Leído

ASUNCIÓN

Alberto F. lanzó créditos a tasas bajas, destrozó a Macri y le advirtió al FMI por "virtual default"

Mar, 10/12/2019 - 5:43pm
Enviado en:
Por Urgente24

El presidente Alberto Fernández anunció en su discurso de asunción ante la Asamblea Legislativa : "Vamos a implementar un sistema de créditos no bancarios que brinde préstamos a tasas bajas".

Alberto Fernández, presidente. Foto: Cámara de Diputados
alberto.png
Contenido

Frases económicas más importantes de Alberto Fernández ante la Asamblea Legislativa, al asumir la presidencia:

Los afectados por la cultura del descarte no sólo necesitan un pedazo de pan en la mesa

Hoy, nuestros compatriotas tomaron créditos para comprar alimentos y los abuelos se endeudan para comprar medicamentos

La capacidad ociosa de nuestras fábricas, industrias y comercios también constituye un despilfarro de energía productiva. Queremos un Estado presente, constructor de justicia social que le dé aire a las economías familiares.

Por eso, vamos a implementar un sistema de créditos no bancarios que brinde préstamos a tasas bajas

  • La economía popular, sus movimientos organizados, el cooperativismo y la agricultura familiar será también actores centrales de estas políticas públicas. La cultura laboral se garantiza creando trabajos formales con todos los beneficios de la seguridad social, no de otro modo. Por eso, podremos en marcha acciones que faciliten que todos los titulares del salario social complementario puedan insertarse en el mundo laboral y cobrar por su trabajo.
  • Uno de cada dos niñas y niños es pobre en nuestro país. Sin pan, la vida solo se padece. Sin pan no hay democracia ni libertad.
  • Hoy, el desempleo afecta a casi un 30% de los jóvenes y aún en tasas más altas a las mujeres jóvenes

  • Más de 1.200.000 que no estudian ni trabajan. Debemos garantizar el derecho al primer empleo a través de becas solventadas por el Estado para que se capaciten y trabajen.

  • Llegamos a esta situación porque se aplicaron muy malas políticas públicas determinantes para que el pueblo argentino las descalificara en las últimas elecciones.

  • En los próximos días estaremos convocando a los trabajadores, a los empresarios, a los representantes del campo y a las diversas expresiones sociales para la puesta en marcha de un conjunto de acuerdos básicos de solidaridad en la emergencia.
  • La inflación que tenemos actualmente es la más alta de los últimos 28 años. Desde 1991, la Argentina no tenía una inflación por encima del 50%. La tasa de desocupación es la más alta desde 2006. El valor del dólar pasó de $9,75 a $63 sólo en 4 años. El PBI per cápita es el más bajo desde 2009. La pobreza está en los valores más altos desde 2008. La indigencia actual está en sus valores más altos desde 2010. La deuda pública en relación con su PBI está en su peor momento desde el 2004, cuando estábamos en default. El nivel de producción industrial es equivalente al 2006, retrocedimos 13 años. El empleo industrial registrado tiene el nivel del 2007. La cantidad de empresas es la más baja desde el 2009: se cerraron 20.000 empresas en 4 años, de las cuales 4.229 eran industriales. En términos interanuales, el empleo industrial registrado lleva 44 meses consecutivos de destrucción. Detrás de estos terroríficos números hay seres humanos con expectativas diezmadas. La economía y el tejido social hoy están en extrema fragilidad como producto de la fuga de capitales.
  • He decidido que no le daremos tratamiento parlamentario al presupuesto nacional proyectado para el año siguiente, para el ejercicio 2020. Sus números no reflejan ni la realidad de la macroeconomía ni las realidades sociales ni los compromisos de deuda que realmente se han asumido.
  • Un presupuesto adecuado sólo puede ser proyectado una vez que las negociaciones de nuestra hayan sido completadas.
  • La Nación está endeudada con un manto de manto de inestabilidad que desecha cualquier posibilidad de desarrollo y que deja al país rehén de los mercados financieros internacionales. Para poner a Argentina de pie, el proyecto debe ser propio y no dictado desde afuera por recetas que siempre han fracasado.
  • Saldremos juntos de este cuadro con el consenso y de manera paulatina y sostenida. Resulta fundamental recuperar la macroeconomía. No hay progreso sin orden económico. Necesitamos salir de la lógica de más ajuste y más deuda. Vamos a proteger a los sectores más vulnerables.
  • Necesitamos aliviar la carga de la deuda para poder cambiar la realidad.
  • Quiero dejar claro que el gobierno que acaba de terminar dejó al país en una situación de virtual default.
  • La consistencia integral de lo que proponemos de todas las variables del plan serán explicitados en los próximo días, convocando a todos los sectores involucrados. Recibimos un país frágil, postrado y lastimado.
  • Buscaremos una relación constructiva con el FMI pero hay que crecer para poder pagar. El país tiene la voluntad pero carece de la capacidad para hacerlo.
  • El gobierno saliente tomó una deuda sin generar más producción con la cual poder generar los dólares necesarios para pagar. Los acreedores han tomado un riesgo al invertir en un modelo que ha fracasado una y otra vez.