ARGENTINA

EN CONCURSO DE ACREEDORES

Vicentín se transformó en una cuestión Estado

Los anuncios del Presidente de la Nación sobre el futuro de la empresa en concurso de acreedores provocó que la oposición se mostrara crítica respecto de la presencia del Estado en la compañía que tiene entre sus aportantes al Banco Nación.

Al promediar la tarde la Sociedad Rural Argentina expreso su "extrema preocupación por la intervención al Grupo Vicentin vía DNU, así como su eventual expropiación a través del proyecto de ley que se enviará al Congreso". Tras las explicaciones que brindó el Presidente de la Nación. 

La entidad gremial empresaria detalla que "la historia demuestra que las intervenciones del Estado en el comercio de granos en particular y los mercados agropecuarios en general han creado siempre severas distorsiones, que terminaron provocando problemas más graves que los que se pretendía solucionar". 

"El Estado, a través de la Justicia, cuenta con los medios e instrumentos para canalizar el concurso preventivo de este importante operador del mercado de granos y al mismo tiempo fortalecer las instituciones y los derechos de propiedad". Reflexiona le entidad.

En ese sentido el Diputado Ricardo Buryaile, ex ministro de Agroindustria de la administración de Mauricio Macri, fue uno de los que dejó clara su opinión. “Lo que me preocupa es la visión que tiene el Presidente de que a partir de la expropiación de Vicentin vamos a tener soberanía alimentaria y que el Estado va a ejercer el rol de empresario del sector privado para el devenir de la post pandemia”, al hablar frente a canal de noticias porteño.

“El Presidente acuña la frase ‘soberanía alimentaria Me hace acordar a que íbamos a tener la soberanía monetaria y estatizamos Ciccone, e íbamos a tener la soberanía energética y estatizamos YPF”, enfatizó el legislador.

Por su parte el ex ministro Luis Miguel Etchevehere, dijo que lo visto “Es una muy mala noticia. No hay ninguna necesidad de que el Estado se haga cargo de esa empresa, estaba en un concurso de acreedores. En el mercado se sabía que había dos o tres grupos privados interesados en comprar sus activos. Es muy mal antecedente, y sobretodo es una muy mala señal si el Estado se pone a ponerle precio político a los productos”.

“No abro juicio aún sobre la expropiación de Vicentin. Solo aviso que ahora las millonarias deudas pasan a ser de todos los argentinos que pagan impuestos. Las ganancias futuras, ya veremos", escribió el Diputado y economista, Luciano Laspina en su cuenta de Twitter minutos después del anuncio presidencial. Enseguida agregó: “Tengo algunas dudas sobre la expropiación de Vicentin a la luz del antecedente de YPF, que nos costó USD 8.000 millones y un juicio por 13.000 millones en NY, y aún esperamos los beneficios”.

A todo esto y como era de esperar trascendió que sectores de la oposición se aprestaban a evaluar el tema. 

Asi las cosas, Luis Petri, diputado de la UCR avanzó sobre la cuestión al referir que “La expropiación de Vicentin es un muy mal mensaje que da el Gobierno, una pésima salida en términos de confianza para generar inversión en un momento en que la economía necesita certezas, el Gobierno gira a la Venezuela", escribió en su cuenta de Twitter.

La decisión de intervenir se habría apoyado en un documento de, Claudio Lozano, director del Banco Nación, principal acreedor de la firma, elaborado en enero. La mayoría accionaria de la empresa está en manos de la multinacional suiza Glencore.

Vale recordar que en su discurso de esta tarde el Presidente de la Nación afirmó que “El Estado es el principal acreedor de la empresa. La vamos a rescatar, es una empresa líder, para que continúe funcionando y sus trabajadores tenga la tranquilidad de seguir trabajando, lo mismo que los productores que le venden lo que producen”.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario