DEPORTES Sergio Massa > Club Atlético Tigre > Ezequiel Melaraña

REGRESO A 1RA. A

Sergio Massa, Ezequiel Melaraña y el poder en el club Tigre

Sergio Massa tiene un vínculo clave con el Club Atlético Tigre, a través de su actual presidente, Ezequiel Melaraña, y el anterior, Rodrigo Molinos.

Esto es así aún cuando Tigre firmó en septiembre de 2021 un convenio con el Municipio de San Fernando para el desarrollo de diversas actividades culturales y deportivas, que coincidió con la designación del ex goleador Carlos Luna, 'Chino', como secretario de Actividades Deportivas del club.

Nadie relaciona en forma directa a Juan Andreotti, intendente de San Fernando; o a Julio Zamora, alcalde de Tigre, con el club tal como sí sucede con Massa.

Melaraña es presidente del club desde enero de 2017 y su mandato es hasta 2022. Si bien él llegó a amenazar con su renuncia -"Creo que el club necesita una bocanada de aire fresco"-, muchos creen que el regreso a la 1ra. A es esa 'bocanada' a la que se refería.

Antes de Melaraña, el presidente de Tigre fue Rodrigo Molinos, concejal por el Frente Renovador con mandato hasta 2023. El líder del FR es Massa. Es más, Molinos ha insistido cuando le preguntaron semanas atrás acerca de su militancia política: "Yo tengo mi referencia nacional con Sergio Massa, y siempre lo he manifestado. Soy parte del Frente Renovador."

sergio massa ezequiel melaraña.jpg
Sergio Massa y Ezequiel Melaraña, presidente del Club Atlético Tigre.

Sergio Massa y Ezequiel Melaraña, presidente del Club Atlético Tigre.

A cobrar, a cobrar

Ezequiel Melaraña, en Tigrenses:

"Soy periodista deportivo. Luego de mi paso por Radio Colonia me tocó pasar por un diario local que cubría varios clubes, entre ellos Vélez Sarfield. En el 2000, me contacta un periodista que hacía notas sobre Chacarita Juniors. Me preguntó sobre si tenía algún problema para aparecer en una publicación y le dije que no tenía problemas... Pero no escribí ni una letra al respecto".

Melaraña rescata su gestión del club en los difíciles tiempos de la pandemia, que además Tigre tuvo que atravesarlos con la idea de recuperar la categoría perdida. Él afirma que Tigre no tiene pasivo y sí acreencias, que deberá ejecutar para reforzar el plantel en la nueva etapa (3 o 4 incorporaciones, una prioridad):

  • San Martín de San Juan le adeuda dinero de la venta de Claudio Spinelli al Genoa.
  • San Lorenzo adeuda dinero por Lucas Menossi, que se saldaría dejando al futbolista en Tigre.
  • Vélez Sarfield le adeuda por Lucas Janson.

El escritorio

Tigre, pese a su historia -nació el 3 de agosto de 1902 como Club Atlético Juventud del Tigre y jugó en el torneo de la Argentine Football Association y en el de la Federación Argentina de Football, y fue cofundador de la Liga Argentina de Football, cuando Bernabé Ferreyra jugaba en el club-, no podría haber derrotado a Claudio Tapia, presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), sin Massa de su lado.

Si bien el Club Atlético Barracas Central tiene su historia -fundado el 5 de abril de 1904-, nunca llegó a la 1ra. División, el sueño de 'Chiqui' Tapia, quien dejó como presidente del club a su hijo Matías, quien 'colgó los botines' en 2019, a los 23 años.

'Chiqui' -ningún chiquilín, el 22/09 cumplió 54 años- realizó una durísima ofensiva administrativa para acomodar el partido a las posibilidades, limitaciones y posibilidades del 'Guapo', mientras que Massa ejecutó una contraofensiva amplia para lograr algo que no pudieron otros rivales de Tapia: que el 'Matador de Victoria' impusiera condiciones:

  • estadio de 1ra. División,
  • buen césped y
  • 20.000 simpatizantes de Tigre presentes.

Para conseguir semejante objetivo, Massa tuvo que lograr la intervención 'bajo cuerda', del gobernador Axel Kicillof -vía Gustavo Gómez, director de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (APreViDe)-; y el jefe de Gabinete bonaerense, Martín Insaurralde.

El partido no se jugó en el estadio de Arsenal de Sarandí ni a puertas cerradas, que era lo que imponía Tapia con el apoyo de Marcelo Achile (Defensores de Belgrano), presidente de la mesa de la 1ra. B Nacional, vicepresidente de la AFA e integrante de Ascenso Unido.

El partido se jugó en el estadio Florencio Sola, del Club Atlético Banfield, en territorio del municipio Lomas de Zamora, y pese a que la tribuna popular Norte no tiene defensas de contención.

El arbitraje (Patricio Lousteau) fue correcto, la televisión logró transparentar todo aquello que provocaba dudas, y Tigre regresó a la 1ra. División A de AFA.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario