Leído

SEGURIDAD EN SANTA FE

Mensaje a Saín: Se fugó "Teletubi" 

Vie, 20/12/2019 - 7:44pm
Enviado en:
Por Urgente24

Se sospecha el motivo por el cual, el gobernador santafecino, Omar Perotti, designó ministro de Seguridad, Marcelo Saín: quería un funcionario que sintonice con la tendencia que hay en Nación, Sabina Frederic, aunque ni Saín ni Frederich tienen mucha coincidencia con quien se encarga de la Seguridad bonaerense, Sergio Berni. Ahí hay un error de Perotti, probablemente, porque las provincias de Buenos Aires y de Santa Fe son fronterizas, y hoy día tienen políticas de seguridad bien diferentes. El gran problema de Saín es que habla mucho. Demasiado. Horas atrás dijo "Con nosotros no hay resistencia policial y ya van a ver lo que va a pasar en Rosario. De hecho hay una causa judicial en Rosario por incumplimiento de los deberes de funcionario público que compromete al director (Marcelo) Gómez y hoy nosotros nos presentamos, a través de un escrito, en la fiscalía que lleva la causa, la fiscal Paola Aguirre, para ofrecernos el jefe de policía, el subjefe de policía y quien habla, el ministro de Seguridad, como testigos de esa causa porque tenemos elementos que dan cuenta de la configuración de ese delito a nuestro entender. Acá, el que jode con estas cosas, va a terminar en el calabozo". Bueno, comenzó con el pie izquierdo Saín porque se le escapó un preso renombrado.

Contenido

Ariel Sebastián Acosta, alias "Teletubi" (por aquellos personajes televisivos llamados 'Teletubbies'), se evadió de las instalaciones del Centro de Justicia Penal de Rosario mientras esperaba la audiencia por un juicio por homicidio. Por el hecho hay dos miembros del Servicio Penitenciario detenidos y otro demorado, quienes podrían ser imputados el lunes 23/12.

Acosta iba a ser juzgado por delitos de homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego en calidad de autor en grado de tentativa en concurso real con el delito de portación ilegitima de arma de fuego de uso civil, e integrante de una asociación ilícita, unificada con condenas anteriores, a la pena única de 13 años de prisión efectiva.

Según recuerda Wikipedia, Teletubbies es un programa de televisión de la cadena británica BBC, con contenidos orientados a los bebés y niños de edad preescolar, producido por Ragdoll Productions, creado por Anne Wood CBE, la directora creativa de Ragdoll, y Andrew Davenport, que escribió cada uno de los 365 episodios que componen la serie original. Los Teletubbies son 4: Tinky Winky (de color morado), Dipsy (verde), Laa-Laa (amarillo) y
Po (rojo).

El caso de Rosario, en cambio, es de un personaje más bien siniestro.

'Teletubi' Acosta se encontraba detenido en una celda del subsuelo del CJP a la espera de la audiencia, que se iba a desarrollar a las 17.30.

La Agencia de Criminalidad Organizada está llevando a cabo la investigación por la fuga de Acosta. Las autoridades solicitaron relevamiento de cámaras del Centro de Justicia penal para determinar la mecánica del hecho.

Según se informó desde Fiscalía, todo el personal del Servicio Penitenciario involucrado en la custodia del hombre que iba a ser condenado a 13 años de cárcel para dilucidar responsabilidades.

Se emitió la orden de recaptura del imputado, hay medidas en curso en relación a su recaptura.

El diario La Capital, de Rosario, publicó el 27/03/2016 una crónica de quién es el mencionado 'Telebuti':

"Ocho días atrás, en una de las escaleras de los monoblocks de Sánchez de Thompson al 200 bis, fue detenido “Teletubi”, un viejo animador de las crónicas policiales. Al momento de ser apresado por efectivos del Comando Radioeléctrico, el muchacho estaba acompañado por cinco jóvenes, dos de ellos menores de edad. Lo último que se conocía sobre este pibe de 24 años es que una vecina de la zona de Grandoli y Gutiérrez lo había denunciado el 7 de febrero por haberle baleado el frente de su casa. En agosto pasado, en tanto, Teletubi había sobrevivido a un feroz ataque a balazos. Fue la noche del 10 de agosto de 2015 mientras estaba en una canchita de fútbol 5 en Arijón y pasaje Atahualpa. Uno de sus hermanos resultó herido en el hecho. Un día más tarde, según la versión oficial, el pibe abandonó una ametralladora Halcón mientras era perseguido por la policía.

La historia de Teletubi sirve como muestra para entender cómo se vive, y muchas veces se muere, en los barrios de la periferia rosarina. El sábado 19 de marzo, pasadas las 21, una vecina de Sánchez de Thompson al 200 bis llamó al 911 y apuntó a un grupo de seis jóvenes que estaban en “actitud sospechosa” en una de las escaleras de los monoblocks. Los policías fueron y cuando trataron de identificarlos hubo una áspera discusión que terminó con Teletubi preso y acusado por resistencia a la autoridad. El pibe se llama Ariel Sebastián A. y tiene 24 años. Se mueve entre el Fonavi de Grandoli y Gutiérrez y los pasillos del barrio Municipal de Lamadrid y Alice. Y como sobre él no pesaban pedidos de captura, el fiscal de Flagrancia Rodrigo Urruticoechea le dio la libertad. Es decir que técnicamente, Teletubi no tiene deudas con la ley.

Se dice de él. Pero en la otra vereda de lo que puede verse en los legajos judiciales, está la construcción del delincuente mediático realizada a partir de los testimonios de los vecinos. El apodo de Teletubi comenzó a escucharse allá por abril de 2011 cuando la policía allanó su casa del Fonavi de Sánchez de Thompson al 200 bis y encontró varias armas.

El sábado 4 de junio del mismo año tuvo su irrupción en las páginas policiales. Esa tarde Alberto “Tato” Caminos, uno de los hermanos de “Pimpi”, el asesinado ex líder de la barra brava leprosa, había reunido a sobrevivientes de “La hinchada que nunca abandona” en la esquina de Alice y Gutiérrez para marchar hacia El Coloso del Parque en la previa de un partido con San Lorenzo. Eran tiempos en los que la familia Caminos aparecía en el horizonte de la interna de la barra cuestionando la jefatura de Diego “Panadero Ochoa”, actualmente preso por el homicidio de Pimpi.

La manifestación estaba fuertemente custodiada por la policía. En un momento, al lugar llegaron varios autos y motos. Bajaron dos personas e hirieron en la cadera al entonces jefe de la comisaría 11ª, Javier Alegre. Teletubi junto a “Cuatrerito” fueron acusados del ataque. Pero con el tiempo ambos fueron desvinculados.

Rivalidad barrial. El lugar en el cual reside Teletubi es el mismo del cual surgió un peso pesado del hampa local apodado “Chapita”. A partir de un incidente en la esquina del barrio Municipal ocurrido en junio de 2011 comenzó otro clásico barrial. El enfrentamiento de Teletubi con Alexis, uno de los hijos de Pimpi. Fueron incontables la cantidad de balaceras producidas en los dos barrios en los que los vecinos apuntaron a uno y otro. Como la de la gente que denunciaba ante los medios de comunicación que la comisaría 11ª jugaba a favor de Alexis.

El lunes 10 de agosto del año pasado, en un clima de máxima tensión entre las gavillas mencionadas, otra balacera reavivó la encarnizada rivalidad entre las bandas. A las 22 de ese día un Peugeot 206 negro estacionó en la esquina del complejo de canchas “Hay equipo”, de Arijón entre Castro Barros y Atahualpa.

Dos hombres armados bajaron del vehículo y se dirigieron hacia la cancha donde estaba su objetivo. Y dispararon contra Teletubi y su gente. Uriel, uno de los hermanos de 15 años del mencionado, fue gravemente herido y debió ser internado en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez. La policía recolectó más de 20 casquillos de balas calibre 9 milímetros. Y como si hubiera sido parte del guión de un thriller, a la mañana siguiente, cuando Teletubi caminaba por Alice al 100 bis, fue interceptado por una patrulla de la comisaría 11ª que lo persiguió de cerca. Teletubi llevaba en un bolso una vieja ametralladora Halcón con buena aptitud para el disparo. Pero en lugar de enfrentarse con la policía arrojó el bolso con el arma y desapareció.

Una semana antes, en una casa de Olegario Víctor Andrade al 100 bis, en Saladillo, fue arrestado Alan, un chico de 15 años apodado “Novato” al que acusaron de participar en el crimen de Jonathan David Rodríguez, un muchacho de 20 años muerto a balazos en el Fonavi de Sánchez de Thompson y Grandoli dos días antes. En la pieza del menor la policía incautó una pistola ametralladora FMK3 que habría sido usada en el hecho. Fuentes policiales habían indicado que esa arma era de Teletubi. En febrero último fue la denuncia de la vecina de Grandoli y Gutiérrez. Y hace tan solo ocho días el pibe volvió a caer, aunque sólo por unas horas."