproximadamente 40 años que Colombia no es testigo de un paro general y a nivel nacional como el que vivió el pasado jueves 21/11, donde miles de personas en todo el país, en la capital, Bogotá, y en las grandes ciudades, Medellín, Cali, Cartagena, Barranquilla, Bucaramang, salieron a las calles a pedir "contra el paquetazo de medidas regresivas en materia económica, social, laboral y ambiental, por la vida, la paz y los derechos humanos", así explicó el Comité Nacional de Paro, la organización encargada de convocar y liderar las manifestaciones y formada por sindicalistas, indígenas, estudiantes, entre otros. 

Es así que Colombia se une a Chile y Bolivia y por qué no también a Ecuador, a todos los países de la región latinoamericana que estallaron en protestas durante los últimos meses. Si bien las razones y los desenlaces serán distintos entre sí, todos los países tienen en común que después de estar durante años en silencio a comparación de otros lugares como Argentina, donde las protestas son más frecuentes, decidieron manifestarse contra el gobierno y al parecer de una forma un tanto decisiva. Al igual que en Ecuador, en Colombia la presencia de reformas sociales a merced de las exigencias del Fondo Monetario Internacional y la OCDE, también está presente.

Esto desencadenó en por lo menos 3 muertos, según lo indicado por el recientemente nombrado ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo. “Las autoridades han confirmado la muerte de dos personas en Buenaventura en medio de disturbios y una más en Candelaria, ambos municipios del Valle (del Cauca)”, explicó el funcionario durante la mañana de este viernes 22/11 para luego asegurar que se registraron 273 heridos, entre "148 militares, 122 civiles y tres policías".

Sin embargo no hay que olvidar que en Colombia existe un factor político que no lo hay en otros países, las FARC. Es por eso que ahí se suman los reclamos contra el gobierno de Iván Duque y su malapráxis reciente en cuanto a un bombardeo contra niños en Caquetá en un operativo reciente contra las FARC disidentes (fue especialmente escandaloso el intento de ocultamiento del ministro de Defensa, que tuvo que renunciar) y quienes urgen la implementación completa del acuerdo de paz. Además el denominado "Paquetazo" por los manifestantes en referencia a las medidas del gobierno que van en contra del bolsillo de los ciudadanos.

Entre las mismas se encuentran la privatización de empresas estatales como Ecopetrol, el incremento en las tarifas de la energía eléctrica de un 35% en los estratos más bajos, una reforma tributaria para rebajar los impuestos a las grandes empresas, entre otras cosas. En consecuencia, el Comité de Paro en Colombia exige tener una reunión con el presidente Iván Duque ya que exigen atención por parte del gobierno mientras planean otro cacerolazo de cara a este viernes 22/11 por la tarde y amenazan con continuar con las movilizaciones en caso de no ver al mandatario.

"Hoy hablaron los colombianos y los estamos escuchando, el diálogo social ha sido la bandera principal de este Gobierno, debemos profundizarlo con todos los sectores de esta sociedad", dijo Duque a última hora del jueves pero sin darle a importancia a los cacerolazos posteriores. "Los hechos sucedidos con posterioridad a la marcha son vandalismo puro y no obedecen a una expresión de la voluntad popular ni serán legitimados por el derecho a la protesta", concluyó el presidente. 

Es así que en Bogotá ya implementaron la ley seca desde este viernes al mediodía hasta el sábado 23/11. Así lo explicó el alcalde de la ciudad capital,  Enrique Peñalosa. Si bien se había hablado de un toque de queda, las autoridades explicaron que por ahora es una opción que queda descartada ya que, de acuerdo a lo que explica el diario El Espectador, se considera que “hay una presencia efectiva del cuerpo policial en la ciudad” y que los brotes de violencia que se registraron fueron aislados y controlados a tiempo. En la ciudad también están cortadas las autopistas por las mismas protestas.