Leído

POLÉMICO AUDIO

Fake news: Candidato M negó haber dicho que los "pobres se caguen de hambre, me importa un choto"

Jue, 26/09/2019 - 1:22pm
Enviado en:
Por Urgente24

En las últimas horas comenzó a circular un polémico audio de WhatsApp que kirchneristas le adjudican al riojano Pablo Yapur, candidato a diputado por Juntos por el Cambio. "A partir de hoy, muchachos, les comunico que los pobres me importan un choto", habría dicho a un grupo conformado hace tiempo en la aplicación de mensajería instantánea para encarar la campaña electoral. Sin embargo, se trató de una fake news. Hay que tener mucho cuidado con lo que circula por redes sociales.

Foto del video subido a YouTube por un portal llamado InfoBaires24.
Contenido

"A partir de hoy, muchachos, les comunico que los pobres me importan un choto. A ningún puto le compro una tortilla en la calle, a ningún puto le regalo nada, a ningún puto lo ayudo. A ningún puto pobre lo pienso colaborar ni con una moneda de diez pesos, ¡que se caguen! Porque esos hijos de mil millón de putas son los que votaron a este K de mierda.

Así que a partir de ahora que ningún pobre me venga a pedir; que me chupe un huevo; que se cague de frío; que se cague de hambre; que duerman en la plaza. Me importa un choto. Porque todos estos negros sucios, drogadictos, vagos, son los que han ido a votar. Que se vayan a la re puta madre que los parió, manga de basuras", habría disparado en un audio de WhatsApp el candidato a diputado de Juntos por el Cambio en La Rioja, Pablo Yapur. Según los K, es su voz pero el propio Yapur lo negó al medio Fénix, multiplataforma: "No soy yo, trucharon mi voz.

Yapur explicó a dicho medio que más allá de saber que es un acto de difamación, dijo que le preocupa de sobremanera las opiniones que surgieron de sus supuestos dichos de que "se mueran todos los pobres", ya que mucha gente opinaba que lo que él decía era algo que debería suceder.

Luego, habló al aire de La red y agregó: 

"A mí me conocen y saben cómo soy. Estas cosas pasan en política, son campañas en mi contra. Nadie puede estar de acuerdo con lo que se dice en ese audio. Yo soy de un barrio humilde y sé lo que es el trabajo social. Me hace gracia, me lo pasaron tantas veces... estoy tranquilo, los que me conocen saben que no soy yo. Me parece mal que haya gente a favor de ese audio y la grieta que se produce"

En los últimos días comenzaron a circular audios que intentan desprestigiar a personalidades de la política, del periodismo y espacios partidarios a medida que se acelera la cuenta regresiva de cara a las elecciones del 27 de octubre.

El último caso de un audio falso fue el que se le adjudicaba al periodista de La Nación, Hugo Alconada Mon.

Más allá del contenido explícito del audio, que no tiene sentido replicarlo, la desmentida a la desinformación se logró gracias a la consulta de Reverso al equipo del Laboratorio de Investigaciones Sensoriales (LIS) del Conicet, a cargo del investigador Jorge Gurlekian. A través de BlackVox -creador del sistema Forensia-, una “empresa incubada en el laboratorio, que brinda herramientas tecnológicas para aplicaciones de audición y habla”, realizaron una investigación exhaustiva del audio a pedido de este medio para verificar si es Hugo Alconada Mon quien habla en la pieza que se viralizó.

El estudio, a cargo del ingeniero Pedro Univaso, comparó los audios virales con dos entrevistas seleccionadas por Reverso de Alconada Mon disponibles en YouTube (acá y acá) y un tercer audio que el periodista envió a este medio para saber si la voz en esas piezas era la misma. Al respecto, el documento del LIS explica que “existe una evidencia limitada que la comparación de voces no hayan sido emitidas por el mismo hablante”, es decir, que al comparar los audios virales con los que sí fueron emitidos por Alconada Mon la evidencia apunta a que no fueron pronunciados por la misma persona.

Por el contrario, al comparar las entrevistas a Alconada seleccionadas por Reverso entre sí, “dio como resultado un valor promedio de +1.87, expresando una evidencia muy fuerte que dichas grabaciones hayan sido emitidas por el mismo hablante”.

Es decir, hay que tener mucho cuidado con lo que circula.