FUNDACIÓN PLURALES

Argentinos sin agua: Dramática situación

Más de 1 millón de personas no disponen de agua potable en su vivienda, de acuerdo al Censo Nacional más reciente, y es una limitación que crece en las comunidades rurales del norte de la Argentina. La Fundación Plurales intenta abrir camino en la búsqueda de respuestas.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia o United Nations Children's Fund (Unicef) ha calculado que, en el mundo mueren diariamente 1.400 niños menores de 5 años por enfermedades diarreicas relacionadas con la falta de agua potable, saneamiento e higiene
 
 
"Cuesta entender cómo aún en nuestros días, fundamentalmente en las comunidades rurales, muchas personas, mujeres en su gran mayoría, deben destinar en promedio de entre 4 y 6 horas diarias para acarrear tachos y baldes porque carecen de acceso al agua segura y no disponen de sistemas de almacenamiento confiables en materia de salubridad e higiene", afirma Antonella Vagliente, vocera de la Fundación Plurales.
 
Son muchas las escuelas del Gran Chaco, por ejemplo, que no cuentan con acceso a agua segura, presentando carencias en materia de infraestructura de agua para consumo e higiene personal, cocción de alimentos y para los servicios sanitarios. Esta situación genera no sólo que las condiciones de higiene no sean las adecuadas, sino que incluso se deba interrumpir el dictado de clases, siendo en muchos casos la escuela el lugar de almuerzo de los niños.
 
"Además del serio impacto en materia de salubridad", indica Vagliente,"la falta de agua segura trae otras consecuencias negativas en el desarrollo socioeconómico de las comunidades rurales generando fenómenos sociales de éxodo y desarraigo".
 
La cuestión cobra particular importancia por estos días en provincias como Chaco, donde una aguda bajante del río Bermejo y una prolongada sequía imponen restricciones para el transporte y distribución tanto de agua potable como para la destinada al riego de los campos.
 
Desde 2005, Fundación Plurales intenta avanzar en el proyecto de acompañamiento, fortalecimiento y promoción de la “Red de Pequeños y Medianos Productores del Chaco Americano”, o Gran Chaco, trabajo que nació del impulso de reconocer y conectar a los pequeños y medianos productores agropecuarios del Chaco Trinacional (Argentina, Bolivia, Paraguay) para que compartan sus experiencias descubriendo sus potencialidades y sus limitaciones.  
 
El objetivo consiste en construir espacios que posibiliten concientizar que hay problemas comunes y experiencias exitosas que pueden ser compartidas y reaplicables, así como de reconocer la necesidad de desarrollar mejoras en las capacidad institucionales de las organizaciones de productores rurales.
 
Fundación Plurales, que tiene sede en Córdoba, trabaja en la zona denominada Gran Chaco Americano y junto a otras organizaciones de todos los sectores, logra articular el esfuerzo público y privado, planteando soluciones prácticas y sustentables para el desarrollo local de las comunidades. A lo que se apunta es a generar modelos replicables y, en este sentido, sus responsables consideran que la comunicación y la difusión, tanto de la problemática como de las soluciones, resulta muy importante para que la sociedad logre la concientización y también para que otros actores puedan sumarse a estos programas.
 
Consejo de Administración:
Liliana Kremer
Lilian Gregorio
Irma García
Verónica Luna
 
Vocales:
Romina Reisin
Teresa Castellanos
Mariana Romero
Janus Kremer
 
Proyectos
 
La Fundación lleva adelante unos 30 planes en 5 provincias de la Argentina para proveer agua potable a distintas comunidades.
 
"Gracias al esfuerzo mancomunado logramos —por ejemplo, en el norte de Córdoba— construir cisternas con las respectivas adaptaciones de techo para la captación y almacenamiento de agua. En paralelo, hacemos el monitoreo de la calidad del agua y desarrollamos actividades específicas en materia de educación y capacitación de manera tal de garantizar la sustentabilidad de la solución", explica Vagliente.
 
El cambio climático ha modificado radicalmente el comportamiento de la naturaleza. Se ha alterado el régimen de lluvias, muchos cursos de agua naturales han visto disminuir su caudal, ha mermado la actividad de los pozos que captan el agua de las napas y hay mayor impacto en la contaminación que afecta la calidad del agua.
 
"Frente a esta problemática de nuestro tiempo, el desafío es encontrar soluciones específicas, con nuevas tecnologías, que puedan adaptarse a la realidad de cada comunidad rural, entendiendo que en muchos casos no será posible la construcción de grandes acueductos para atender las necesidades de poblaciones que están alejadas entre sí", concluye Vagliente.
 
La Fundación, junto con otras organizaciones logró el concurso de organismos estatales, como el INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) y la Universidad de Córdoba, que abrieron las puertas de sus laboratorios para analizar las muestras de agua para garantizar condiciones de uso.
 
La Fundación convoca a voluntarios y actores privados que quieran colaborar con los diferentes proyectos que tienen desplegados en distintas zonas de nuestro país.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario