Leído

POPULISMO LATINOAMERICANO 

Correa necesita un guiño de Alberto F. contra Lenín Moreno

Mar, 05/11/2019 - 5:58pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

¿Rafael Correa hubiese preferido entrevistar a Alberto Fernández o a Cristina Fernández de Kirchner? Es una pregunta que se hacen muchos en el periodista que observa el curso de los acontecimientos. Alberto Fernández se encuentra más cerca de Manuel López Obrador que de Nicolás Maduro, afirman algunos aunque es cierto que también estuvo con Evo Morales en Bolivia. Pero también tiene pendiente una visita a USA, comenzando por la petrolera Texas. Antes deberá concluir su visita a México, un país que ingresará a una recesión que la Argentina padece pero con inflación hace tiempo.

Contenido

Días atrás Rafael Correa fue entrevistado por la periodista mexicana Carmen Aristegui en CNN.

Ahora, Correa entrevistó a Alberto Fernández para su programa en el multimedios ruso RT (Russia Today).

Correa ha entrevistado semanas atrás a Nicolás Maduro, en Caracas, y si bien reside en Bélgica, mantiene su programa periodístico que le permite circular por la región mientras organiza su próxima candidatura presidencial.

Correa fue presidente de Ecuador, impulsó como su heredero a Lenín Moreno, quien rompió totalmente con Correa, y desde entonces éste promete ganarle en las urnas a Moreno.

En ese contexto, para Correa es un ejemplo a seguir lo que ha sucedido en la Argentina con Alberto Fernández / Cristina Fernández de Kirchner.

El chileno Marco Antonio Enríquez-Ominami Gumucio, inspirador del llamado Grupo de Puebla, es quien negoció la entrevista entre Alberto Fernández y Rafael Correa.

Cabe deslizar que el rol de Ominami es cuestionado por algunos diplomáticos peronistas que entienden que Fernández tendría que tener un enfoque más amplio. De hecho, finalmente, ha desistido de la salida abrupta del Grupo de Lima, tal como se le atribuye había propuesto Ominami.

Correa en Ecuador, Hugo Chávez Frías en Venezuela, Evo Morales en Bolivia, Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil y los Kirchner en la Argentina fue la 'era dorada' del populismo de centroizquierda en Sudamérica.

Morales sigue en el poder pero con creciente oposición, Lula da Silva está preso y busca su excarcelación, Chávez Frías murió pero continúa Nicolás Maduro en medio de una enorme torpeza en la gestión de la economía, y Fernández / Fernández se prepara para reasumir en la Argentina: así concluye 2019 en Sudamérica.

Correa busca llevar agua para su molino, que no es exactamente el de Maduro ni el de Evo pero que es un capítulo del populismo mal llamado 'progresista' (nunca se ha definido con propiedad semejante idea).

Para Alberto Fernández, para no tener que vincularse con Maduro, México es una oportunidad de exhibir una 3ra. posición entre USA y Venezuela, la gran grieta regional.

El problema de Fernández consiste en que México, junto a Alemania, Italia y Reino Unido, son los países que más cerca se encuentran de una recesión de su economía.

Esto condiciona muchísimo la gestión de Andrés Manuel López Obrado y lo ubica muy dependiente de su vecino geográfico, USA.

López Obrador luce condicionado por Donald Trump y es muy limitada su capacidad de acción. Sin embargo, Alberto Fernández prefiere ese vínculo antes que ir a Caracas o a La Habana, y esto resulta, dentro de todo, una señal positiva. Es una escala intermedia antes de visitar USA.

En este escenario irrumpe Correa, necesitado de cuestionar a Lenín Moreno pero su discurso contra el 'neoliberalismo' no le sirve ni a Alberto Fernández ni a AMLO.

De todos modos, la fotografía es muy útil en una política de imágenes.