ARCHIVO >

Mientras Cristina celebraba en la Rosada, reinaba la violencia en Soldati

Día de los Derechos Humanos, con premios gubernamentales y Cristina Fernández por cadena nacional de radio y TV junto a Estela de Carlotto y Hebe de Bonafini. En forma simultánea, ardía el Parque Indoamericana en una disputa entre vecinos y okupas.

por EDGAR MAINHARD
 
 
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Fue patética la imagen de la TV: a las 20:00 los vecinos de Villa Soldati y Villa Lugano comenzaban a ingresar al Parque Indoamericano para expulsar a los okupas -que se autocalificaban también como "vecinos" pero aquellos no los reconocen como tales, para comenzar porque no pagan impuestos-, y comenzó la cadena nacional de radio y TV: Hebe de Bonafini y Estela de Carlotto aplaudían a Cristina Fernández, quien quería hablar al país por la entrega de los premios a los Derechos Humanos 2010. ¿Cómo se podía mencionar el tema mientras la violencia crecía a 20' de la Casa Rosada?
 
La imagen de Cristina fue de una gobernante frívola, atrapada en profundas contradicciones entre seguridad vs. represión y, básicamente, con una liviandad peligrosa respecto de lo que ya sucedía en Villa Soldati. Con la excusa de que ella no tolera la 'mano dura', fue permisiva ante la violencia, desprotegió a los vecinos del sur de la Ciudad y terminó goteando sobre su cabeza la sangre de múltiples heridos en el Parque Indoamericano. Y todo para intentar liquidar políticamente a Mauricio Macri.
 
Cristina Kirchner buscó alguna conspiración que pueda rescatarla -dijo que fuerzas que no mencionó "quieren desgastar al Gobierno diciendo que no le interesa la seguridad", le pidió perdón a los países que se sintieron discriminados por los dichos de Mauricio Macri (Bolivia, que no es miembro efectivo del Mercosur, habría que recordarle a Aníbal Fernández) y advirtió que tendría "máxima paciencia" en la situación de Soldati. La actitud es más bien irresponsable.
 
"Yo no soy tonta", indicó. Ojalá pudiera sostenerlo con sus hechos.
 
Es cierto que Cristina todavía tiene popularidad para perder y seguir siendo popular, pero no debería exagerar: todo lo que ganó fue por la muerte de su marido Néstor, mientras que por delante tiene acontecimientos difíciles, relacionados con la gestión y con la inflación que viene, multiplicando la pobreza, y en los que ya no podrá mantener esa apelación casi absurda a la victimización con aire de medium: "Me parece que él está aquí, entre todos nosotros", para que Madres, Abuelas y otros resabios del pasado aplaudan y aplaudan mientras la gente se disputaba violentamente el control del Parque Indoamericana.

Patéticas, Bonafini y Carlotto sonreían y aplaudían, y la sangre ya regaba los pastizales en Villa Soldati. Irrealidad notable.
 
El intento de conexión con el presente fue el anuncio de que Nilda Garré pasará del Ministerio de Defensa al flamante Ministerio de Seguridad, durísima derrota de Julio Alak y, probablemente, de Aníbal Fernández: entre su acercamiento no autorizado a Grupo Clarín durante el velatorio de Néstor y la difusión de los documentos 'Wikileaks', el jefe de Gabinete de Ministros de la Nación está hecho jirones.
 
No puede ignorarse que Fernández quería ser ministro de Defensa a costa de Garré, en diciembre de 2007; y ella se impuso gracias a la apelación de su ex pareja Juan Manuel Abal Medina ante los Kirchner. Habrá nueva administración de las 3 fuerzas de seguridad: Policía Federal, Prefectura Naval y Gendarmería Nacional. Pero ¿habrá seguridad? Por lo ocurrido en el Parque Indoamericano, no la habrá.
 
Allá en el Parque Indoamericano el Estadopermanecía ausente y eso decidió a los vecinos a ejecutar la autodefensa (en Colombia hay mal recuerdo de ese concepto), la justicia por mano propia.
 
Sin presencia policial importante -apenas algunos agentes de la Metropolitana, fuerza de seguridad de proximidad pero no preparada para estos avatares complejos porque los 'ladriprogresistas' querían una policía incapaz de reprimir la protesta social-, un grupo de vecinos ingresó al Indoamericano, corrió a algunos ocupantes y quemó sus carpas y casillas.
 
Había armas de ambos lados, y hubo disparos. También el ingreso al predio, cuando caía la noche, de otra gente no identificada, algunos encapuchados.
 
Según Alberto Crescenti, director general del SAME, hubo al menos 1 muerto más, al que no se pudo trasladar porque "lo mataron en el lugar. Lamentablemente no podemos acceder, recién quisimos entrar pero no podemos porque es terrible. Tenemos 11 ambulancias. No podemos entrar al Parque Indoamericano. Cada vez que llegan las ambulancias las sacan a los tiros. Sabemos que adentro hay más heridos, algunos muy grave. Hay 3 con impactos de piedras. Estamos tratando de atender heridos, permaneceremos hasta que podamos hacerlo", dijo él.

Según la Policía Federal ese joven de 19 años quedó muy mal herido pero no muerto. No hace al fondo de la cuestión: la tragedia.
 
Hay 'código rojo' en todos los hospitales de la Ciudad pero es incierta la cantidad de heridos, al menos hasta que pase la noche y pueda realizarse una verificación de la zona. Probablemente haya más víctimas que lamentar.
 
Crescenti afirmó que en el Hospital Piñero "hay internados 2 heridos graves", uno de los cuales es Policarpio Coria, de 41 años, que presenta heridas múltiples y fracturas y asistencia respiratoria mecánica.
 
Los vecinos estaban malhumorados y el cronista de C5N pudo advertirlo: "(Daniel) Hadad, la concha de tu madre", le gritaron algunos. Otros le exigían que corriera la cámara. Llegó otra gente. Algunos no se sabía a qué bando pertenecían, rodearon al móvil de C5N mientras tiraban piedras y patadas, y los demás medios levantaran el operativo del lugar.
 
Dicen que había barrabravas varios entre los vecinos. Mucho barrabrava. Algunos de ellos, más organizados, tomaron el control del Parque y lo cerraron a móviles policiales y ambulancias. 2 patrulleros de la Metropolitana fueron baleados y debieron abandonar la zona. No hubo presencia de la Policía Federal.

Cualquier resultado será una tragedia. Si ganan los vecinos, porque quedará el precedente de la mano propia. Si ganan los okupas, porque será la ilegalidad de la ocupación del espacio público... o de la propiedad privada... Si la situación sigue indefinida, resultará intolerable.

Y todo esto ocurre en la Ciudad de Buenos Aires... supuestamente la capital cultural del Cono Sur, y en medio del festejo por los derechos humanos. Otra demostración más de la deKadencia.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario