ARGENTINA

¿PODRÁ ANTE LA PAMPA Y CÍA.?

Con uñas y dientes: en su semana clave, Mendoza prepara la defensa de Portezuelo

A pocos días que se lleve adelante la reunión del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (COIRCO), el plan que presentará el gobernador mendocino Rodolfo Suárez para defender la construcción de la mega central hidroeléctrica y acercar así posiciones con las provincias que están en contra del proyecto ha trascendido: la disposición de un fondo de garantías -para aplicar sanciones severas en caso de incumplimientos de Mendoza, la gran arma de la provincia.

El próximo viernes 26/06 será un día clave para definir el inicio o no de la construcción de Portezuelo del Viento, obra hidroeléctrica que busca desarrollarse en el sur de Mendoza, sobre el río Grande, principal afluente del Río Colorado.

Claro, el proyecto levanta cuestionamientos en las otras provincias por donde pasa el Río Colorado por temor principalmente al impacto ambiental que pueda significar el desenvolvimiento de la obra. Así las cosas, hoy en día Neuquén, Río Negro, Buenos Aires pero principalmente La Pampa ven con malos ojos su realización y amenazan el inicio de la construcción de la denominada "obra del siglo".

No obstante, el viernes el gobernador mendocino, Rodolfo Suarez, tendrá una buena oportunidad para acercar posiciones en el marco de la reunión del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (COIRCO), integrado por los gobernadores de las provincias anteriormente mencionadas y por supuesto Mendoza.

El propio Alberto Fernández ya adelantó que la obra se "se va a hacer con el acuerdo del resto de las provincias" ya que "las consecuencias de esa obra afectan a muchos distritos más".

"Quiero vivir en un país federal donde todos nos respetemos. No estoy en desacuerdo con ese proyecto , pero veo que las consecuencias de esa obra afectan a mucho más que Mendoza" señaló el Presidente al respecto.

¿A qué va apelar Suárez para lograr el visto bueno de los otros gobernadores? En primer lugar, el gobernador ya adelantó que presentará ante sus pares un proyecto para crear un "fondo de garantías" , para que haya severas sanciones ante un eventual incumplimiento de Mendoza. 

Según el mandatario provincial, "la obra ha cumplido todos los pasos. Ya se hizo el estudio ambiental sobre toda la cuenca. Tanto el estudio integral que hicieron universidades de La Plata y del Litoral como el de la Universidad Nacional de Cuyo fueron votados favorablemente".

Por otro lado, según dejó trascender el portal mendocino El Sol, Suárez insistirá con el acta N° 857, firmada el 19 de marzo de 2019, donde se aprobó el Estudio de Impacto Ambiental Regional (EIAR), con el visto bueno de Buenos Aires y Río Negro. En ese encuentro Neuquén se ausentó y La Pampa se opuso, quedando en soledad con su reclamo.  Hoy Río Negro y Buenos Aires- cambio de gobierno mediante- son más distantes a Mendoza y más cercanos a la postura de La Pampa, que pregona por un nuevo estudio integral de impacto ambiental.

Así el gobernador buscará que las provincias que hoy lo enfrentan, especialmente Buenos Aires y Río Negro, hagan memoria. Es que la evaluación que solicitan en conjunto con La Pampa podría demorar al menos dos años, por lo que retrasaría la puesta en marcha de la obra, cuya fecha de licitación es el próximo 3 de julio. Además la provincia espera para el 28 de julio el cuarto desembolso que debe realizar el gobierno nacional por 18,5 millones de dólares.

Con respecto a los cuestionamientos y temores de La Pampa ante la posible "falta de agua", Suárez dejó en claro en declaraciones recientes que las normas de manejo del recurso no son de Mendoza sino del Comité. "Ya está estipulado que el agua la maneja el Coirco mientras se construye la represa, y también para el llenado", indicó el gobernador.

El encuentro del viernes fue convocado por el ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, para escuchar a todos los mandatarios, luego de que el funcionario nacional desarchivara la solicitud pampeana de laudo presidencial en cuanto el impacto ambiental de la megaobra que se levantará en el sur mendocino. La misma que había archivado el gobierno macrista.

Cuestión política 

Este lunes el intendente de Tunuyán, Martín Aveiro, sumó un nuevo capítulo a la polémica en torno a la construcción de Portezuelo al admitir que hay “aprietes” para la puesta en marcha del proyecto.

“Creo que lo de Portezuelo del Viento es un apriete para ceder en algunas otras cosas. Me hago cargo de lo que digo”, señaló Aveiro en la Radio 2 de Tunuyán.

"No se puede desconocer que hay política siempre. Por un lado, un gobierno que quiere ser amigo del gobierno nacional y por otro, un exgobernador que se hace el Superman en Buenos Aires. Eso te lo cobran, te lo facturan”, añadió el intendente del Valle de Uco.

Por su parte el jefe comunal de Malargüe, Juan Manuel Ojeda,  justificó las las movilizaciones realizadas en el sur durante el fin de semana en defensa de la obra.

“A La Pampa no hay que darle nada", comentó en declaraciones a LVdiez.

"La realidad es que el salto es nuestro, de los mendocinos, en primer lugar. Esto es como si nosotros les fuéramos a decir a La Pampa Húmeda que nos dé parte de la producción agropecuaria porque también somos parte del microclima, de las lluvias y demás, porque estamos dentro de un mismo país", concluyó.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario