Leído

CONTROVERSIA

Se habla de un nuevo embajador, mientras el Vaticano pide que lo de Bellando lo explique el Gobierno

Sab, 18/01/2020 - 9:51pm
Enviado en:
Por Urgente24

Tras la controversia desatada por la fallida designación de Luis Bellando como embajador en la Santa Sede, surge el nombre Julio Ramón Lascano y Vedia como candidato a ocupar la representación argentina. Aunque se señaló que fue un pedido que vino desde Roma, en el Vaticano se despegan de la caída de Bellando.

Contenido

Cuando todavía no se disipa la controversia generada por la fallida designación de Luis Bellando como embajador en el Vaticano, trasciende el nombre de otro diplomático que podría finalmente ocupar la representación de la Santa Sede. 

Se trata de Julio Ramón Lascano y Vedia, un diplomático de carrera, ex asesor de la Secretaría de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería.

Es licenciado en Ciencias Políticas de la UCA (1983) y egresado del Instituto del Servicio Exterior de la Nación (ISEN) en 1985. Cumplió funciones diplomáticas en Italia, Uruguay, Cuba, México y Angola. Hace 8 años que ya posee el cargo oficial de “embajador”.

El año pasado fue designado director de la Licenciatura en Relaciones Internacionales de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad del Salvador, la Casa de Altos Estudios de orientación jesuita, donde se formó Jorge Bergoglio.

Según publica Ámbito.com, los que conocen a Lascano y Vedia lo definen como un “católico activo” y “destacado académico”, con probada experiencia en política y diplomacia, dos cualidades indispensables para ocupar la embajada en la Santa Sede.

Ese medio también remarca la condición del diplomático de "casado en primeras -y únicas-nupcias", requisito excluyente que habría sido uno de los motivos de la caida de la candidatura de Bellando. 

Sin embargo, desde el Vaticano afirmaron que la propuesta del frustrado embajador ni siquiera fue analizada. 

En respuesta a una consulta de la agencia EFE, la oficina de prensa del Vaticano aseguró que la Santa Sede "no inició el examen ordinario del expediente relacionado con el diplomático presentado"

La misma fuente agregó que para mayor información sobre el caso "se tendría que preguntar a las autoridades argentinas". La respuesta resulta un contrapunto porque en Buenos Aires se afirmaba que el pliego de Bellando, presentado en la Nunciatura, fue retirado por pedido vaticano. Este reclamo habría llegado por medios informales. 

El presidente Alberto Fernández visitará al papa Francisco este 31/01. Según trascendió, el mandatario debatirá la cuestión del embajador con el mismo Sumo Pontífice. 

¿Qué pasó con Bellando? El portal Infobae sostiene la siguiente versión: 

"Hace una semana ( el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo) Béliz deslizó el nombre de Bellando como eventual embajador en el Vaticano. La propuesta cerraba por todos lados: se trataba de una sugerencia que venía de un hombre de la Iglesia y de un funcionario de la carrera diplomática, en este último caso como había pedido el Presidente.

“Nadie puso objeciones porque viniendo de un pedido de Béliz y su cercanía a la Iglesia dábamos por descontado que el nombre de Bellando estaba cerrado”, explicó a Infobae un secretario de Estado. Ni siquiera (el cancialler, Felipe) Solá o el secretario de Culto, que tuvo que elevar el pedido de placet a la Nunciatura en la ciudad de Buenos Aires, pusieron objeciones a la postulación.

El problema es que al parecer hubo objeciones a la postulación de Bellando por partida doble: desde Roma le habrían sugerido por canales informales al Gobierno que retirara el pliego del diplomático ya que estaba divorciado aunque no se casó por Iglesia en sus primeras nupcias.

[...]

La Iglesia no respondió aún formalmente al pedido de plácet ya que los tiempos vaticanos son más lentos. Pero para esta altura los canales informales, que el papa Francisco tiene más aceitados, ya habían empezado a funcionar. “No habría objeción desde el derecho canónico a aceptar un divorciado como embajador en la Santa Sede pero si se puede evitar mejor”, dijo un encumbrado diplomático.

A esta traba de formas vaticanas llegó después una catarata de objeciones informales de la misma Cancillería. Fueron varios los diplomáticos de carrera que le acercaron a Solá cuestionamientos hacia la figura de Bellando. Desde supuestos manejos irregulares o de forma en su paso por las embajadas de Angola y Cuba hasta la participación en fiestas en el consulado de Río de Janeiro. En rigor, se trataría de objeciones de forma ya que Bellando no tiene sumario administrativo alguno en su carrera.

“Todas eran malas señales y nada cerraba”, dijo a Infobae un funcionario que tiene despacho cerca de la oficina del Presidente.

Al parecer, en medio de toda esa catarata de cuestionamientos internos del Palacio San Martín aparecieron objeciones de referentes de La Cámpora de la carrera diplomática que estaban ocultos durante el macrismo y ahora volvieron a resurgir. En todas esas menciones se señalaba a Bellando asociado con cuestionamientos que también habría elevado el ex canciller kirchnerista Jorge Taiana.

Hacia media tarde, cuando todo estaba complicado y los mensajes entre la Cancillería y la Casa Rosada estaban colapsados por críticas hacia el postulante, el Presidente decidió cortar por lo sano. Le pidió a Cafiero que si hablaba en la conferencia de prensa convocada por el aumento de becas para el CONICET mencionara la “revisión” del nombre de Bellando.

Más tarde, desde el mismo despacho presidencial dieron por desechado ese nombre y deslizaron que todo se definirá el 31 de enero en Roma cuando Fernández visite al Papa. Allí, el Presidente llevará dos nombres posibles. Se mencionó a Julio Lascano, un diplomático de larga talla y allegado a la Iglesia por medio del padre Toto De Vedia, un cura villero amigo de Francisco. También se habló de una funcionaria de carrera diplomática asociada al kirchnerismo. Habrá que esperar a que se concrete el encuentro del Vaticano".