Leído

EFECTO DOMINÓ

Primavera latinoamericana: Grupos desestabilizadores, fracaso del 'derrame' y concentración de la riqueza

Mar, 26/11/2019 - 8:51pm
Enviado en:
Por Urgente24

El primero en caer fue Ecuador, cuando las tarifas del combustible subieron y obligaron al presidente Lenín moreno a irse de la ciudad capital, luego fue Chile que también estalló frente a la gota que rebalsó el vaso e hizo subir las tarifas de metro en la ciudad capital de Santiago de Chile. Días después llegó el turno de Bolivia, cuya cuestión fue estrictamente propia de una crisis institucional. Colombia fue el último. Todavía Brasil, Uruguay, México y Argentina siguen en pie, pero muchos se preguntan ¿hasta cuándo? Aunque más allá que eso: ¿cuál fue el desencadenante que hizo que todos los países sobre la costa del Pacífico estallen en protestas sociales? Algunos hablan de algún grupo desestabilizador e internacional que está por detrás y apoya los procesos revolucionarios. Pero también todas las protestas tienen en común que reclaman por la desigualdad social, lo que se traduce en un claro fracaso de la famosa "teoría del derrame" y hasta del propio capitalismo.

Contenido

Al igual que un efecto dominó o una epidemia, toda la región latinoamericana se contagió de las protestas revolucionarias que piden por la renuncia de presidentes, reformas constitucionales e igualdad social. Cada una con sus particularidades, sus reclamos y su situación social y económica especial. Sin embargo, todas tuvieron una cosa en común, la presencia de las fuerzas militares en las calles, en Bolivia hasta intervino en las decisiones gubernamentales, y muertos en todos los países.

Ecuador, Chile, Colombia y Bolivia estuvieron atravesados por protestas de mayor o menor duración, con mayor o menor intensidad y cantidad de muertos. Lo que todas tuvieron en común, excepto Bolivia, cuya situación tuvo que ver con un supuesto fraude electoral y un posterior golpe de estado al gobierno socialista de Evo Morales, fue que las protestas fueron contra gobiernos de centro derecha, como el de Sebastián Piñera en Chile, Iván Duque en Colombia y Lenín Moreno en Ecuador. 

Esto tiene un relación directa con la "tentación de golpe" de la que hablan Steven Levitsky y María Victoria Murillo, dos politólogos que escribieron una columna de opinión en The New York Times justamente analizando el porqué de las protestas y las posteriores represiones en América Latina dado que al parecer los gobiernos olvidaron las lesiones y heridas del pasado latinoamericano en dictadura. Aunque claro los gobiernos de Piñera y Duque aseguraron que la presencia de las Fuerzas Armadas en las calles era para defender la democracia.

Pero volviendo a las causas de las protestas, todas las naciones están sumidas en la misma situación de austeridad, diferencias sociales y culturales muy amplias, y al parecer la población se cansó de vivir en esa situación. Aunque aquí es donde viene la gran pregunta: ¿ cómo puede ser que al mismo tiempo, todos los países que tienen situaciones económicas y culturales similares, hayan estallado en protestas? Muchos ponen el ojo en el sistema capitalista, que está fallando no solamente en América Latina pero en todo el mundo y claro impacta directamente sobre los países latinoamericanos.

Europa y Estados Unidos ahora también sienten el estancamiento económico motivado por la guerra comercial entre China y Estados Unidos, y los conflictos en Medio Oriente con el petróleo. Y por supuesto tiene sus efectos en los países en desarrollo como pueden ser Chile, Bolivia o Ecuador. Pero esto no es lo más curioso, sino que ninguno de estos países que hoy están en crisis se empobrecieron en los últimos años, como por ejemplo sí lo hizo Argentina que no estalló en protestas violentas desde el 2001.

Este fenómeno se traduce en una sola cosa: la falla de la "teoría del derrame" y claro la crisis del capitalismo, que como mencionamos anteriormente también afectó a su padre, Estados Unidos. La teoría o efecto, hija de la perspectiva económica neoclásica, postula que los impuestos salariales a empleados no son aceptados por el sistema ni el mercado, porque lo único que hacen es obstaculizar la productividad, frenar las inversiones y en consecuencia el crecimiento de riquezas. Lo que está teoría no tuvo en cuenta fue justamente la distribución de las riquezas: el gran problema actual de la región y que promueve el Fondo Monetario Internacional. 

Lo que justamente no ocurrió fue el "derrame" por parte de las clases sociales más ricas a las más pobres. Los primeros siguieron acumulando mientras las clases sociales más bajas se hacían cada vez más marginales. Esto por supuesto estalló en protestas violentas que fueron movidas por un aumento mínimo, como lo fue en Chile en el metro. Lo que en realidad ocurría es que esos cambios fueron la gota que rebalsó el vaso. Pero, ¿en tantos países al mismo tiempo?

Hay algunos que hablan del efecto contagio y ponen el ojo en que sigan las protestas de cara al año 2020 en Argentina, Brasil o México, que son los 3 países cuyo nombre pisa fuerte internacionalmente y ahora tienen a cargo contener la situación en la región e intentar tomar decisiones que no acaben en protestas. Es así que según la agencia de noticias, Bloomberg, un país toma energía de otro y se van reproduciendo las situaciones, al igual que observan lo que sucede en Hong Kong y en Cataluña.

Aunque también existen los que creen que hay algo más allá de las simples situaciones económicas, como un grupo de desestabilización que busca la caída de  los gobiernos latinoamericanos de derecha y el establecimiento de una revolución constante. Esto se está investigando actualmente en España, ya que la semana pasada se conoció que una unidad de élite de espionaje ruso GRU-29155 intervino en el proceso independentista de Cataluña . Si bien todavía se está investigando en Barcelona, el diario español, El País, aseguró que se trata de un grupo heredado de la KBG soviética. 

Según los expertos en seguridad ésta no fue la primera ocasión en que espías rusos pisan suelo catalán para apoyar posiciones independentistas con sus acreditadas nociones para la propaganda antieuropea y antioccidental. Es así que muchos especulan con que eso mismo está sucediendo en América Latina, hasta existieron rumores en cuanto a que el régimen de Nicolás Maduro estaba detrás de las protestas para instalar la revolución.