Leído

PATAGONIA

Carreras, con los tapones de punta: Piden que Nación le ponga límites al INAI para terminar con la toma de tierras

Lun, 19/10/2020 - 11:38am
Enviado en:
Por Urgente24

Tras el conflicto en Villa Mascardi y la instalación mapuche en un campo privado en El Foyel, hubo otro intento de toma de tierras en el Barrio San Francisco, y la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, decidió ir directo al grano: "es hora de que el Gobierno nacional le ponga un límite a los sectores del mismo Estado como el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) que alientan la toma de tierras", dijo, y agregó que "hay signos de que hay un aval a las tomas", y señaló una vez más al INAI como cara visible del Estado nacional en la responsabilidad del apoyo que le dan a los ocupantes mapuches de esta zona de la Patagonia. La mandataria está convencida de que Magdalena Odarda que hoy preside el instituto y que es oriunda de Río Negro tiene mucho que ver en todo esto: "Si las autoridades del INAI no fueran de Río Negro quizás no habría tantas tomas de tierras en la zona" dijo.

gallardo.jpg
El legislador rionegrino Juan Martín (Juntos por el Cambio) anunció que presentará un pedido de Juicio Político contra el juez de Garantías Ricardo Calcagno por decidir no desalojar a la comunidad que se instaló en campos privados en El Foyel.
"Viajé a Bariloche para hacerle llegar mi apoyo a la familia Soriani, dueña del campo en El Foyel que tomó un grupo de delincuentes encapuchados. Miguel "Peneque" Soriani me contó cómo llegó su familia a la zona y cómo con su esfuerzo compró esa tierra que hoy le quieren robar", expresó el legislador.
Contenido

Tras el conflicto en Villa Mascardi se desató la ocupación mapuche en un campo privado en El Foyel y ayer hubo otro intento de toma de tierras en el Barrio San Francisco, en Bariloche. Por todo esto y ante el hartazgo de observar "una anomia social donde parece que todo vale" la gobernadora de Río Negro, Arabella Carreras, fue directo al grano: "es hora de que el Gobierno nacional le ponga un límite a los sectores del mismo Estado como el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) que alientan la toma de tierras", dijo.

Carreras estuvo todo el fin de semana en vilo por la ocupación en El Foyel ante el peligro de que un enfrentamiento entre los ocupantes mapuches y los dueños del campo. También logró que se concrete el desalojo de otras tierras en el Barrio San Francisco. Y después de ver tantos movimientos en su provincia por la ocupación ilegal de terrenos denunció que hay "actores políticos y el INAI detrás de todas estas tomas que es muy evidente".

Sin embargo, la gobernadora de Río Negro explicó que "es hora de que el Gobierno nacional le ponga límites al accionar del INAI ya que eso ayudaría mucho a pacificar la zona".

El reclamo de la gobernadora Carreras apunta a dar con una respuesta del presidente Alberto Fernández, al advertir que "conviene frenar a tiempo este conflicto porque nadie puede saber si no puede terminar muy mal". Esto es, el temor de la mandataria de Río Negro que en la toma de El Foyel termine en un enfrentamiento armado entre los dos sectores en pugna.

Las acusaciones de Carreras sobre la intervención de un órgano nacional como el INAI en la toma de tierras en Río Negro no es nueva. Ya lo había alertado en la toma de tierras en Villa Mascardi. En las últimas horas la gobernadora sustentó con testigos e imágenes que muestran a referentes del organismo estatal nacional que ingresaron a la zona de la toma de El Foyel para apoyar en la logística al grupo mapuche.

No sólo esto, Blanca Rosa Gallardo Calfú, líder de la agrupación que tomó las tierras que desde hace 40 años son propiedad de un particular, admitió que "tras haber intentado la recuperación del territorio con abogados, volvimos al terreno con el acompañamiento del INAI".

La gobernadora de Río Negro pidió a la justicia el desalojo del campo de El Foyel pero ese reclamo fue rechazado la semana pasada y apeló a la decisión del juez. Ahora Carreras espera una resolución judicial inmediata para terminar con la situación de tensión que se vive en la zona.

"Hay una suerte de anomia social, de falta total de normas donde todo parece que vale y donde las normas reales se discuten en forma permanente. La autoridad no parece respetar del todo esa norma y hay signos de que no hay respuestas del Estado sino un aval a las tomas", dijo Carreras al señalar una vez más al INAI como cara visible del Estado nacional en la responsabilidad del apoyo que le dan a los ocupantes mapuches de esta zona de la Patagonia.

Las expresiones de Rosa Gallardo Calfú vuelven a darle la razón a la mandataria rionegrina. "Durante 40 años llevamos la lucha con abogados y como pudimos. Nunca tuvimos una respuesta como ahora, que nos está apoyando el INAI (Instituto Nacional de Asuntos Indígenas) en nuestra recuperación", manifestó Calfú.

Y Arabela Carreras está convencida de que Magdalena Odarda que hoy preside el INAI y que es oriunda de Río Negro tiene mucho que ver en todo esto. "Si las autoridades del INAI no fueran de Río Negro quizás no habría tantas tomas de tierras en la zona".

De allí, la necesidad de Carreras de exigir al Gobierno nacional que de una vez por todas el Presidente le ponga un límite al INAI. "La situación de violencia y malestar por la toma de tierras ha escalado mucho en Río Negro. Sería bueno que se le ponga un límite a todo esto desde el gobierno nacional", advirtió la mandatario rionegrina.

Sobre todo estos temas Carreras dijo que ya habló tanto con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, como con la ministra de Seguridad, Sabina Frederic. Pero aún no obtuvo una respuesta satisfactoria de la Casa Rosada y la gobernadora de Río Negro sigue esperando.

El Foyel es asunto de la Provincia

"Tiene que quedar en claro que esto es un delito", remarcó la mandataria la semana pasada en referencia a la ocupación en El Foyel. Pidió no confundir a estos ocupantes con "las comunidades originarias pacíficas que trabajan por el bien de la gente".

Carreras dijo conocer a la familia perjudicada: "Tienen el título de propiedad, porque durante años pagaron esta tierra que es de origen fiscal, y con mucho esfuerzo impulsaron su producción. Es una familia emprendedora, de esas que queremos tener en nuestra región porque nos ayudan a salir adelante. Es gente de bien, comprometida con el desarrollo de la Patagonia".

La gobernadora aseguró que "se confunde la reivindicación de las tierras con estos hechos, a partir de debates ideologizados". "Nosotros no tenemos una confrontación con los pueblos originarios. Al contrario, trabajamos con comunidades pacíficas todo el tiempo, en su asistencia y su desarrollo. Es muy triste que se confunda a una comunidad originaria que trabaja por el bien de los suyos, con un grupo de personas que comenten este tipo de delitos", remarcó.

"Nosotros vamos con la Ley en la mano. Estas personas van de hecho. Para garantizar el Estado de Derecho, los actores de ese Estado deben seguir los pasos judiciales. Esto, nos guste o no, es nuestra obligación y son los derechos que asisten a la sociedad para demostrar que hay garantías legales y no hay abusos", sostuvo.

Carreras marcó que hay diferencias entre esta ocupación y las registradas en El Bolsón y Villa Mascardi, en principio porque las tierras de El Foyel son privadas y por eso tiene injerencia la Justicia Provincial. "Vamos a poder avanzar mucho más rápidamente", sentenció según publicó el sitio 'ANB'.

Detrás de la escena, siempre está la política

Más allá del conflicto mapuche, o de quienes hacen falsas reivindicaciones, lo cierto es que la toma de tierras no cesa de una punta a otra del país.

Ayer, día de la madre, hubo otro conflicto en Bariloche, que los medios locales resumieron con un problema "de gente humilde contra gente humilde. Vecinos contra vecinos". 

En el barrio Altos del Este, a las 8, un grupo de personas se instaló con un par de carpas. La mayoría, gente joven. Se corrió la voz de lo que sucedía, y los referentes barriales de las cercanías acudieron para tratar de impedir que las personas se instalaran.

Mientras las horas pasaban, el lugar sumaba presencias en contra de los asentados.

Ya por la tarde, según publicó 'El Cordillerano', Miriam Flores, del barrio 270 Viviendas, expresó: "Nos sentimos avasallados por estas personas, que se organizan para después vender los terrenos. Porque no es que tienen necesidad, poseen un techo donde dormir, pero vienen acá con la viveza de tomar un lote y después hacer negocio con eso. Son siempre los mismos, y actúan de esta manera. Hasta los policías los reconocen".

"Esto está orquestado políticamente por un sector que en la actualidad no está en la conducción… Hay una concejala atrás que manda a esta gente", agregó, aunque no quiso decir el nombre, pero, por detrás, se escuchaba hablar de una representante del Frente de Todos.

Yohana Barrera, referente de Altos del Este, sostuvo ante el mismo medio: "Estamos cansados. Todo este sector viene de toma en toma". "Son agresivos. Hay amenazas, tiros todas las noches… esto no puede seguir así, necesitamos una solución".

Por un lado, la policía intentaba calmar a los que clamaban para que desalojaran a los que querían permanecer en el lugar. También estaba el secretario de Desarrollo Humano Integral del municipio, Juan Pablo Ferrari, que procuraba apaciguar los ánimos. 

Incluso llegó el abogado del dueño del lugar, para informar, a quienes intentaban continuar con el campamento, que, justamente, esas no eran tierras municipales, sino privadas. "Pertenecen al señor Enrique González Lera", dijo el abogado.