Leído

DE CARA A OCTUBRE

Según Berensztein, es inédito e inexplicable que el gobierno vaya por la reelección

Jue, 18/07/2019 - 8:14am
Enviado en:
Por Urgente24

El analista político Sergio Berensztein, en un evento del Rotary Club, analizó el escenario electoral y económico del país. Señalo que Este gobierno le cobraba a ese 32% una carga tributaria inédita para financiar a una parte de la sociedad que nunca lo va a votar" y que es algo inédito que “a pesar de que el ingreso bajó un 13% en términos nominales y 40% en términos reales, Macri aún puede pelear la reelección”.

Contenido

El analista político, Sergio Berensztein, participó del Ciclo de Conferencias “Hacer por la Argentina” organizado por el Rotary Club de Buenos Aires. Habló del particular escenario electoral de este año y de la cantidad de situaciones inéditas y contradictorias que se viven con el macrismo, siendo que durante los 4 años de gestión 

Escenario electoral:

Berensztein comenzó su discurso diciendo que de cara a octubre tiene “más dudas que certidumbres”. “Estamos frente a una elección mucho más polarizada de la que algunos analistas suponíamos meses atrás”, afirmó.

Según el analista, la polarización que vive hoy la sociedad argentina es fruto de los resultados de las elecciones provinciales, donde los votantes prefirieron a los líderes moderados y conocidos con un fuerte componente en la gestión, antes que a los que se ubicaban en cada extremo de la grieta. Esta tendencia se mantuvo incluso en la Patagonia, cuna de los Kirchner.

Las únicas excepciones fueron Santa Fé y Tierra del Fuego.

“Entonces lo que hubo fue un giro prágamatico de las 2 fuerzas principales”, explica Berensztein, por un lado el kirchnerismo “con una expresidenta que decide dar un paso al costado para permitirle el protagonismo al candidato más pro-mercado que tenía en su entorno, Alberto Fernández, en quién ella podía confiar y delegar un estilo de gestión que ella no podía hacer”.  Afirmó que Cristina podría haber ganado pero era consciente de las preferencias de los votantes y las restricciones externas, sobre todo financieras pero también políticas que le hubiesen impedido gobernar.

“No sabemos cual fue la transacción entre ellos (Alberto Fernández y CFK) y probablemente no lo sepamos nunca”, agregó.

En cuanto a la fórmula “Juntos por el Cambio”, señaló que la incorporación del senador Miguel Ángel Pichetto, quien también fue orador en las cenas del Rotary Club, junto a la realidad del país terminaron por “desechar la hipótesis del cambio cultural que orientó al oficialismo de 2015 en adelante”.

Según Berensztein, Macri tomó un “cambio significativo en la postura formal de Cambiemos, que hasta ese momento se veía a sí mismo como una fuerza política que surgía de abajo hacia arriba en una sociedad que buscaba un cambio y que como consecuencia, cualquier mixtura con el peronismo, u otras fuerzas, significaba un renunciamiento a valores que hubieran implicado la ruptura del contrato con ese segmento supuestamente mayoritario de la sociedad”.

Siguiendo esta línea, el analista político afirma que “El oficialismo se vio obligado a diferenciar entre Peronismo y Sindicalismo” y agrega que a partir de ese momento “Empezaron los ataques a los Moyano, a los Biró, a los Palazzo, etc.”

En conclusión, el invitado dijo que estos giros pragmáticos del oficialismo y la oposición asfixiaron cualquier espacio para 3ras fuerzas. Y así, “la fórmula Lavagna Urtubey que antes tenía más del 15%, quedo reducida a 1/3 de esa cifra”.

Por último Berensztein comentó que “La elección será mucho más pareja de lo que pensábamos los analistas meses atrás”.

Escenario económico:

Prosiguió analizando la administración del gobierno en materia estrictamente económica haciendo mención a los indicadores de inflación, pobreza, crecimiento, endeudamiento, entre otros. “Tomen el indicador que quieran y el resultado es negativo” afirmó el especialista.

En materia económica este es un gobierno que claramente ha fracasado, hay otras áreas en las que puede tener otra caracterización como narcotráfico, relaciones exteriores, transparencia en la obra pública y el embarazo adolescente”. Haciendo especial hincapié en este último punto.

En este sentido, señaló que, “si bien la economía no es el único factor en la decisión de voto, es el principal” y por eso ver una elección competitiva es sorpresivo ya que “pone de manifiesto que hay cuestiones que van más allá de la economía en la decisión del voto”.

Berensztein dedicó un párrafo especial al 28 y 29 de abril: “Así como el 28/12/2017 va a ser recordado como el día en el cual este gobierno sacrificó públicamente la independencia del BCRA y su programa económico, yo creo que el 28 de abril será recordado como el día en el que este gobierno recobró la posibilidad de pelear esta elección gracias a una desción muy significativa del FMI de utilizar sus recursos para frenar la volatibilidad del tipo de cambio” afirmó el especialista. Y agregó que a partir de ese momento cambio absolutamente el clima y el humor social.

Sin embargo, remarcó que aún en el peor momento había un 30-32% de la población que apoyaba a Macri. “Es muy raro que un tercio de la población apoyara a un gobierno que había fracasado en materia económica”, comentó. “Este gobierno le cobraba a ese 32% una carga tributaria inédita para financiar a una parte de la sociedad que nunca lo va a votar. Es una cuestión que nunca vi en las Ciencias Políticas” sentenció.

Señaló que la más castigada durante esta gestión fue la clase media y que “a pesar de que el ingreso bajó un 13% en términos nominales y 40% en términos reales, Macri aún puede pelear la reelección”. “Es algo inédito” comentó.

Además destacó que la noticia más importante de los últimos días fue que el FMI reconoció que el plan de déficit cero, será cero y concluyó: “esta elección se gana como se ganan todas las elecciones, con el precio cambiario y poniendo dinero en el bolsillo de la gente”.

De a cuerdo a los dichos de Berensztein, la volatilidad cambiaria, a 10 semanas de la elección, puede beneficiar al oficialismo ya que pueden acusar a la oposición de generar miedo y disparar el tipo de cambio.

Berensztein finalizó su discurso indicando que ser jefe de campaña y candidato son dos trabajos completamente distintos y no se puede ser bueno en ambos y hacerlos al mismo tiempo. Que Alberto Fernández no logró separar esos roles mientras que Mauricio Macri es el candidato más disciplinado, que delega, no cuestiona y confía en sus resultados, ”es una elección donde la diferencia a favor del oficialismo puede llegar a ser determinante”.