LA OTRA HISTORIA DE UNA VISITA EN HELICÓPTERO

Macri, Mindlin, Joe Lewis... y Gils Carbó (Electro... ¿y Braden?)

Además de Ricardo Jaime y los Panamá Papers ocurren otras delicias en el mundillo corporativo, que vale la pena abordar:

La visita familiar que hiciera en Semana Santa el presidente Mauricio Macri a un estanciero británico llamado Joseph Lewis, que comparte negocios con Marcelo Mindlin, dio más pábulo a la militante judicial K para imaginar los contubernios y ahora complica la megaoperación que tiene en marcha el empresario energético.

El helicóptero de Lewis fue un innecesario convite a todos los opositores que conocen la relación entre Lewis y Mindlin.

La procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, actualizó una vieja denuncia de lavado de dinero que pesa sobre los grupos financieros vinculados a Mindlin para trazarle un paralelo con la causa por dádivas que la Justicia federal le sigue al ex vice de Cristina, Amado Boudou.

La 'chicana' es otra complicación para el titular de Pampa Holding que desea concretar el convenio con los socios de Petrobrás, a través de CIESA, en Transportadora de Gas del Sur para quedarse con la filial argentina de la petrolera brasileña y su red de estaciones de servicio... en días muy complicados para cualquier ejecutivo de Petrobras que firme un documento delicado cuando la crisis institucional parece que tiene final adverso para quienes designaron al actual directorio.

Llamativa la decisión de Gils Carbó cuando conoce que el primo de Mindlin, Héctor Timerman, es tan K como ella.

Pero, al fin de cuentas, cuando tenía más poder que hoy día, Timerman tampoco había podido impedir el sumario aquel cuando desde sociedades interpuestas y controladas por los grupos financieros Dolphin y Abus Las Americas aportaron más de $ 100 millones para la compra (efímera), durante el gobierno de Néstor Kirchner, del paquete mayoritario del Grupo ST y del banco del grupo.

La revista brasileña Veja recordó recientemente la conexión de Mindlin con los K justo cuando el empresario busca de fondos que le permitan financiar la compra de la filial local de Petrobras. Necesita cerca de US$ 1.200 millones. Una parte saldría de la participación accionaria de Pampa Holding en Transportadora de Gas del Sur (TGS) que operan los brasileños en Argentina.

En virtud de esa sociedad fue que Petrobras le otorgó un período de 2 meses para negociar de manera exclusiva la compra del 62,7% de PESA, mientras que otro 37% cotiza en la bolsa, cuando Brasil no estaba en la crisis que atraviesa hoy día y todo hace pensar que habrá nuevas autoridades en Petrobras.

El plan marchaba viento en popa hasta que a Macri se le ocurrió visitar durante el finde largo de Semana Santa, y con la excusa de Barack Obama, la estancia patagónica de Joe Lewis en plan familiar, quien además de apropiarse de la costa de un lago en El Bolsón resultó ser accionista de Pampa, o sea socio de Mindlin, o sea, un coprotagonista de la carpeta de Gils Carbó como miembro de la supuesta lavandería denunciada.

Más que un tema de amistades y vínculos de negocios, esta asociación de ideas de la resistencia kirchnerista le dio pie a parangonar el caso con el de la acusación de dádivas que pesa sobre el ex vicepresidente Amado Boudou en la justicia federal.

El FpV y el Frente Renovador coinciden por Electroingeniería

No se llama Lázaro, ni Cristóbal, sino Gerardo Ferreyra, y no le sonaría sugestivo a nada si no fuera la cabeza visible de Electroingeniería, la empresa con sede en Córdoba que sindican como vinculada a los Kirchner, adjudicataria de las controvertidas represas en el río Santa Cruz que cuentan con financiación china.

Siempre se decía que el ex ministro Julio de Vido tenía algo que ver, pero después que el arrepentido brasileño del caso Petrobrás en Brasil, Fernando Soarez, empuñara la guitarra y cantara la copla de las presuntas cometas en torno de la empresa de transporte de energía Transener, el nombre del ahora diputado nacional K se convirtió en el título de una carpeta que le abrió el fiscal federal Gerardo Pollicita para investigar la operación.

Ferreyra pone por delante los 1.500 trabajadores afectados al proyecto de las represas Cepernic y Néstor Kirchner, mientras avanza con sus socios chinos China Petroleum Pipeline Bureau en la construcción de 10 gasoductos troncales para la Docta por $9.000 millones, en los que hay también participación brasileña.

El gobernador delasotista Juan Schiaretti y el intendente radical Ramón Mestre defienden las obras de cualquier suspicacia y viajan a China para que no queden enredadas en la telaraña de Petrobrás, en tanto que el futuro de las represas santacruceñas es por ahora una incógnita desde que formaron parte de la agenda de la bilateral entre Macri y Xi Jinping en Washington DC.

La construcción de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic fue adjudicada hace dos años a un consorcio encabezado por Electroingeniería y la China Gezhouba Group Corporation e Hidrocuyono, con un presupuesto actualizado de $ 43.000 millones. Pero recién un día antes del cambio del Gobierno nacional, en diciembre, se realizó la audiencia pública, que no lo fue tanto, por el impacto ambiental.

La compra de miles de hectáreas a la vera del río Santa Cruz por parte de Lázaro Báez, luego expropiadas por el gobierno provincial, y la firma de un acuerdo secreto con China, que la Corte Suprema de Justicia decidió hacer público, pusieron a Electroingeniería en la picota.

Hoy no está tan claro si la obra sigue o no: Macri dijo en Washington que "China no se mostró molesta en revisar esos acuerdos, como pedimos, porque lo ven como parte de un proceso donde las relaciones se ampliarán en lugar de achicarse".

Cosas de los negocios: el Frente Renovador le pone fichas a Electroingeniería por el interés de su aliado cordobés en las obras que la involucran, y De Vido tiene el corazón partido.

Por un lado, levanta la bandera de "Patria Sí, Buitres No", del Frente para la Victoria que integra, y por el otro lado, le prende una vela a la salida del default a la que el kirchnerismo votó en contra en el Congreso, para que Ferreyra consiga la plata para pagar el bono de $ 300 millones que le vence en primavera.

Una desmentida literaria a Braden o Perón

> "Patria o buitres";

> "Ni yankies ni marxistas, peronistas";

> "El pueblo unido jamás será vencido";

> "si Evita viviera sería montonera"

y un montón de lemas como éstos jalonan la historia política del país sin que se haya escarbado demasiado en su real contenido. Pero fue el slogan "Braden o Perón" el más representativo del espíritu "anti yanki" del pueblo argentino. Surgió a partir de que el embajador de USA en 1945, Spruille Braden, dio señales de antipatía hacia el gobierno de Edelmiro Farrell y Juan Perón y apoyó la fórmula conservadora Tamborini-Mosca que enfrentó a Perón-Quijano. Fue como decir: Patria o Estados Unidos.

Así, lo que hubiera sido un slogan de campaña prendió como leña seca en el sentimiento popular y perduró durante 70 años.

Hoy, el advenimiento de Macri reverdeció rápidamente las relaciones entre ambos países e hizo que Barack Obama incluyera a la Argentina en el viaje que realizara a Cuba aunque a no hacerse ilusiones tontas: Obama vino a vender maquinaria para energía renovable.

Casi simultáneamente a las mutuas muestras de simpatía entre Obama-Macri de estos días, el Centro de Estudios Americanos, un think tank peronista creado en los´90 por el hijo de Ángel Federico Robledo y Luis Savino, especializado en organizar contingentes de visitas de dirigentes de proyección política a DC, lanzaba en la Universidad de Georgetown un libro que relativiza el antagonismo entre Perón y la Casa Blanca, y plantea una interpretación alternativa de las relaciones bilaterales durante la etapa peronista 1946-1950.

La obra, que reúne los trabajos de 11 autores que abordan el supuesto antiamericanismo del líder del movimiento nacional justicialista, fue presentada por el propio Savino, el ex embajador de USA, Lino Gutiérrez, y la coordinadora académica de las actividades del CEA, María Graciela Abarca.

El profesor del Departamento Gobierno, especialista en América Latina, reverendo Matthew Carnes, estuvo a cargo de la introducción, tras la cual Gutiérrez narró cómo vivió ese antiUSA durante su experiencia como jefe de la representación diplomática en Buenos Aires, Savino explicó cómo esa consigna incorporada a la memoria popular pese a no estar sustentada en la realidad histórica de aquellos tiempos condicionó la construcción de una relación más madura y productiva entre ambos países y Abarca sintetizó las principales conclusiones acerca del tipo de relación que Perón estableció con USA durante sus dos primeros gobiernos.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario