Leído

¿ACEPTARÁ BRUSELAS?

Boris Johnson presentó su plan de Brexit: Para Irlanda del Norte, 2 fronteras por 4 años

Mie, 02/10/2019 - 2:54pm
Enviado en:
Por Urgente24

La propuesta del primer ministro británico incluye un plan alternativo para resolver la espinosa cuestión de la frontera irlandesa, como alternativa al "backstop" o salvaguarda que quiere Europa: Belfast se retiraría de la unión aduanera europea pero se mantendría unida a Europa en productos agrícolas y manufacturados por 4 años más. Después de 2025, podría decidir si continúa alineada con el bloque en este aspecto o se suma a Gran Bretaña y crea una frontera dura con la República de Irlanda.

Contenido

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha presentado este miércoles 2/10, su oferta final a la Unión Europea (UE) para la salida del Reino Unido del bloque.

"Que nadie dude que la alternativa es una salida de la UE sin acuerdo", proclamó Johnson en el cierre de la conferencia del Partido Conservador en Manchester. "No es el resultado que queremos, ni tampoco que busquemos. Pero es un resultado para el que estamos preparados."

Sin embargo, el Parlamento británico ha impuesto una ley anti "no-deal" que lo obliga a pedir una prórroga a Europa si no logra negociar un acuerdo antes del 31/10.

"No somos el Partido anti-europeo, yo amo Europa", afirmó Johnson. "Pero vamos a llevar a cabo el Brexit el 31 de octubre y a abrazar las oportunidades del Brexit, no con socialismo, sino creando una plataforma para un capitalismo dinámico y de libre mercado (...) Vamos a cumplir el Brexit y a creer en nosotros mismos. Tengamos la valentía de ser diferentes y aceptar que estamos aquí para respetar la voluntad popular."

En una carta al presidente de la comisión europea, Jean-Claude Juncker, el primer ministro escribió: "Este gobierno quiere llegar a un acuerdo, y estoy seguro de que todos lo queremos. Si no lo alcanzamos, representaría un fracaso del pragmatismo político del que todos seríamos responsables."

La propuesta de Johnson incluye una alternativa para la frontera entre las 2 Irlandas, considerado el principal obstáculo a un acuerdo entre Europa y Reino Unido.

Recordemos que la República de Irlanda, con capital en Dublín, es parte de Europa, mientras que Irlanda del Norte, con su capital en Belfast, es un territorio más del Reino Unido, al igual que Gales y Escocia.

El desafío es cómo evitar que tras el Brexit se instaure entre ambas una frontera con controles y aduanas, lo que iría contra los tratados de paz que se establecieron hace casi 20 años luego de una guerra sangrienta entre ambas partes.

En la carta que envió a Juncker, Johnson implora que sean reemplazados los "backstops" o salvaguardas en Irlanda del Norte por otro plan (los salvaguardas son la propuesta que apoya Europa y que los partidarios del Brexit consideran que serían una virtual anulación de los resultados del referéndum de 2016).

“Las actuales salvaguardas en Irlanda del Norte son un puente a ninguna parte”, dijo Johnson, añadiendo que “una nueva manera debe encontrarse.".

En su contrapropuesta, Irlanda del Norte se retiraría de la unión aduanera europea pero se mantendría unida a Europa en productos agrícolas y manufacturados por 4 años más.

Después de 2025, Irlanda del Norte podría decidir si continúa alineada con el bloque en este aspecto o se suma a Gran Bretaña y crea una frontera dura con la República de Irlanda.

Mientras tanto, al quedar fuera de la unión aduanera, Belfast estaría obligada a implantar controles a ambos lados de la frontera, pese a que Johnson insiste en que no será necesario levantar "infraestructuras".

El Gobierno irlandés calificó la propuesta de "inaceptable": "Su plan consiste en elegir sólo ciertos elementos del mercado único para Irlanda del Norte y ponerle además un límite temporal, lo cual es insuficiente", dijo la ministra irlandesa para Asuntos Europeos, Helen McEntee.

La propuesta ha sido también llamada la de las "2 fronteras", ya que habría controles aduaneros entre las 2 Irlandas y controles reglamentarios entre Irlanda y Gran Bretaña.

Johnson aseguró que su plan respeta el acuerdo del Viernes Santo, que terminó con décadas de conflicto armado en Irlanda del Norte. Ese acuerdo está basado en la premisa de una frontera abierta con la República de Irlanda.

El Daily Telegraph explica que la propuesta prevé la institución de controles aduaneros entre la República de Irlanda Irlanda e Irlanda del Norte que no estarían en la línea de frontera (el acuerdo del Viernes Santo indica que debe mantenerse sin barreras) sino a una distancia de ella, a ambos lados del límite.

Se espera que Bruselas se pronuncie sobre la propuesta a lo largo de la tarde del miércoles.

Johnson, explica el diario Clarín, cree que Ángela Merkel y Macron lo ayudarán a conseguir un acuerdo.