Francia vs. Inglaterra en fútbol femenino

El fútbol femenino tiene un gran crecimiento en Europa, Asia y USA; pero en Latinoamérica donde se cree que el fútbol es 'cosa de machos'. Sin duda, un error. Además, supone quedarse afuera de un gran negocio. Mañana, y televisado, Francia e Inglaterra se sacarán chispas.

La competición preliminar para la Copa Mundial Femenina de la FIFA China 2007 se reanuda en Europa con atractivos partidos.

El encuentro que suscita mayor interés es el que disputarán el domingo 26 de marzo Inglaterra, anfitriona del Campeonato Femenino de la UEFA 2005, y Francia, que necesita reaccionar tras la inesperada derrota encajada en casa frente a Holanda en el inicio de la competición.

El combinado inglés, que en los últimos años ha realizado grandes progresos bajo la batuta de la seleccionadora Hope Powell, lidera en solitario el Grupo 5 con un magnífico registro de 9 puntos en 3 partidos y un arrollador balance goleador de 18:1.

La selección francesa, empatada a puntos con Holanda, ocupa el segundo puesto en la tabla gracias a un mejor cómputo realizador.

En el choque de Blackpool, las inglesas buscarán una victoria que supondría un paso de gigante en la carrera hacia el certamen que se celebrará en el Imperio del Centro.

En el duelo entre Inglaterra y Francia se producirá un reencuentro entre la capitana inglesa Kelly Smith y la máxima goleadora francesa, Marinette Pichon, que compartieron vestuario hace unos años en el Philadephiadie Chargers de la WUSA, la extinguida liga profesional estadounidense de fútbol femenino.

En declaraciones a FIFA.com, Pichon explicó: "Somos buenas amigas. En las últimas semanas hemos estado en contacto por correo, aunque ya hace algún tiempo que no hablamos por teléfono. Tenemos que encontrar la forma de parar su juego y, para conseguirlo, le daré un par de consejos a mis compañeras".

Las francesas conservan buenos recuerdos de su próximo rival.

En 2002, dos victorias por 1-0 en la repesca certificaron la clasificación de las pupilas de Elisabeth Loisel para la Copa Mundial Femenina de la FIFA Estados Unidos 2003.

No obstante, el combinado inglés ha mejorado su rendimiento notablemente desde entonces y ha perfeccionado su estilo de juego, por lo que la empresa se presenta mucho más complicada para Francia en esta ocasión.

La moral de Inglaterra está tan alta que, después de su desafortunada eliminación en la primera fase del Campeonato Femenino de la UEFA 2005, el combinado británico no sólo ha ganado todos sus partidos clasificatorios para el certamen mundialista, sino que hace unas semanas volvió a confirmar su enorme potencial con dos empates frente a Suecia en Chipre.

El último resultado cosechado por el combinado inglés fue una victoria por la mínima sobre Islandia (1-0), pero Powell es consciente de que ahora se espera mucho más de sus pupilas.

La seleccionadora inglesa tuvo oportunidad de comprobar el potencial del combinado galo en Portugal, durante la Copa del Algarve: "Inglaterra dispone de un conjunto muy equilibrado, dotado de excelentes cualidades técnicas".

Las francesas lograron el 4to. puesto en Portugal, tras realizar un torneo en el que alternaron buenos y malos momentos.

Sendas derrotas frente a USA y Suecia contrastaron con una victoria sobre China y un empate frente a Dinamarca.

En el combinado galo se quedan con la buena imagen mostrada en el choque con la selección china.

En declaraciones a FIFA.com, Pichon habló del significado del encuentro: "Debemos ganar a toda costa, y no será fácil. El ambiente estará cargado de tensión. El partido será televisado en directo en Inglaterra, lo que debe dar una motivación adicional al equipo. No obstante, ya hemos demostrado que podemos derrotar a las inglesas".

Noruega y Dinamarca

Las selecciones de Noruega y Dinamarca buscarán consolidar con victorias a domicilio sus respectivos lideratos en los Grupos 1 y 3.

Hasta la fecha, las noruegas han hecho pleno en la fase de clasificación para la cita mundialista.

Los tres primeros compromisos de Noruega se saldaron con victorias. Tras la imagen mostrada en la Copa del Algarve, en la que la selección logró el quinto puesto y sólo la falta de puntería le privó de una mejor clasificación, el conjunto que dirige Bjarne Berntsen no debería tener problemas para imponerse en su visita a Grecia.

Muchas de las jugadoras noruegas se encuentran ya en buena forma, a pesar de estar todavía en período de pretemporada. La capitana Ane Stangeland dejó una impresión especialmente positiva en el torneo portugués.

Por su parte, Dinamarca afronta en Bélgica un compromiso de gran importancia para el equipo. Su actuación en la Copa del Algarve resultó bastante decepcionante, aunque a ello contribuyeron las numerosas bajas por lesión. El cuadro escandinavo buscará una victoria que restablezca la confianza del plantel y mantenga a raya a la selección de España, que, igualada a puntos con las danesas, se mide a Polonia pocos días después.

"Necesitamos ganar el partido y estamos capacitadas para ello", asegura Peter Bonde, seleccionador danés. En el choque frente a Bélgica en casa, hace medio año, Dinamarca se impuso por un claro 3-0. "Si jugamos con velocidad y mantenemos el orden táctico, no deberíamos tener problemas para llevarnos los tres puntos", afirma con optimismo Bonde.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario