Leído

EL CASO DE LOS ROQUENSES

Otro crucero: Argentinos, a la deriva por el coronavirus en 'El Retorno'

Mar, 17/03/2020 - 11:32am
Enviado en:
Por Urgente24

Se trata de un crucero con pasajeros adultos mayores, entre 70 y 80 años en su totalidad. Se llama 'El Retorno' porque los turistas regresan a ver a sus nietos e hijos y conocer su tierra de origen. Son 4.000 pasajeros más la tripulación, con un total de 1.500 argentinos. La mayor preocupación de los pasajeros es que al día de la fecha no tienen certezas de los próximos rumbos. El barco salió el 3 de marzo desde el puerto de Buenos aires, y el 7 marzo se propagó el brote aún más en Europa. Ante esta situación, el capitán realizó una reunión anunciando que no iba a estar pendiente de los anuncios televisivos y que tampoco iba a suspender la trayectoria. "El capitán hace 4 días que no habla con nosotros, y el personal sólo nos dice que sigamos disfrutando del viaje", manifestó una roquense a bordo del crucero.    

Contenido


Sandra Cerquetti y Roque Eduardo García salieron de Buenos Aires el 3 de marzo y tenían que llegar a Barcelona el 21. Pero ahora están en el medio del mar sin rumbo cierto.

Es que modifican constantemente su itinerario luego de que el Gobierno español cerrara todos sus puertos.

Según publicó el diario 'Río Negro', ambos de Roca, tomaron la decisión de viajar hace un año, y tras conocerse sobre la pandemia, se comunicaron con la empresa para cancelar el viaje, pero no se lo permitieron. 

Por ello, decidieron embarcarse de todas maneras, para conocer España y otros países de Europa en una semana. "No me dejaron cancelar, íbamos a perder todo. Sabíamos que nos veníamos a la boca de una tormenta, pero como decían que en España no había ningún problema, ya que el brote era principalmente en Italia, decidimos hacerlo", comentó Sandra.

Hace 4 días los pasajeros se encuentran con un malestar anímico generalizado ante la incertidumbre de la trayectoria y de su retorno al país de procedencia. Las medidas sanitarias en el barco no fueron reforzadas aún ante la presencia de gripe de algunos pasajeros. "No podemos servirnos nuestros alimentos, ni tocar nada. No sabemos si hay algún infectado sobre el crucero. Solo nos dan gel para las manos en el comedor, antes de sentarnos", explicó la mujer en contacto con 'La Comuna'.

Es un crucero con pasajeros adultos mayores, entre 70 y 80 años en su totalidad. Se llama 'El Retorno' porque los turistas regresan a ver a sus nietos e hijos y conocer su tierra de origen. Son 4.000 pasajeros más la tripulación, con un total de 1.500 argentinos.

La mayor preocupación de los pasajeros es que al día de la fecha no tienen certezas de los próximos rumbos. "Teníamos que bajar hoy en Tenerife y Canarias, pero como están los puertos cerrados, no podemos. Nos van a llevar a Marsella, Francia, donde el foco de infección del virus es bastante grande. Nos aseguraron que nos harán un corredor sanitario para meternos en colectivos y hacer 570 kilómetros al aeropuerto para salir el 19 para Argentina", expresó Cerquetti.

El barco salió el 3 de marzo desde el puerto de Buenos aires, y el 7 marzo se propagó el brote aún más en Europa. Ante esta situación, el capitán realizó una reunión anunciando que no iba a estar pendiente de los anuncios televisivos y que tampoco iba a suspender la trayectoria.

"Nos quería llevar hasta Génova, al norte de Italia, donde actualmente el brote del virus es incontrolable. Le pedimos que no lo hiciera. Esto de Marsella es de ahora, no sabemos si aún podremos bajar en el puerto", alertó la mujer.

Según cuenta el medio mencionado, la incertidumbre es alta entre los pasajeros, ya que para realizar los traslados pertinentes necesitan 10 aviones para repatriar.

"Desde Cancillería me confirmaron que no es posible, porque no pueden disponer en una cuestión de horas de esos medios de transporte. Yo no tengo dinero para pagarme en Francia el hotel. Me tengo que quedar en un aeropuerto", comentó Sandra.

Según aseguró la mujer, desde la empresa de viajes y turismo Fly Pass, de Buenos Aires donde se hizo la compra del paquete turístico no les dan respuesta, y desde la empresa del crucero tampoco.

"El capitán hace cuatro días que no habla con nosotros, y el personal sólo nos dice que sigamos disfrutando del viaje", manifestó la mujer.    

Respecto a la salubridad, en el barco se cobra cada servicio en euros. "No te permiten usar tarjetas de débito o crédito. Te dan una tarjeta que se llama Costa y ahí te cargan todos los gastos que vas realizando", expresó.  

La pareja de roquenses pagó por seis paradas, tres en Brasil y tres en España. Las del país limítrofe pudieron realizarlas, pero no las de España. "A partir de Málaga, me hacía cargo de los gastos porque era el último destino. Pagué el hotel, pero perdí todo", expuso Sandra.

Costa Cruceros es la compañía de cruceros italiana de Carnival Corporation, la mayor empresa de cruceros del mundo. Actualmente, la flota de Costa es la más grande de Europa y cuenta con un total de 18 barcos en servicio todos con bandera italiana.