Leído

MORO EN LA MIRA

La escuchas de Intercept dinamitaron al Lava Jato y a los cimientos de Bolsonaro

Lun, 10/06/2019 - 5:01pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Según un artículo del diario brasileño Intercept, escrito por el periodista inglés Glenn Greenwald - ganador de un premio Pullitzer por su trabajo sobre las revelaciones de Edward Snowden-, el exjuez Sergio Moro y el fiscal de la operación Lava Jato, Deltan Dallagnol, habrían direccionado la investigación, que terminó con el encarcelamiento de Lula Da Silva. Por su parte, los integrantes de la operación Lava Jato denunciaron que fueron víctimas de un ataque informático de un hacker que suplantó identidades, pero reconocieron que los fiscales mantenían “discusiones en grupos de mensajes”. El escándalo de las escuchas que reveló Intercept golpea al gobierno de Bolsonaro, que tiene a Moro como su ministro de Justicia.

Contenido

Una revelación que golpea de muerte al Lava Jato y el encarcelamiento de Lula Da Silva, a la vez que salpica al gobierno de Jair Bolsonaro donde Sergio Moro ocupa el ministerio de justicia justamente por esa investigación. Según un artículo del diario brasileño Intercept, escrito por el periodista inglés Glenn Greenwald - ganador de un premio Pullitzer por su trabajo sobre las revelaciones de Edward Snowden-, Moro y el fiscal de la operación Lava Jato, Deltan Dallagnol, habrían direccionado la investigación mediante comunicaciones prohibidas por la Constitución de Brasil.

Según los archivos de las conversaciones entre el juez y los fiscales, Moro sugería fuentes, orden de las operaciones y hasta coordinaba los procesos que luego juzgaría.  

“Las conversaciones entre Moro y Dallagnol demuestran que el actual ministro se entrometió en el trabajo del Ministerio Público”, afirma Intercept.

El ministro del Supremo Tribunal Federal (STF) Marco Aurelio Mello opinó que "la colaboración entre Moro y Dallagnol" pone en duda la equidistancia del órgano juzgador, que tiene ser absoluta, afirmó el magistrado, en un reportaje de Folha de San Pablo.

El ministro destacó la ilegalidad del comportamiento de Moro y Dallagnol al decir que la relación entre el juez y el procurador "tiene que ser tratada en el proceso, con amplia publicidad, de forma pública, con absoluta transparencia".

Ante las revelaciones de Intercept, los integrantes de la operación Lava Jato respondieron con una nota informando que sus miembros fueron víctimas de un ataque informático. “La acción vil del hacker invadió teléfonos y aplicaciones de fiscales de la Lava Jato usados para comunicaciones privadas y del interés del trabajo, y existiendo la sustracción de identidad de algunos de sus integrantes. No se conoce aún la extensión de la invasión, pero se sabe que fueron obtenidas copias de mensajes y archivos intercambiados en charlas privadas y de trabajo”, afirmó el MPF.

Sin embargo, los fiscales admitieron conversaciones: “discusiones en grupos de mensajes sobre diversos temas, algunos complejos, en paralelo a la reuniones personales que les dan contexto”.

Asimismo, el Ministerio público destaca que “muchas conversaciones, sin el debido contexto, pueden dar margen para interpretaciones equivocadas".