Leído

DOMINGO ELECTORAL

Anticipando su gran consolidación política, Schiaretti se despega de Macri, de CFK y del narcotráfico

Mar, 07/05/2019 - 1:13pm
Enviado en:
Por Urgente24

Juan Schiaretti avisó que hasta el 12 de mayo su prioridad política sería su provincia, y el que avisa no traiciona. Por ello, esquivó el plan de gobernabilidad de Mauricio Macri. Además, ¿por qué el gobernador que vive en Córdoba uno de los momentos de mayor consolidación política acordaría con un gobierno que no logra repuntar? Las órdenes que transmitió Máximo Kirchner, y la autonomía de un ganador.

Contenido


El que avisa, no traiciona, y Juan Schiaretti ya había dicho que hasta el 12 de mayo su prioridad política sería su provincia en la que busca su reelección y dónde se afianza cada vez más.

Fue por eso motivo que desaceleró su participación en el armado del peronismo federal con miras a los comicios de agosto primero y luego octubre.

Schiaretti no está anotado en ese carrera pero es el peronista que gobierna la segunda provincia más importante y estaría a punto de imponerse en las urnas, con una victoria abrumadora, por lo cual es sostenido pese a ello, como el gerente de Alternativa Federal, donde la plana mayor lo está esperando para comenzar a delinear la estrategia final, algo que suponen se daría tras los comicios, cuando el cordobés retome la línea nacional sobre la que venía trabajando.

En el medio, el gobierno macrista activó un plan de gobernabilidad basado en un gran acuerdo nacional impulsado con distintos sectores y vertientes políticas, y lo hizo en una semana crucial para Córdoba, que este domingo elige su futuro.

El desmadejamiento de Cambiemos en el último año le pone nervio a ese compromiso, porque ese frente estalló en la pelea Negri-Mestre, y ayuda a que el sello del oficialismo nacional pueda perder, en el distrito donde Macri tiene la mejor imagen. Y a manos de un peronista.

Pudo evitarse, pero se descuidó el principal objetivo, que era conservar la intendencia de la capital provincial, la segunda ciudad de la Argentina después de la CABA. 

Tanto María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta y Elisa Carrió se abrazaron a Mario Negri. Ayer, Vidal pisó la provincia.

Mientras Schiaretti debió salir al cruce de las versiones de que el kirchnerismo bajó su candidato en Córdoba como parte de un "acuerdo" para que el peronismo salga fortalecido. "Son tonterías que dice algún candidato", dijo en referencia a los dichos de uno de sus competidores, el propio Negri.

Para el Gobernador, el voto kirchnerista "se dispersa entre las distintas fuerzas políticas". Y añadió: "No me gusta analizar lo que hace otra fuerza política que no tiene nada que ver con nosotros, como el kirchnerismo".

Sobre un posible acuerdo, sostuvo el legislador nacional K, Martín Fresneda: "No lo niego, ni lo afirmo. No formo parte de esas discusiones".

Según el diario 'Alfil' es la consigna de la propio Cristina Fernández de Kirchner: votar a Schiaretti para 'aplastar' a Cambiemos, que el candidato del macrismo, Mario Negri, sufra una "derrota escandalosa" frente al peronismo este domingo.

"Queremos una derrota escandalosa de Cambiemos en Córdoba", apuró Máximo Kirchner, desde su celular, a su interlocutor cordobés, un kirchnerista de la primera hora con responsabilidad institucional, según el mencionado medio. 

"Hay que votar al peronismo en Córdoba, es importante que gane el peronismo en todas la provincias", agregó el hijo de la ex presidenta y aclaró: "Esto, más allá de lo que se haga en octubre".

La decisión del Instituto Patria, el think tank de CFK, de que el kirchnerismo cordobés vote al gobernador Juan Schiaretti el 12 de mayo se conocía desde hace semanas, paro la orden del jefe nacional de La Cámpora llegó después de que algunas organizaciones y partidos del espacio K local convocaran públicamente a la militancia a no votar a Schiaretti. 

Para algunos, la línea que bajó Máximo Kirchner es una continuidad de la baja de la lista de candidatos del Frente Córdoba Ciudadana que encabezaba el diputado nacional Pablo Carro. Otros van más allá y dicen que tiene que ver con una evolución del escenario electoral para las Paso de agosto y las presidenciales de octubre, y con la posibilidad de un armado de unidad peronista.

Lo concreto es que "el resultado de las elecciones provinciales del 12 de mayo tendrá lectura nacional e influirá en las decisiones electorales a tomar tanto en el peronismo federal como en el kirchnerismo, y que la acumulación política que llegase a lograr Schiaretti tendrá peso en la resolución del armado del peronismo (unido o dividido) para enfrentar a Macri. El gobernador va a ser el segundo gran elector del PJ luego de Cristina, afirmó días atrás un intérprete de Sergio Massa, precandidato presidencial del PJ no K", a ese diario. "Habrá un nuevo protagonista para octubre, responden enigmáticamente en el peronismo cordobés".

Además, para el kirchnerismo, la ocasión es propicia por la división de la alianza amarilla en dos listas, la encabezada por Negri y la que lidera el intendente Mestre. Y dentro de esa derrota, al kirchnerismo nacional le resulta clave que Negri quede "muy lejos" del PJ.

Hasta ahora los resultados de las elecciones de Neuquén y Río Negro, las Paso de San Juan, Santa Fe, Chubut y Entre Ríos, fueron desfavorables para el oficialismo nacional. Sin embargo, Córdoba, le aportó los votos a Macri para el triunfo electoral del 2015, sería un golpe aún más fuerte.

Lo sabe el oficialismo, por eso Vidal viajó a Córdoba para dar apoyo a Negri y apuntó a la pelea contra "el narcotráfico". 

"Siento que acá hay un equipo que se la está jugando por sus valores, por mostrarle a la provincia de Córdoba un cambio. Este equipo quiere pelear en serio contra el narcotráfico", dijo Vidal.

Negri, por su parte, agradeció la presencia de Vidal, quien hace dos semana suspendió a último momento su visita de campaña, y sostuvo que "en María Eugenia se simboliza mucho de lo que estamos tratando de hacer en estos días en Córdoba. Es la 'mujer coraje', pero no sólo por animarse o por ganar una elección, sino que es coraje por cambiar una sociedad, por no tener miedo a las mafias, a la corrupción, al narcotráfico".

En su interna con Mestre,  el jefe del bloque de diputados de Cambiemos se mostró junto también junto a Elisa Carrió y Horacio Rodríguez Larreta, que llegaron a Córdoba antes que Vidal.

En cambio, Mestre se concentró en provincializar la campaña y en enarbolar la lista 3 tradicional de la UCR. Con todo, esa compulsa pondrá en riesgo la continuidad del partido al frente del municipio capitalino que el propio Mestre gobierna desde 2011. 

“Ellos (en referencia al oficialismo provincial) están dando todo por ganado y nosotros sentimos que tenemos todo por ganar. Faltan pocos días. Así como en la provincia de Buenos Aires todos pensaban que nada iba a cambiar, que se quedaban eternamente en el poder los mismos de siempre, pero la gente, con un chasquido de dedos, construyó otro destino, esto también es posible en Córdoba. María Eugenia representa lo mejor de la política", señaló Negri.

"Con Mario compartimos la necesidad de dar un combate frontal contra el narcotráfico, que es la mejor manera de dar seguridad a los cordobeses", insistió la gobernadora en una conferencia de prensa posterior al acto de la militancia.

Por su parte, Schiaretti llevó su raid de campaña a Villa María , donde desplegó una reacción a los cuestionamientos de los ex Cambiemos -y de Carrió en especial- frente al rol del Ejecutivo ante el flagelo del narcotráfico, con Río Cuarto como epicentro.

"El principal responsable del combate al narcotráfico es la ministra (de Seguridad, Patricia) Bullrich; nosotros colaboramos y somos una de las dos provincias (Córdoba y Salta) que tenemos un acuerdo con Nación", disparó el mandatario, quien se presenta con el flamante sello de Hacemos por Córdoba, con el socialismo y el GEN como nuevos aliados.

Schiaretti esquivó, de paso, el posicionamiento sobre el acuerdo de gobernabilidad que impulsa Macri: "Ha llamado a los candidatos a presidente y no se ha visto que se haya convocado a gobernadores; a mí no me mostraron los 10 puntos, por lo tanto quienes tienen que opinar son los candidatos", esquivó, ratificando su estrategia de abocarse estrictamente a la campaña hasta el domingo.

Según 'Alfil' desde el Centro Cívico leen con total lógica política los dichos de su jefe: "¿Porqué debería el gobernador querer ser parte del plan de salvataje político para Macri, cuando la Nación no sienta ni siquiera a sus socios para discutir la política nacional?", reflexionó un encumbrado dirigente del PJ cordobés.

Schiaretti vive en Córdoba uno de los momentos de mayor consolidación política mientras que, paradójicamente, el gobierno nacional no logra repuntar y la imagen del presidente cae. De allí que, según el medio, el jefe del PJ Córdoba busca desmarcarse del líder del PRO, más aún, en la recta final de la campaña provincial.