Leído

CUMBRE EN LONDRES

La OTAN es una bolsa de gatos: Trump y Erdogan contra Macron, quien... ¿se quiere ir?

Mar, 03/12/2019 - 3:59pm
Enviado en:
Por Urgente24

El presidente estadounidense acusó a su homólogo francés de querer retirarse de la Alianza Atlántica. Macron había dicho que la OTAN tiene "muerte cerebral", enfurecido tras la intervención turca contra los kurdos en el norte sirio. Trump defendió su decisión de retirar sus tropas para dar paso a las de Erdogan, quien quiere ahora que la organización nombre a las milicias kurdas YPG como terroristas.

Contenido

Este martes 3/12, en la jornada de comienzo de la cumbre OTAN, el presidente estadounidense, Donald Trump calificó de "insultantes" las críticas que su par francés, Emmanuel Macron, propinó a la Alianza Atlántica antes del inicio del evento. Macron había dicho hace unos días que la OTAN padece "muerte cerebral", a lo que el mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, respondió que esas declaraciones eran las que denotaban "muerte cerebral" y no la OTAN.

Las críticas de Macron llegaron tras la intervención turca en el norte sirio, en un intento de desplazar a los kurdos de la frontera. Una intervención no coordinada con ningún otro miembro OTAN además de Estados Unidos, que sacó sus tropas para dejar pasar a las de Erdogan.

Trump, quien ha criticado a la organización en múltiples ocasiones -especialmente despotricando contra la falta de compromiso de Europa- salió en esta ocasión en su defensa. Parece que el presidente estadounidense considera válidas las críticas cuando las hace él pero no otro mandatario. "Pienso que fue muy insultante (...) una declaración muy, muy desagradable para los [otros] 28 países", dijo Trump a la prensa durante un encuentro con el jefe de la OTAN, Jens Stoltenberg. "La OTAN sirve a un gran propósito", estimó el mandatario estadounidense, y agregó que "nadie necesita más la OTAN que Francia". Trump dijo que cree que Macron quiere salir de la organización. El mandatario estadounidense se alineó con su contraparte turco al decir que Turquía "no podría ser más amable, más solidario, más colaborativa", añadiendo que habían colaborado con el asesinato del líder de ISIS, Abu Bakr al-Baghdadi. Defendió su decisión de retirar sus tropas para dar paso a las de Erdogan. Trump aprovechó también para golpear a Francia en el terreno económico, referenciando su "alta tasa de desempleo" y las manifestaciones de los chalecos amarillos.

Stoltenberg dijo que no espera que los estados miembro de la alianza lleguen a una postura conjunta sobre la intervención turca, ni sobre la demanda de Ankara de que la OTAN designe a la fuerza kurda siria YPG como una organización terrorista. También refutó que Turquía -que está más cerca ahora de Rusia- pueda bloquear las operaciones de la organización en la región del Báltico, donde ya hay tropas desplegadas.

Así como están enfrentados por la posición ante Turquía, Trump y Macron comparten un interés común: la voluntad de trabajar en conjunto con el presidente ruso, Vladimir Putin, ante la reticencia de los países del Este europeo. 

Stoltenberg reveló adicionalmente que por primera vez, la OTAN discutió sobre el ascenso chino, aclarando que no planean "establecer un nuevo adversario". El mandatario estadounidense también trajo a la luz la crisis en Irán, donde según Amnestía Internacional, murieron 200 personas en las últimas protestas -la cifra es desmentida por las autoridades iraníes-.