Leído

EN CHUBUT

Relato salvaje: de una mordida le arrancó la oreja a un enfermero por no atenderlo

Mar, 25/06/2019 - 5:42pm
Enviado en:
Por Urgente24

Un increíble hecho de extrema violencia se registró en Esquel (Chubut), cuando un hombre le arrancó de una mordida parte de la oreja a un enfermero porque tardaba en atenderlo. Ocurrió en un hospital de de esa localidad y según informaron las autoridades, el agresor fue detenido y le dictaron 15 días de prisión preventiva.

Contenido

Al mejor estilo "relato salvaje" un hombre fuera de control protagonizó, junto a un enfermero, una madrugada de furia en un hospital de Esquel, Chubut. Y es que el, desesperado por no ser atendido rápidamente, decidió arrancarle la oreja al profesional de la salud de un mordisco. 

"Le pegó, lo pateó y le arrancó de una mordida un pedazo de oreja", dijeron los testigos del hecho. 

El agresor, indentificado como Sebastián Thomsen, fue detenido  después de casi 2 horas, ya que se resistió por todos los medios e incluso, luego de ser capturado, se autolesionó en el calabozo. Para su captura se necesitaron 6 efectivos para poder reducirlo y ahora ordenaron que cumpla prisión preventiva por los próximos 15 días.

Thomsen llegó al hospital tras presentar un fuerte dolor de espalda que se fue intensificando mientras esperaba ser atendido. "Enojado porque no lo atendieron de inmediato, primero golpeó la puerta, luego comenzó a patearla y por último ingresó para agredir directamente al enfermero que estaba en el interior haciendo su actividad", describió la jefa de la comisaría primera de Esquel, Carolina Pauli, al sitio ADN Sur.

"En plena pelea, el enfermero nota que le corre un líquido tibio por la parte del cuello y percibe que es su propia sangre, lo cual comprueba luego cuando el agresor escupe el pedazo de oreja que le había arrancado de una mordida y tenía en la boca", agregaron fuentes policiales.

Le había arrancado el lóbulo de la oreja derecha. Aún así, el enfermero pudo escapar y buscar refugio con el resto del personal médico. Tuvo que ser operado de urgencia para detener la hemorragia y que le pudieran reconstruir la parte afectada.

En la audiencia de control de la detención y formalización de los cargos, el imputado leyó una carta en la que le pedía perdón a la víctima pero no pudo volver a su casa. Le dictaron la prisión preventiva por un plazo de 15 días. Thomsen había llegado una semana atrás desde Mar del Plata. Se dedica a la venta de libros y no tenía antecedentes penales.