Escándalo que sobrevuela el Nación: Albistur, Braga Menéndez y amigos

Son cuestiones que marcan una gestión. Y Mercedes Marcó del Pont debería explicarle, a quienes la presionan, que lo más racional es que la transparencia regrese a escena en el Banco de la Nación Argentina, agente financiero de la República.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Mercedes Marcó del Pont es la presidenta del Banco de la Nación Argentina desde que los Kirchner decidieron enviar al Banco Central a Gabriela Ciganotto por razones aún desconocidas.
Marcó del Pont resulta, para muchos, una aliada de Alberto Fernández, jefe del Gabinete de Ministros de la Nación, lo cual es parcialmente cierto porque ella conserva también relaciones en otros ámbitos del universo kirchnerista: desde el denominado Grupo Fénix (de economistas desarrollistas) hasta funcionarios del área de Julio De Vido.
¿Por dónde llegó Fernando Braga Menéndez? Difícil saberlo aunque es más fácil imaginar por dónde arribó Enrique Albistur.
La cuenta publicitaria del Nación es de las más voluminosas del mercado, no solamente por el tamaño de las operaciones de la entidad y sus necesidades políticas sino también porque tiene la AFJP líder.
Cuando Marcó del Pont reemplazó a Ciganotto llegaba a su final la relación del Nación con la agencia publicitaria que había ganado la anterior licitación: Grey, una filial argentina del megaholding global WPP, de sir Martin Sorell.
En esa licitación Grey le ganó a una UTE entre la agencia de Enrique Albistur, a cargo de la creatividad, y Diálogo, de Héctor del Piano, en la compra de espacios.
El mercado publicitario se agitó ante las versiones de contratación directa del Nación de los servicios de la agencia Braga Menéndez, conocida por los rostros visibles de Fernando Braga Menéndez y Raúl Timerman, y según comentarios por el rostro invisible en los temas específicos de Héctor Timerman, nuevo embajador en Washington DC.
Marcó del Pont decidió presentar al mercado un nuevo producto que venía preparando la gerencia del Nación, y estrenar eventualmente otro proveedor publicitario.
Sin embargo, ella se cuidó de no realizar ninguna contratación directa y, según le confesó Braga Menéndez a 'Nacho' Fidanza, de La Política Online, él fue invitado por el Nación, junto a otras agencias, a participar de una licitación para ese producto puntual.
Por cierto que es una licitación muy curiosa porque la venta de pliegos fue ayer jueves y la presentación concluye el lunes próximo. Más allá de que cualquier publicitario conoce lo fructífero que pueden ser un fin de semana, sorprendió la brevedad de los tiempos del Nación, como si ya supiera de antemano quién puede brindar el servicio puntual.
Resulta un misterio porqué el Nación invitó a concursar por un producto a una agencia que provee de servicios publicitarios a otros bancos que compiten con el Nación.
Braga Menéndez se encuentra a cargo de la cuenta de publicidad de Banco Credicoop, y desde que Daniel Scioli arribó a Provincia de Buenos Aires, el gobernador negoció con Timerman, según se dice, concederle la cuenta del Bapro.
Credicoop y Bapro son competidores del Nación en diferentes segmentos del mercado bancario.
Por eso Braga Menéndez, advertido del posible escándalo, decidió abstenerse de participar en la licitación, tal como él se lo confirmó a Fidanza.
Mientras Braga Menéndez salía de escena, ingresaba raudamente Diálogo, aquella agencia que fue en la unión transitoria con la de Albistur, solicitando presupuestos a todos los medios de comunicación masivos.
En cualquier caso, una funcionaria en apariencia inteligente y con futuro como Mercedes Marcó del Pont, no se entiende porqué acepta correr con tanta prisa detrás de una licitación que ya ha comenzado mal. Y, debería ella recordar, una de las leyes de Murphy afirma: "Todo lo que empieza mal, termina mal".
Obviamente que en las gerencias del Nación ya se acumulan especulaciones diversas acerca de si Fulano o Sultano o Merengano se encuentran detrás de una licitación que, inexplicablemente, ha adquirido formas de adjudicación directa.
Son cuestiones que marcan una gestión. Y Marcó del Pont debería explicarle, a quienes la presionan, que lo más racional es que la transparencia regrese a escena.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario