Leído

EN CÓRDOBA

Un hombre mató a puñaladas a su hijo de 10 años y le envió una foto de la escena del crimen a la madre

Jue, 29/10/2020 - 6:08pm
Enviado en:
Por Urgente24

Un hombre cometió un terrible crimen y tras el hecho, envió una foto de la escena de crimen a su ex mujer y madre de las víctimas. Según trascendió, el asesino mató a su hijo de 10 años de varias puñaladas e hirió a su otra nena, de tan solo 6, que ahora lucha por su vida en un hospital. Los detalles:

El hombre asesinó a su hijo e hirió gravemente a su nena de 6.
asesino.jpg
El hombre asesinó a su hijo e hirió gravemente a su nena de 6.
Contenido

La localidad de Capilla del Monte, en la provincia de Córdoba, no sale del asombro y la consternación. Y es que un hombre de 39 años decidió cometer el peor crimen de la historia de esa localidad: decidió apuñalar a sus dos hijos, un nene de 10 y otra de 6 años. La más grande murió y el otro pequeño está luchando por su vida tras quedar herido de gravedad. 

Según información oficial, el hombre se llama Gerardo Javier Reyna y ya está detenido tras el horrible hecho. Incluso, luego de la verificación policial, constataron que el sujeto tenía denuncias por violencia de género. 

El hecho ocurrió en el barrio La Toma, donde los mismos vecinos fueron quienes socorrieron a los nenes y llamaron a la policía. 

Los niños fueron auxiliados por los mismos vecinos y luego trasladados al hospital local Oscar Américo Luqui. El nene murió al llegar como producto de un puntazo en el tórax. La nena sufrió un corte profundo en el cuello y pelea por su vida en el Hospital Pediátrico de la ciudad de Córdoba, donde ingresó después.

“El corte en el cuello le provocó rotura en los vasos”, precisó la directora del centro de salud, Cecilia Angulo, y añadió que la niña también sufrió heridas en una axila y en el tórax.

Según contaron los vecinos a las autoridades, que todavía están investigando el hecho, la madre de los niños vivía en en La Rioja junto a ellos y estaba separada hace unos meses del asesino. La mujer habría llegado a la localidad serrana hace 10 días para visitar a la familia, y los niños se encontraban solos con el padre en el momento del ataque.

Además, los vecinos que asistieron a los menores aseguraron que la mujer había presentado anteriormente una denuncia por violencia de género, aunque afirmaron que el hombre nunca había sido agresivo con los niños.

Otro de los detalles del crimen es que el hombre, luego de cometer el delito, envió una foto a la madre de los nenes con la escena del crimen, por lo que se presume que lo hizo como una especie de venganza hacia su exmujer. 

En esa línea, el detenido fue imputado de homicidio doblemente calificado y homicidio doblemente calificado en grado de tentativa. 

Por otro lado, en diálogo con El Doce, Selene Moyano, tía de los chicos, contó que unas horas antes de que se desencadenara la tragedia su hermana, mamá de las víctimas, le había enviado un mensaje asustada porque “tenía un mal presentimiento”. Sus hijos estaban en la casa del padre, y el hombre ese día había empezado a “subir estados de WhatsApp (diciendo) que se iba a matar”.

Además, la pariente contó que la pareja se había separado después de más de una década de relación. Brenda Moyano y sus hijos, Thiago y Priscila, se quedaron en su casa en La Rioja mientras que Reyna se mudó a la provincia de Córdoba. 

Sin embargo, los chicos extrañaban a su papá y por ese motivo el 18 de octubre pasado la madre viajó con ellos a Capilla Monte para que pudieran pasar tiempo con él.

“Thiago amaba a su papá”, se lamentó, sin encontrar respuestas todavía para semejante locura. “Mató a su hijo, a su bebé, que lo único que quería era venirse de Chilecito a ver a su papá. Vivía por su papá y él le quitó la vida, ¿en qué cabeza cabe?”, se preguntó. 

Por su parte, Brenda Moyano, la mamá de los nenes apuñalados, tuvo un breve pero desgarrador intercambio anoche con Telefé Noticias en el que contó que la semana pasada había discutido con su expareja y él le había pegado, pero aseguró que nunca imaginó que también podría lastimar a sus hijos.

“Yo no hice la denuncia para que no perdiera el trabajo porque se estaba terminando la casa, la pieza que iba a tener para los chicos”, agregó entre lágrimas la mujer, antes de recordar las últimas palabras que le dijo Thiago: “Mirá mamá, yo quiero lo mejor para vos, yo me voy a quedar con papá para ayudarlo y que salga adelante y ustedes no peleen más'”, contó la mujer en estado de shock.