Leído

GASTOS IMPAGABLES

Con 70% de inquilinos pobres, 40% de las expensas se pagan tarde y hay éxodo al conurbano

Vie, 05/07/2019 - 5:12pm
Enviado en:
Por Urgente24

Hace un mes, en Urgente24 dábamos cuenta de un informe de la Defensoría del Pueblo porteña que detectó que una vez que cubren los gastos de la vivienda (con alquiler y expensas), el 70% de las familias inquilinas de la ciudad de Buenos Aires queda por debajo de la línea de pobreza. Días atrás, la ONG Defendamos Buenos Aires advirtió que a raíz de los gastos en alquiler y expensas se mudaron 60.000 personas de CABA al conurbano. En esa línea, ahora la Cámara Argentina de la Propiedad Horizontal y Actividades Inmobiliarias (CAPHAI) alerta sobre "el grave problema” de la “impuntualidad en el pago de las expensas, con un 40% de los consorcistas que paga fuera de término".

La morosidad en el pago de las expensas llegó al 40%
Contenido

Los aumentos en los costos de mantenimiento y refacciones de los edificios dispararon el valor de las expensas que, junto con los incrementos en los alquileres y en los servicios públicos, llegan a demandar la mitad o incluso más de los ingresos de los inquilinos.

Como las expensas, a diferencia de los servicios como la luz, el agua o el gas, no conllevan el riesgo de corte de un suministro, muchos inquilinos y propietarios demoran su pago, generando graves problemas para la administración de los consorcios que deben afrontar gastos del 1 al 10 de cada mes.

La morosidad, sumada a las deudas por expensas que aumentaron en los últimos años, ha provocado que en algunos casos los consorcios no realicen mantenimientos necesarios y reparaciones que encierran peligros para los habitantes de los edificios.

Sobre la morosidad en el pago de las expensas, la Cámara Argentina de la Propiedad Horizontal y Actividades Inmobiliarias (CAPHAI), advirtió este jueves 4/7 que "el grave problema hoy es la impuntualidad en el pago de las expensas, con un 40% de los consorcistas que paga fuera de término".

Según Miguel Ángel Summa, vicepresidente 1º de la CAPHAI, quienes abonan las expensas después del 10 de cada mes generan un "colapso" en la cadena de pagos, sobre todo en las facturas de edificios con servicios centrales de calefacción.

En declaraciones al diario Popular, Summa señaló que sueldos y cargas sociales consumen entre el 60 y 65 por ciento de lo recaudado en concepto de expensas.

"El resto se lo llevan las boletas de gas, electricidad y agua con lo que es mínimo lo que se destina a mantenimiento", señaló.

Por su parte, Jonathan Landesman, experto en consorcios y titular de Consortium, explicó que "una encuesta realizada el mes pasado entre 1.000 consorcios reveló que el 30/35 % está en morosidad mientras que un 10 % está en deuda, que es un número altísimo".

Esto quiere decir que un 30/35% está atrasado en el pago de las expensas y otro 10% está en deuda, que es un paso más allá que el simple atraso en el pago y significa que acumula entre uno y tres meses de incumplimiento.

"Hay que diferenciar entre morosidad y deuda. Morosidad es cuando se debe después del vencimiento hasta dos meses; después del tercer mes pasa a ser deuda y genera lo que se llama título ejecutivo, que abre la vía judicial para cobrar la deuda respaldada por el inmueble", explicó Landesman en declaraciones a Popular.

"De ese 10 por ciento que pasa a abogados una parte se resuelve con la puesta al día de la deuda y el 3 % va a juicio de ejecución", completó el especialista.

En cuanto a los gastos para alquilar, un informe elaborado por la Defensoría del Pueblo porteña calculó que una vez que cubren los gastos de la vivienda (incluido el alquiler y las expensas), el 70% de las familias inquilinas de la ciudad de Buenos Aires queda por debajo de la línea de pobreza y el 50% bajo la línea de indigencia.

Para dejar de ser pobres, una familia inquilina –según los valores de los alquileres en el mercado y el costo promedio de los gastos- necesita ingresos superiores a $48.776, un requisito que sólo cumple el 30%.

Por su parte, otro informe realizado por la ONG Defendamos Buenos Aires, que dirige Javier Miglino advirtió que los departamentos duplicaron sus precios y que hay barrios donde las expensas son "directamente impagables".

Por este motivo, cada vez son más las familias que se mudan desde Capital Federal hacia el Conurbano bonaerense, a tal punto que durante el último semestre hubo 60.000 personas que pasaron de un territorio a otro, de acuerdo con la ONG.