Leído

EN ROSARIO

Denuncian que patovicas mataron a golpes a un joven "por entrar a la sala VIP"

Mie, 26/02/2020 - 9:50pm
Enviado en:
Por Urgente24

Un joven de 23 años fue encontrado muerto, flotando en el río Paraná cerca del boliche al que había ido a bailar. Su familia denuncia que, según los testigos, los patovicas del lugar lo golpearon por pasar al área VIP sin autorización, y luego lo arrojaron inconsciente al agua. La justicia investiga.

El joven fue encontrado muerto y sus padres culpan a los trabajadores de seguridad del boliche.
Contenido

Salió a bailar y terminó muerto, y es así como otro boliche quedó en el ojo de la tormenta en un nuevo caso donde la violencia terminó con la vida de un joven de 23 años. 

La desaparición de Carlos Daniel Orellano fue denunciada el lunes por la madrugada, que fue a bailar a un boliche de Rosario, tuvo este miércoles 26/02 un desenlace trágico: su cuerpo fue encontrado flotando en el río Paraná. 

El cuerpo apareció flotando frente al complejo llamado “La Fluvial”, lugar donde el joven había concurrido a bailar la noche del domingo, ese día, fue la última vez que fue visto con vida por sus amigos.

Luego de que los familiares reconocieran el cuerpo del chico, apuntaron contra los trabajadores de seguridad del boliche. Además, Edgardo Orellano, padre de la víctima, pidió que el crimen de su hijo “no quede impune”.

Según cuenta el padre, su hijo fue echado del boliche “Ming River House” por personal de seguridad como consecuencia de haber ingresado al sector VIP sin la pulsera que lo autoriza. 

Esa infracción del joven dentro del boliche, hizo enfurecer a los patovicas, que según los testigos, lo golpearon y sacaron inconsciente del lugar, que está a pocos metros del río Paraná, donde cayó y murió, probablemente, ahogado. 

"Su delito fue haber entrado al VIP sin la pulsera. En vez de pedirle que se retire lo empujaron de arriba, le golpean la cara contra el piso, él se enoja y ahí lo 'amansan' y lo sacan a las trompadas desde el boliche para acá -por el río-".

De acuerdo al testimonio del padre de la víctima, su hijo terminó contra la baranda de la costanera, que oficia de contención para no caer al río, y ahí pasó "para el otro lado".

Y en ese sentido, agregó: "Ahí no se sabe si se resbala y se cae, si lo empujan o si le pegan una trompada y cae desmayado". 

La justicia está investigando el caso, que está a cargo de los fiscales de Homicidios Dolosos Patricio Saldutti y Adrián Spelta, y de Homicidios Culposos Valeria Piazza Iglesias.