VIOLENCIA

Otra muerte en la cancha: 4 detenidos y el 'Sapito' cercado

El hincha de Belgrano de Córdoba, Emanuel Ezequiel Balbo, falleció este lunes (17/04) tras agredido salvajemente durante el clásico disputado el sábado 15/04 en el estadio Mario Alberto Kempes. El joven de 22 años había sido ingresado de urgencia a un centro asistencial con traumatismo de cráneo, luego de que varias personas lo golpearan y lo arrojaran al vacío mientras se jugaba el partido entre Belgrano y Talleres. Ante las versiones que indicaban que se trató de hincha de Talleres infiltrado y agredido por los simpatizantes de Belgrano, Raúl Balbo, el papá de Emanuel, confirmó la hipótesis de que la agresión fue porque identificó al asesino de su hermano. Por otro lado, la hipótesis principal del ataque señala que Baldo reconoció en la tribuna a Oscar “Sapo” Gómez, asesino de su hermano Agustín en 2012, en el marco de una “picada”, y como reacción el señalado comenzó a gritar que Baldo era un hincha “infiltrado” que, incluso, tenía un tatuaje de Talleres. Ahora, el directo de seguridad de Córdoba, Jorge Gómez, confirmó que “Sapito” Gómez “está cercado”. El comisario señaló que no les consta todavía que Gómez sea miembro de una de las facciones de la barra de Belgrano y calificó el hecho como una réplica de violencia urbana pero en un estadio de fútbol.

Luego de un día y medio de agonía, de ser diagnosticado con muerte cerebral, Emanuel Ezequiel Balbo, hincha de Belgrano de Córdoba, murió este lunes (17/04) tras ser agredido salvajemente durante el clásico disputado el sábado 15/04 en el estadio Mario Alberto Kempes.

Según dieron a conocer en el hospital de urgencias de Córdoba, Balbo estaba en un coma inducido con un daño cerebral irreversible.

Por otro lado, la hipótesis principal del ataque señala que Baldo reconoció en la tribuna a Oscar “Sapo” Gómez, asesino de su hermano Agustín en 2012, en el marco de una “picada”, y como reacción el señalado comenzó a gritar que Baldo era un hincha “infiltrado” que, incluso, tenía un tatuaje de Talleres.

Ahí fue cuando una marea humana comenzó a increpar a Baldo, golpeado y arrojado desde unos tres metros de altura.

Ahora, el directo de seguridad de Córdoba, Jorge Gómez, confirmó que “Sapito” Gómez “está cercado”. El comisario señaló que no les consta todavía que Gómez sea miembro de una de las facciones de la barra de Belgrano y calificó el hecho como una réplica de violencia urbana pero en un estadio de fútbol.

El padre, Raúl Balbo, había confirmado horas antes en Cadena 3 esta versión y apuntó contra el prófugo: “Como Oscar Gómez es poco hombre como para defenderse solo, incitó a todos los que estaban con él a pegarle a mi hijo y hacerle lo que le hicieron, diciendo que era hincha de Talleres. Gómez es uno de los que mató a mi hijo. Venía corriendo picadas con otro auto, se lo llevaron por delante y me lo mataron, a él y al amigo”.

La Policía de Córdoba detuvo esta madrugada a otros dos sospechosos y ascendían a cuatro los arrestados por la agresión al joven de 22 años. Dos de los hombres detenidos, padre e hijo de apellido Oliva, fueron arrestados durante la tarde del domingo 16/04, mientras que los otros dos implicados fueron aprehendidos en la madrugada del lunes. 

La fiscal cordobesa Liliana Sánchez, que investiga la fatal agresión, confirmó que hay cuatro personas detenidas por el episodio aunque seguía prófugo el “instigador”. La funcionaria sostuvo que “los cuatro detenidos son los que están al final de la escena” del video donde se observa cuando el joven es arrojado de la tribuna popular del estadio Mario Kempes en el partido Belgrano-Talleres, el sábado último.

“La agresión física empieza antes, cuando se ve a Balbo que lo van golpeando cuando va bajando de la tribuna. Todo esto es objeto de investigación”, manifestó la fiscal.

En la tarde de este mismo lunes, los hinchas de Belgrano organizaron una marcha en repudio al salvaje ataque que sufrió Emanuel Balbo. Será desde las 18.30 partiendo desde el estadio del club hasta la central de Policía de la Capital cordobesa.