Leído

EMPEZÓ EL JUICIO

Caso Próvolo: Una víctima incluyó a una monja japonesa en los abusos sexuales

Mie, 18/09/2019 - 7:41pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Es uno de los casos más escalofriantes que involucra a la Iglesia católica, y esta semana arranco el megajuicio contra dos sacerdotes que dirigían un internado para sordos en Mendoza y a los que se acusa de abusar sexualmente de más de 20 niños y adolescentes que estaban a su cuidado. Ahora, una nueva víctima involucró a una monja de origen japonés que trabaja en el lugar, a quien inicialmente solo se le acusaba de maltrato físico y verbal, pero ahora, se la señala también de abuso sexual.

Contenido

Nuevos testimonios aterradores siguen apareciendo en la causa Próvolo, y es que este martes 03/09 una víctima reveló que no solo fue abusada sexualmente por los sacerdores Nicola Corradi y Horacio Corbacho y al exjardinero Armando Gómez, sino que también fue abusada por una monja del instituto: Kumiko Kosaka.

Hasta ahora esa monja, de origen japonesa, no había sido juzgada en la causa por abuso sexual, ya que solo había sido señalada de maltratar física y verbalmente a los chicos sordos que hacían vida en el Próvolo. 

Este caso conmocionó a la Argentina cuando se conoció en 2016 los abusos sexuales que le hacían a los alumnos del instituto para hipoacúsicos. Entre sus declaraciones, aseguraban que fueron abusados sexualmente en reiteradas oportunidades, que los tocaban y además, los obligaban a mirar pornografía. 

Lo que hace especialmente desgarrador lo ocurrido en el Instituto Antonio Provolo para Sordos, en la provincia de Mendoza, no es solamente que las víctimas eran niños, incluyendo a pequeños de hasta 4 años, sino que también por su discapacidad no podían comunicar lo que les estaba sucediendo.

La víctima que acusó de abuso a la monja japonesa, en la primera Cámara Gesell que se le realizó, en 2016, contó que ingresó al Próvolo cuando tenía 12 años y que permaneció allí entre 2005 y 2011. Dijo que que sufrió tocamientos por parte de una persona del instituto que fue declarado inimputable y también apuntó contra Corradi por lo mismo.

Además, denunció que a los 13 años fue abusada sexualmente por el padre Horacio Corbacho en el dormitorio del imputado y luego contó que a sus 16 años fue abusada en el baño por una persona que identifica como 'Pilo', que es el apodo utilizado por los chicos del instituto para referirse al imputado Armando Gómez.

El principal acusado, el sacerdote italiano Nicola Corradi, de 83 años, ya había sido culpado de cometer abusos en la sede central del Instituto Provolo, en Verona, Italia, mucho tiempo antes de llegar a Argentina.

La víctima agregó que le mostraron imágenes de pornografía y volvió a decir que Corradi la tocaba.

Ahora, la nueva acusación de la víctima, que ahora tiene 19 años, tuvo lugar en la segunda Cámara Gesell, allí expresó que no solo fue abusada por Nicola Corradi, sino que también Kumiko Kosaka abusó de ella.

Por otro lado, una testigo también recordó a la monja Kumiko, que será juzgada en otra etapa de este megajuicio, “como una de las personas dentro del Instituto que más maltrataba y pegaba”, y que incluso a ella le dio una cachetada.

El juicio se retomará mañana 04/09 a las 8.30 en la sala 4 del Fuero Penal Colegiado en Mendoza. Se comenzará con la cámara Gesell de un testigo que tiene una duración superior a las 4 horas.