SESIÓN PARA JUNIO

Las abortistas no aceptan una consulta popular

Los 70 diputados que promueven la ley de aborto no punible presentarán el proyecto este martes 05/03. Además, repudiarán cualquier estrategia para disuadir el debate parlamentario y pedirán tratarlo en el recinto no más allá de mitad de año. Será una respuesta a los proyectos para convocar a una consulta popular que defina si la interrupción del embarazo puede dejar de ser penada, presentados por legisladores de diferentes fuerzas políticas como los senadores Luis Naidenoff (Cambiemos) y Adolfo Rodríguez Saá (Peronismo federal); y la diputada Laura Russo, del FpV-PJ.

Los senadores Luis Naidenoff (Cambiemos) y Alberto Rodríguez Saá (Peronismo Federal) y la diputada Laura Russo (FpV-PJ) pidieron una consulta popular para definir si se despenaliza el aborto. Los promotores de la ley denuncian una maniobra de disuasión y pedirán una sesión tras las audiencias públicas, que durarán hasta junio. 
 
De prosperar, los plenarios de comisión serían una puesta en escena porque los dictámenes nunca llegarían al recinto, sino que se someterían a votación de la ciudadanía con resultado incierto, según los sondeos que trascendieron estos días.
 
"La consulta popular resulta contraria a derecho, ya que la Constitución veda la materia penal para ese tipo de medidas, sino que también corre el eje de la discusión incluso antes de que ésta pueda iniciarse", se quejó la diputada radical Alejandra Martínez, que presidirá la Comisión de Familia y trabajará en la coordinación del debate.
 
"Quieren evitar las instancias informativas y deliberativas propias del trabajo parlamentario. Es sencillo pensar que toda decisión política debe someterse a un proceso de consulta, pero es también muy engañoso. En nuestra forma de gobierno, el pueblo delibera a través de sus representantes, y olvidar ese rasgo institucional puede conducirnos a la demagogia", añadió la diputada jujeña.
 
Este martes 5/03 se reunirá otra vez junto a los presidentes de otras comisiones que abordarán el proyecto: los macristas Daniel Lipovetzky (Legislación General) y Carmen Polledo (Salud) y la radical Gabriela Burgos (Legislación Penal).
 
Como anticipó el portal LPO, se planean audiencias públicas en diferentes puntos del país al menos hasta junio, cuando la opinión pública se desvíe al mundial de fútbol.
 
"Vamos a fijar pautas justas para las audiencias y dejar todo listo para tratarla en el recinto, no más allá de mitad de año", confirmó Martínez a el portal LPO.
 
Algunas figuras del Congreso ven una maniobra del Episcopado detrás de la idea de la consulta popular y recuerdan que su primer promotor, Rodríguez Saá, lideró en 2010 el rechazo al matrimonio igualitario junto a su coterránea Liliana Negre Alonso, cercana al Opus Dei. Luego se fue del recinto y no votó en contra.
 
Para los militantes del aborto legal (el proyecto despenalizará la interrupción del embarazo antes de las 14 semanas de gestación), lo mejor es esperar las audiencias para persuadir a los indecisos antes de una sesión, porque muchos quieren evitar un problema innecesario con sus votantes oponiéndose sin fundamento sólido.
 
Por otro lado, la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA) "en representación de más de 15.000 congregaciones evangélicas a lo largo de todo el territorio nacional, y conformada por millones de ciudadanos argentinos", se pronuncia en un comunicado en defensa del "derecho a la vida, como derecho fundamental y superior a todos los demás, posicionándose a favor de la vida de la madre y del niño por nacer", y se declara "en contra del proyecto de la despenalización del aborto, en el marco del debate" recientemente abierto en el país.
 
ACIERA es la más numerosa federación de iglesias evangélicas y agrupa a varias denominaciones pentecostales y bautistas, entre otras.
 
En el comunicado que firma el Consejo Directivo Nacional de ACIERA, estas iglesias evangélicas afirman que su postura no es sólo religiosa, sino también "científica, racional y ética". Es falso que el inicio de la vida humana se corresponda con una "construcción social", afirman.
 
"Comprendemos -dice ACIERA- que la práctica de abortos clandestinos, más allá de cuántos sean, es en sí misma, un problema humanitario y de la sociedad actual. Que las secuelas emocionales del aborto, clandestino o legal, son profundas y difíciles de sobrellevar. Pero entendemos que la salud pública argentina necesita encontrar propuestas que cuiden y protejan a la madre y a su hijo, y defiendan la vida, tanto de la mujer como la del niño por nacer".
 
Consideran que el "llamado 'derecho a decidir'" es un "falso argumento", que "nada dice del 'derecho a vivir' del que está siendo gestado".
 
"La ideología favorable al aborto -sigue diciendo el comunicado- trata de instalar la idea de que sólo existe una persona, negando la realidad y el dato duro de la ciencia que afirma que hay dos. La biología, la embriología, la deontología médica, así como las ciencias humanas como el derecho, la filosofía y la antropología demuestran que esa postura es falsa. Nuestra posición en favor de la vida no es confesional o religiosa, sino científica, racional y ética."
 
"Afirmamos -dice el comunicado- el valor supremo de la vida desde la concepción hasta la muerte natural (…) Afirmamos que no puede haber vida humana, sin haber persona humana, ya que el embrión no es una persona en potencia, lo es en acto".
 
ACIERA también evoca la legislación argentina, su Constitución, el Código Civil y los Tratados Internacionales suscriptos por Argentina que "protegen al niño por nacer desde su concepción, y lo hace sujeto de derecho".
 
El comunicado finaliza con un pedido a las autoridades: "En representación de miles de familias argentinas que están a favor de la vida, solicitamos a las autoridades del Ministerio de Salud de la Nación, a los jueces, legisladores, funcionarios, profesionales de la medicina, comunicadores sociales, docentes, políticos y la sociedad toda, que sean aliados de la vida y de la dignidad de la persona humana, sea cual fuere la etapa de desarrollo en que se encuentre y trabajar en unidad para eliminar las causas de este mal que nos aqueja y encontrar las mejores soluciones para construir una sociedad cada vez más justa e inclusiva, que garantice los derechos humanos de todos los humanos, nacidos y por nacer".
 
Definitivamente ya de entrada se sabía que este no sería un tema en donde las partes se vayan a poner de acuerdo rápido es un proceso que sin duda ocupará el resto del 2018 com tema central de debate.
 

Dejá tu comentario