FÓRMULA 1

Determinaron que Jules Bianchi tiene una grave lesión cerebral

El piloto francés, Jules Bianchi, sufre una grave lesión “difusa axonal” en el cerebro por lo que se encuentra en estado crítico tras el accidente que sufrió el domingo 05/10 en el Gran Premio de Japón de la Fórmula 1 Internacional que se llevó a cabo en el circuito de Suzuka cuando su vehículo se estrelló contra la grúa que retiraba el coche accidentado de Adrián Sutil. Bianchi tuvo que ser evacuado de urgencia al Mie University Hospital, en la localidad de Tsu-City.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- En un comunicado emitido este martes (07/09) por la escudería Marussia, la familia de Jules Bianchi mostró su agradecimiento por los mensajes de apoyo de todo el mundo y declaró que el accidente del piloto de 25 años el domingo en Suzuka le dejó una “lesión axonal difusa”, una de las más graves.

Según informó un cable de la agencia de noticias Reuters dos destacados neurocirujanos - el presidente de la comisión médica de la FIA Gerard Saillant y el profesor italiano Alessandro Frati - se encontraban en el centro médico de Yokkaichi tras partir desde Italia a petición de Ferrari.  

Según los estudios médicos, esta lesión es de carácter muy grave ya que el daño ocurre sobre un área amplia del cerebro y es una de las principales causas de pérdidas de conciencia y estado vegetativo tras traumatismos cerebrales, dando como resultado más frecuente un coma y con un porcentaje muy alto en el que los afectados con un LAD severo no recobran la conciencia, mientras que los que lo logran sufren trastornos remanentes significativos.

La familia del piloto francés mencionó en una nota que reprodujo la agencia Europa Press que “este es un momento muy difícil para nuestra familia, pero los mensajes de apoyo y afecto hacia Jules de todas partes del mundo han sido una fuente de gran tranquilidad para nosotros. Nos gustaría expresar por ello nuestro más sincero agradecimiento”.

También, la misma recalcó que “los profesionales del centro” están facilitando al francés “el mejor tratamiento y cuidado. Estamos agradecidos por todo lo que han hecho por Jules desde su accidente”.

El comunicado recuerdó que el hospital japonés “continuará monitorizando y tratando” al piloto de Marussia y subrayó que “más actualizaciones médicas serán facilitadas cuando se considere apropiado”.

El accidente se produjo el domingo 05/10 en el circuito de Suzuka por las disputa del Gran Premio de Japón de la Fórmula 1 Internacional cuando el monoplaza de Bianchi patinó y salió de la pista mojada a gran velocidad, chocó contra una grúa que estaba retirando el vehículo Sauber de Adrián Sutil.

A raíz del accidente, la competencia debió suspenderse a 7 vueltas del final por lo que el francés, que corre en la escudería Marussia, de 25 años, tuvo que ser trasladado en una ambulancia por carretera. A sólo 9 vueltas para que finalizara la carrera del Gran Premio de Japón, ocurrió una salida de pista de Adrian Sutil.

Entonces, la grúa comenzó las maniobras para quitar el coche del alemán de la pista, y ocurrió el impacto mucho más grave de Jules Bianchi contra la grúa que retiraba el auto del alemán.

A la complicada carrera a la que se tuvieron que enfrentar los pilotos, en la que desde el principio ya fue evidente que sería casi permanente la presencia del coche de seguridad por la intensa lluvia, se añadieron hasta 2 banderas rojas: Una, a causa de las condiciones meteorológicas de las primeras vueltas de la prueba, bajo las que casi era imposible correr con tanta agua en el trazado; y otra dando por finalizada la carrera a 9 vueltas del final por el accidente de Jules Bianchi.  

Un portavoz del circuito declaró que el accidente se debió a la mala suerte y no a la decisión de no detener la carrera.

“Los comisarios de la carrera levantaron las banderas amarillas después del accidente de Sutil, lo que significa que los pilotos tenían que reducir la velocidad a la que podrían detenerse de inmediato, pero desafortunadamente el coche de Bianchi patinó en ese mismo momento y se dirigió al lugar del otro accidente, fue mala suerte”, señaló el portavoz Masamichi Miyazaki

A su vez, Miyazaki afirmó que  “sí, estaba lloviendo y la pista estaba mojada, pero no tan fuerte como para detener la carrera, y creo que los comisarios de la carrera opinaron lo mismo”.

La Federación Internacional del Automóvil (FIA), manifestó este mismo martes que su presidente Jean Todt pidió al director de la carrera Charlie Whiting que realice un informe detallado de las circunstancias del accidente.

El accidente fue el más grave en el que se ve implicado un piloto en un fin de semana de carreras desde que el brasileño Felipe Massa estuviera a punto de perder la vida en 2009 en Hungría, tras ser golpeado en el casco por un resorte que salió despedido del vehículo que le precedía.

Massa se recuperó totalmente y estaba compitiendo el domingo con Williams.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario