MALA NOTICIA

La vitamina D no previene el cáncer

La versión afirmaba que una dosis diaria de vitamina D podía reducir el riesgo de cáncer. Pero la vitamina D sólo fortalece los huesos.

(N. d ela R.: La vitamina D o calciferol o vitamina antirraquítica -ya que su déficit provoca raquitismo- es una provitamina soluble en grasas y se puede obtener de dos maneras:

> Mediante la ingestión de alimentos que contengan esta vitamina, por ejemplo: la leche y el huevo.

> Por la transformación del colesterol o del ergosterol (propio de los vegetales) por las radiaciones solares.

Se estima entre 1000 y 2000 IU diarias la cantidad de vitamina D suficiente para un individuo sano adulto.

La vitamina D es la encargada de regular el paso de calcio (Ca2+) a los huesos. Por ello si la vitamina D falta, este paso no se produce y los huesos empiezan a debilitarse y a curvarse produciéndose malformaciones irreversibles: el raquitismo. Esta enfermedad afecta especialmente a los niños.
 
La deficiencia de Vitamina D puede resultar del consumo de una dieta no equilibrada, aunada a una inadecuada exposición solar; también puede ocurrir por desórdenes que limiten su absorción, o condiciones que limiten la conversión de Vitamina D en metabolitos activos, tales como alteraciones en hígado o riñón, o raramente por algunos desordenes hereditarios.

La deficiencia de la vitamina D ocasiona disminución de la mineralización ósea, conduciendo a enfermedades blandas en los huesos, tales como raquitismo en niños y osteomalacia en adultos, incluso se asocia con la aparición de osteoporosis. Por otra parte, algunas investigaciones indican que la deficiencia de Vitamina D está vinculada a la merma de la función cognitiva y al cáncer de colon.
 
En 2007 se ha descubierto que la vitamina D parece cumplir también funciones antienvejecimiento: las personas con niveles elevados de esta vitamina poseen telómeros más largos que las personas con menor cantidad de la misma a la misma edad. La longitud de los telómeros se asocia al estado de envejecimiento real, cuanto más largos se mantienen los telómeros más joven biológicamente se mantiene el organismo. 

Se especulaba que el calcitriol induce la muerte de células cancerosas in vitro e in vivo. Pero sobre esto hay novedades...).
 
 
 
Aunque la vitamina D ayuda a fortalecer los huesos, no hay pruebas de que en grandes dosis pueda prevenir el cáncer u otras dolencias, según un nuevo informe.
 
La decisión del prestigioso Instituto de Medicina, organismo de salud de la Academia Nacional de Ciencias, podría contribuir a contener la locura por esa vitamina ya que advierte que a muy elevados niveles puede presentar riesgos.
 
"Más no es necesariamente mejor", advirtió la doctora Joann Manson, de la Facultad de Medicina de Harvard, coautora del informe que el instituto difundió el martes 30/11.
 
La mayoría de las personas de 1 a 70 años necesitan consumir no más de 600 Unidades Internacionales (UI) de vitamina D por día para mantenerse saludable, halló el informe. Los septuagenarios o de mayor edad necesitan hasta 800 UI. El informe estableció dichos niveles como las "pautas dietéticas recomendadas".
 
Eso es un poco más de las 400 UI que figuran en las etiquetas de los alimentos por orden del gobierno, y más que las recomendaciones de 1997 del Instituto de Medicina que iban de 200 a 600 UI, según la edad.
 
Pero está muy por debajo de las 2.000 UI diarias que recomiendan algunos científicos alegando que la gente con bajos niveles de vitamina D corren mayor riesgo de determinados tipos de cáncer o enfermedad cardíaca.
 
"Es una gran decepción", afirmó el doctor Cedric Garland, de la Universidad de California en San Diego, que no participó en el estudio y quien asegura que el riesgo de cáncer de colon en particular podría reducirse con la ingestión de suficiente vitamina D.
 
"¿Han avanzado lo suficiente? En mi opinión probablemente no, pero es un paso en la dirección correcta", comentó el prominente investigador de la vitamina D Michael Holick, del Centro Médico de la Universidad de Boston, quien amplió que los nuevos niveles enfocan la atención necesaria sobre el debate de dicha vitamina.
 
La vitamina D y el calcio van de la mano, y se necesita toda una vida con ambos para fortalecer y mantener huesos fuertes. Pero el estudio de dos años del panel de expertos del Instituto de Medicina concluyó que la investigación sobre la incidencia de la vitamina D sobre otras enfermedades es contradictoria. Algunos estudios no hallaron ningún efecto, o hasta indicios de perjuicios.
 
Los resultados de un estudio del Instituto Nacional de Cáncer a mediados de año fueron la advertencia más reciente de que la vitamina D en grandes dosis no protege de cáncer y aumenta el riesgo de cáncer de páncreas. Se sabe que las dosis superaltas --por encima de 10,000 UI por día-- causan daños renales, y el informe del martes estableció 4-000 UI como el tope diario, aunque tampoco deseable.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario