Leído

VIOLACIÓN EN SANTA CRUZ

"Si me quedaba callada” (este caso quedaría impune) “como todos los que pasaron en Puerto Deseado”

Mar, 25/02/2020 - 9:22am
Enviado en:
Por Urgente24

El brutal crimen de un niño de 4 años y la violación de su madre en la localidad de Puerto Deseado (Santa Cruz) se encuentra "resuelto" según las autoridades. Fueron detenidos Oscar Omar Alvarado, quien tiene antecedentes penales, y un menor de edad, ya fue trasladado a la sede judicial, a disposición del área de Minoridad. 

“Mi hermano (Omar Alvarado) quiso matar a mi hijo en la misma cueva hace aproximadamente un mes y medio”.
Contenido

Rosalia, la hermana de uno de los detenidos acusados de matar a un niño y de violar a su madre en una playa de la localidad santacruceña de Puerto Deseado, aseguró: “Mi hermano (Omar Alvarado) quiso matar a mi hijo (de 21 años) en la misma cueva hace aproximadamente un mes y medio. Lo reconocí el mismo día que hicieron el identikit”, manifestó a la radio FM Desire 101.7.

Esto es Punta Cavendish, a 3 kilómetros de Puerto Deseado y a unos 700 metros del circuito de automovilismo, en plena costa de la ría Deseado.

“Mi hermano (Omar Alvarado) quiso matar a mi hijo en la misma cueva hace aproximadamente un mes y medio”, afirmó la mujer, llamada Rosalía,.

“Lo golpeó con una piedra y mientras le pegaba le gritaba 'te maté, te maté'", aseguró Rosalía al canal TN.

Omar Alvarado (33 años) estuvo demorado por ese hecho algunas horas por orden del juez de Puerto Deseado, Oldemar Villa, acusado del delito de "homicidio en grado de tentativa", aunque finalmente fue liberado.

La mujer señaló que se encontraba de viaje cuando se enteró de lo sucedido en Puerto Deseado y que identificó a su hermano luego de ver el identikit confeccionado por testigos del hecho.

En su relato, Rosalía expresó que, cuando regresó a su hogar, le preguntó a su cuñada dónde estaban sus perros y ella le contestó que se los había llevado Omar, su hermano.

Al regresar uno de los perros, la mujer observó que el animal estaba ensangrentado.

Dos testigos baqueanos, que transitaban por Punta Cavendish, vieron a 2 perros: uno mediano, color amarillo y otro grande color negro, y a 2 personas caminando. Como el perro de porte menor se acercaba demasiado a la camioneta, se enfocaron sólo en los perros.

María Mercedes A., la mujer violada, fue consultada por la presencia de animales. En principio, no hacía memoria, hasta que recordó a un perro de color amarillo que ladraba mientras daba vueltas alrededor durante la violación.

En un allanamiento encontraron atados a ambos perros. Las autoridades hicieron una pericia del animal en cuestión, y tenía sangre que no era propia. 

En un allanamiento encontraron atados a ambos perros, aumentando las sospechas de los investigadores.

“Mi corazón dijo que era él”, indicó la mujer en relación al autor del crimen del niño y la violación de su madre.

“Nunca pensé en encubrirlo. Hice lo que tenía que hacer”, dijo la mujer, tras lo cual agregó: “Gracias a mi esto no quedó impune porque -el niño asesinado- podría haber sido mi nieto”.

“Cuando fui a hacer la denuncia -de la agresión a su hijo- y a pedir ayuda no me hicieron caso y me dieron la espalda”, resaltó. 

La hermana de Omar aseguró: “Si me quedaba callada” este caso iba a a quedar impune “como todos los casos que pasaron en Puerto Deseado”.

Por último, la mujer dijo que vive con miedo ante distintas amenazas que recibió por parte de vecinos que dicen que quieren lincharla y pedidos para que abandone la ciudad.

Rosa, hermana de Alvarado, aseguró: “Quiero que pague por lo que hizo”.

Este testimonio contrasta notablemente con el del ministro de Seguridad provincial, Lisandro de la Torre.

Necesitado de politizar la investigación el funcionario dijo que la gobernadora Alicia Kirchner "pidió a todo el gabinete que se ponga a disposición del caso, y eso es lo que hicimos. Se dispuso que las máximas autoridades de la policía provincial se trasladaran al lugar para iniciar la investigación y se ordenó un refuerzo del personal policial en la zona para llevar a cabo un operativo cerrojo y evitar que los sospechosos pudieran escapar".

La verdad es que si Rosalía no se hubiese puesto firme, quizás Lisandro de la Torre sería un desempleado por estas horas.

Reconocimiento

En tanto, María Mercedes A., la mujer salteña de 44 años que fue brutalmente abusada  en la zona de Punta Cavendich, en Puerto Deseado, provincia de Santa Cruz, mientras paseaba junto a su hijo Santino, de 4 años -que fue muerto a golpes en el cráneo-, identificó en una rueda de reconocimiento al menor de 16 años aprehendido por el caso. 

El procedimiento se llevó a cabo en el Juzgado de Puerto Deseado que entiende en el expediente, a cargo del doctor Oldemar Villa. Horacio Quinteros es el fiscal del caso.

El menor fue arrestado la semana pasada en Caleta Olivia y fue implicado en el hecho junto a Oscar Omar Alvarado, oriundo de Puerto Deseado que confesó el crimen y que tiene fuertes antecedentes. 

El ministro Lisandro de la Torre aseguró a la agencia Télam que el caso “está resuelto a nivel policial” y que la víctima se encuentra “en buen estado”.

El menor señalado, mientras tanto, fue trasladado a Río Gallegos, donde quedará alojado en el Dispositivo para Adolescentes Infractores, a disposición del área de Minoridad.

En tanto, un rastrillaje de la Policía de Santa Cruz en la zona del ataque encontró el celular de M.M, robado y luego descartado por sus agresores.

El menor fue quien señaló donde estaba el teléfono, al testificar ante la Justicia en presencia de su defensor.

En su declaración señaló también el lugar donde habría descartado un buzo que él tenía puesto al momento del ataque a la mujer y su pequeño hijo, aunque no fue encontrado en el rastrillaje.

En su relato, el joven se habría deslindado del abuso y el asesinato con el argumento de que si bien estuvo en el lugar, no participó del brutal ataque. 

Sin embargo, fue un partícipe necesario del crimen.

Alvarado, oriundo de Puerto Deseado, en pareja con una mujer de su misma edad y padre de una hija, está acusado de “rapto, abuso sexual con acceso carnal, tentativa de femicidio (en el caso de la mujer) y homicidio (en el caso del niño de 4 años)”. 

Él fue trasladado a una comisaría de la ciudad de Caleta Olivia.