Leído

MACRI LO CONFIRMÓ

Acuerdo de libre comercio con USA: Trump no quiere que Europa le robe latinoamérica

Vie, 05/07/2019 - 9:50am
Enviado en:
Por Urgente24

Luego de anunciar un convenio entre el Mercosur y la Unión Europea, el presidente Mauricio Macri confirmó que Argentina negocia junto a Brasil un tratado de libre comercio con Estados Unidos. El anuncio se desarrolló durante el acto en la CAME por el Día de la PyME (y a algunos les parece una burla de mal gusto). Llega información de que al gobierno estadounidense no le gusta nada el acuerdo con la UE y hay quienes hablan del impulso de un nuevo ALCA.

Contenido

"Se nos acaba de abrir una oportunidad histórica para los argentinos con este acuerdo Mercosur-Unión Europea. Se nos abre un mercado de 500 millones de consumidores. La demanda sobre nuestros productos se va a multiplicar. Tenemos que prepararnos para salir del aislamiento. Ahora esperamos ir a Canadá antes de fin de año. Y el año que viene en la agenda vamos a tener a Corea (del Sur)", dijo Macri en un acto realizado por el Día de la PyME en la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME). 

Antes que Macri, el canciller Jorge Faurie lo había anticipado públicamente. El Presidente agregó: "El canciller me dijo que estamos hablando con Brasil para tener un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos. Al mundo le interesa relacionarse con nosotros".

Lo que había dicho Faurie a la prensa era que "los países del Mercosur" plantearon "en diferentes diálogos con Estados Unidos la posibilidad de tener negociaciones bilaterales o cada uno individualmente". "Creo que esto complementaría enormemente lo que acabamos de hacer con la Unión Europea, que no es una reorientación de comercio, es maximizar las condiciones con que realizamos el comercio", explicó el canciller en La Nación+.

Por supuesto, Macri respaldó tanto el acuerdo con la Unión Europea como el de libre comercio con USA. Sin embargo, desde el sector industrial hay quienes dudan de los "beneficios" del mismo. Desde la oposición, sostienen que se va a "destruir" la industria local. 

"'Feliz día a las pequeñas y medianas empresas', saludó Macri en la sede de la CAME, para luego lanzar un anuncio que podría perjudicar aun más a las Pymes: al acuerdo de libre comercio firmado con la Unión Europea busca sumar ahora uno con Estados Unidos", publica Página/12 este miércoles 4/7.

El próximo 18/7 Macri recibirá en Buenos Aires a Mike Pompeo, el ex director de la Agencia Central de Inteligencia y actual secretario de Estado (canciller) de los Estados Unidos. Habrá que ver si hay más novedades sobre el acuerdo que las dos frases disparadas en la CAME.

Además, en el medio citado se habla de que el gobierno estadounidense no está muy contento con el anuncio entre el Mercosur y la Unión Europea. Página/12, en una nota firmada por Martín Granovsky, sostiene que "fuentes diplomáticas confiables" sostienen que a USA no le gusta el acuerdo no por motivos ideológicos sino por sus "propios intereses". 

"Para la administración de Donald Trump América Latina debe ser conquistada por las empresas norteamericanas antes que por las europeas. Pero además la propia Europa está en cuestionamiento. La Casa Blanca quiere recuperar algo del Plan Marshall, el programa de recuperación de Europa que comenzó con 12 mil millones de dólares aportados por los Estados Unidos entre 1948 y 1952. Buscaba contener el avance comunista y crear un mercado para los bienes norteamericanos", dice la nota.

El ALCA fue impulsado por Bill Clinton a fines del siglo pasado. Era un acuerdo multilateral de libre comercio, que abarcaba a todos los países del continente americano, con excepción de Cuba. Sin embargo, había quienes estaban en contra del acuerdo y nunca se concretó. Debía comenzar a funcionar a partir de la IV Cumbre de las Américas, realizada en Mar del Plata en 2005, pero en esa reunión entró en crisis, al punto que muchos ya lo consideraron como "un proyecto muerto". Mandatarios como Néstor Kirchner, Lula da Silva y Hugo Chávez estaban en contra del mismo.

El pasado 22/3, los líderes políticos de derecha y centro-derecha de: Argentina, Brasil, Chile, Paraguay Uruguay y el dirigente venezolano, Juan Guaidó, se reunieron en Santiago de Chile para evaluar el destierro definitivo de la Unasur (Unión de las Naciones Sudamericanas), impulsada por el ex presidente venezolano de izquierda, Hugo Chávez en 2005 y así seguir adelante con la creación de un nuevo bloque: Prosur (Foro para el Progreso Sudamericano). 

Tanto Bolsonaro, como Mauricio Macri (Argentina) e Iván Duque (Colombia), son todos presidentes latinoamericanos con una mirada de apertura hacia el exterior, concretamente Estados Unidos, en cuanto a la defensa de la democracia y de las economías de mercado.  

Así como lo publicó Urgente24 tras la reunión del Prosur, este organismo llega en un momento clave para América Latina, donde todos los presidentes ven en Estados Unidos un aliado clave para su gobierno, contrariamente a lo que ocurría en su tiempo de fundación en 2008 donde todos los mandatarios izquierdistas de la región estaban convencidos que no necesitaban la intervención de un país del primermundista para crecer, y también en un tiempo clave para Trump, ya que en medio de guerras comerciales y sus políticas aislacionistas, decide buscar aliados en América Latina.