29 AÑOS DEL CARACAZO

4 millones de balas para imponer la calma

El 27/02/1989 es un día recordado por todos los venezolanos por haber marcado el inicio de uno de los momentos más trágicos de su historia, por un lado comenzaba el "Sacudón" o "Caracazo”; por otra parte, fue el puntapié de inicio de lo que más adelante fue el Chavismo.

 

El Caracazo consistió en una serie de fuertes protestas y disturbios en Venezuela durante el gobierno de Carlos Andrés Pérez, quien comenzó su gestión el 2 de febrero del mismo año. Pérez, quien ya había sido presidente de la República entre 1974 y 1979, fue electo nuevamente en 1988 como candidato de Acción Demócrata con 3.868.843 votos, un récord de votación que permaneció hasta 2006, sin embargo no tardó mucho en faltar a todas sus promesas de campaña.

A los pocos días de haber asumido, el presidente impuso el "paquetazo", un paquete de medidas económicas que perjudicaban directamente al pueblo y ponía en práctica todas las medidas propuestas por el FMI, las cuales Pérez había asegurado no adoptar bajo ningún punto de vista.

El Caracazo, Febrero 1989 (1)

El Caracazo, Febrero 1989 (2)

Estas medidas fueron:

-Someterse a un programa bajo supervisión del FMI con el fin de obtener aproximadamente US$ 4.500 millones en los 3 años siguientes.

-Eliminación de la tasa de cambio preferencial.

-Liberación de los precios de todos los productos a excepción de 18 renglones de la cesta básica.

-Aumento de las tarifas de servicios públicos como teléfono, agua, electricidad y gas.

-Aumento del 100% en el precio de la gasolina.

-Aumento del 30% en las tarifas del transporte público.

-Aumento de sueldos en la administración pública central entre el 5% y el 30% e incremento del salario mínimo.

-Eliminación progresiva de los aranceles a la importación. En resumen, uno de las tantas consecuencias del paquetazo fue la devaluación de la moneda, el bolívar, del 400%.

Trágica explosión popular que tuvo cómplices de ambos lados.Del 'Caracazo' a Maduro: Venezuela no tiene paz.

A primeras horas del 27/02/1989, la gente dio su respuesta, una respuesta que no fue a las medidas impuestas por el presidente en sí, sino a la situación que el país atravesaba, que siendo objetivos, se debía a las malas gestiones que destruyeron al país desde el inicio de los '80, y que convirtieron a uno de los países más ricos del mundo, la quinta reserva mundial de petróleo, en un pueblo con el 80% de su población sumergida en la pobreza. Había muchos muy pobres y muy pocos muy ricos. La deuda externa era de 32 mil millones de dólares.

Ese día la gente comenzó a reunirse en Guarenas, donde grupos de manifestantes protestaban contra el aumento en las tarifas del transporte, sin embargo el terror se desató cuando el tumulto se trasladó a la capital. La gente comenzó a descender de los cerros, donde se encuentran mayormente los asentamientos precarios de la ciudad, y tomaron el control de las calles.

Los canales de televisión transmitían en vivo los hechos, al principio podían verse las protestas pacíficas, pero todo cambió cuando las fuerzas de seguridad recibieron la orden directa de "parar al pueblo", todos fueron armados con fusiles, balas y chalecos y enviados a la calle, no solo los soldados, sino también los cocineros y mecánicos, fue un desastre.

La brutalidad con la que fue "parada" el pueblo fue más producto de la ineficacia de los cuerpos de seguridad que de su maldad en sí, sin embargo contra toda estimación oficial, el pueblo no cedió ante la violencia, sino que siguió respondiendo, poniendo cada vez más alta una vara que la policía y el ejército no bajaría de ninguna forma.

El caos se extendió por casi diez días, comercios cerrados, el transporte público sin servicio, saqueos masivos contra 900 bodegas, 131 abastos, 95 ferreterías, 62 papelerías y 850 negocios de mercancía en General, 154 incendios en las calles y 300 muertos y 1000 heridos según datos oficiales, extraoficiales apuntan a 2000 fallecidos y otros miles de heridos y desaparecidos.

Entre el 27/02/1989 y el 06/03/1989, el Ejército y la policía usaron unas 4 millones de balas para reprimir al pueblo, un pueblo abandonado y traicionado por sus propios gobernantes. Durante el Caracazo se impusieron el estado de emergencia y la ley marcial.

El 28/02/1989, CAP (Carlos Andrés Pérez) suspendió varios artículos de la Constitución, incluido el 60 (derecho a la libertad individual y a la seguridad), el 62 (inviolabilidad del domicilio), el 66 (libertad de expresión), el 71 (derecho a reunirse en público y en privado), y el 115 (derecho a la protesta pacífica).

Como dijimos, esta tragedia marcó el inicio del Chavismo a través del curro de "la Revolución Bolivariana". Un pueblo venezolano que deseaba ser oído y respetado fue atendido por Chávez cuando nadie más lo hizo, y el futuro fundador del Partido Socialista Unido de Venezuela lideró uno de los dos golpes de Estado que Pérez recibió.

Carlos Andrés concluyó su mandato el 21/05/1993 y fue sucedido por Octavio Lepage (1993), Ramón J. Velásquez (1993-1994), Rafael Caldera (1994-1999) y entonces llegó Hugo Chávez (1999-2013), a quien le sigue hasta el presente Nicolás Maduro.

Caracazo - 27 de Febrero (Imágenes sin editar) - 1/6

Caracazo - 27 de Febrero (Imágenes sin editar) - 5/6

Hoy mirando hacia atrás podemos encontrar muchas similitudes entre la actualidad y la época del Caracazo, y hasta peores. El país de la vinotinto cuenta con un 87% de su población bajo la línea de pobreza y un 61,2% que viven en pobreza extrema. Los venezolanos perdieron 11 kilos de peso en el último año, una clara muestra de los tiempos que se viven, donde la comida no llega a los hogares.

Pese a todo esto hay diferentes factores que descartan, afortunadamente, otro levantamiento de las dimensiones del "Sacudón", pese a que han habido diversas y muy fuertes protestas, respondidas por las mismas fuerzas de seguridad de manera brutal.

El punto está en que hoy en día no hay unión como para un levantamiento, ni fuerzas tampoco. El venezolano se encuentra en una situación de supervivencia que le ocupa casi el total de su tiempo y energía, están preocupados por si mismos y por los suyos, no tienen tiempo para organizar una sublevación.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario