Leído

ARDE PARIS

La capital francesa se prepara para las protestas que podrían paralizar la ciudad

Lun, 02/12/2019 - 10:20pm
Enviado en:
Por Urgente24

Emmanuel Macron espera para este jueves 5 una masiva huelga producto del malestar de la ciudadanía que esta vez se concentra en la reforma a las pensiones.

Emmanuel Macron teme por las protestas que se darán en París el próximo 5 de diciembre sin fecha límite
Contenido

París se prepara para las consecuencias de amplia huelga anunciada, por diversos sectores, en especial los transportes públicos, que amenaza con perturbar de manera grave la vida colectiva francesa, sumado al potencial riesgo de violencia. 

Los principales autoconvocados son las compañía nacional de ferrocarriles (SNCF), los empleados de la red de transporte público de la región parisina (RATP), los maestros, funcionarios municipales, departamentales y regionales, empleados del sector energético y de refinerías, personal de tierra de Air France y otros sectores.

También se espera que representantes de transportes públicos fuera de París, en los controladores aéreos, taxis, servicios de ambulancias,  policías y el personal sanitario. 

Algunos sectores de la oposición, como el Partido Socialista, el partido de extrema izquierda la Francia Insumisa, los ecologistas y el Partido Comunista apoyan la movilización, y, según el diario Le Monde, buscarían que las manifestaciones sean contra el Presidente. 

Los chalecos amarillos anunciaron movilizaciones en las que continúan protestando para que no se lleve adelante proyecto de reforma que tendrá por consecuencia una disminución del nivel de las pensiones y la degradación de los derechos de todos. 

El miedo de Macron es que París quede absolutamente bloqueada indefinidamente como sucedió en el año 1995 durante el gobierno de de Alain Juppé, quien también osó proponer cambiar el sistema de pensiones pero finalmente hubo de desistir.

Por su parte, el secretario general del sindicato de la RATP, la entidad que gestiona los transportes públicos en París, Laurent Djebali, dijo al diario Le Parisien que están dispuestos a mantener la huelga de transporte hasta la Navidad, al igual que la SNCF (servicio de trenes).

A pesar de que solo el 8% de los empleados del sector privado están afiliados a una central sindical y en la función pública la afiliación es del 20%, la huelga tiene carácter masivo ya que son capaces todavía de arrastrar a mucha gente.