Leído

LA CLAVE ES EL CALOR

Cómo desinfectar el barbijo con el microondas

Jue, 02/07/2020 - 8:06am
Enviado en:
Por Urgente24

Atención: Esto es un descubrimiento que los investigadores lograron con los barbijos N95.

Contenido

Investigadores del Centro Médico Beth Israel Deaconess, de la Universidad de Harvard y el Hospital General de Massachusetts revelaron que "después de 2 minutos de tratamiento con vapor de microondas, no pudimos detectar el fago viable residual en los cupones. Esto representa una reducción de 1 minuto en el tiempo de esterilización en comparación con el ensayo de descontaminación de la taza de cerámica”.

Ellos lograron esa conclusión luego de colocar los barbijos en un recipiente de vidrio de 17 × 17 × 7,5 cm, más 60 ml de agua destilada, y que el vapor envuelva directamente al barbijo N95.

Dicho estudio fue publicado en la revista American Society of Microbiology.

Otro método incluyó una taza cerámica de 10cm de diámetro con 60ml de agua destilada y cubierta con la malla de una bolsa. Según la publicación, luego de un minuto en el electrodoméstico, el respirador ya estaba desinfectado.

Tras el proceso de descontaminación o re-esterilización se deberían evaluar las propiedades de las mascarillas y tener en cuenta que las mascarillas mantienen las propiedades de ajuste y capacidad de filtrado, ya que si está dañada o el respirador no encaja, no ayudará a reducir la exposición a partículas en el aire.

En todos los casos, es muy importante que las mascarillas que se vayan a descontaminar no estén degradadas o rotas y que estén limpias para disminuir la carga bacteriana. No es posible lavar las mascarillas N95 ya que al mojarlas, el material filtrante de polipropileno pierde la capa hidrófuga.

A continuación se resume la información contenida en los documentos consultados:

Re-esterilización con vapor de peróxido de hidrógeno (VPH) con el sistema Bioquell Clarus C. La Food and Drug Administration (FDA) de EEUU ha autorizado, con fecha 30 de marzo 2020, la reutilización de las mascarillas N95 o similares, mediante VPH (denominado sistema de descontaminación Battelle); las mascarillas podrían usarse hasta 20 veces, con un proceso de descontaminación de 2,5 horas entre cada uso. Quedarían excluidas las mascarillas que contengan celulosa. El Documento de posicionamiento de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH) indica que cada mascarilla descontaminada mediante este proceso, solo podrá reprocesarse un máximo de 2 veces.

> Re-esterilización mediante calor seco en horno de convección, calentando a 70° C durante 30 minutos;  este método mantuvo el efecto de filtración por encima del 95%.

> Re-esterilización con vapor generado por microondas (MGS), calor húmedo mediante un ciclo a 65ºC durante 30 minutos e irradiación germicida ultravioleta (UVGI ) con lámpara doble (arriba y abajo) 36W y tiempo de exposición de 148 segundos.

> Re-esterilización con plasma de gas de peróxido de hidrógeno dos veces y hasta tres veces, manteniendo los niveles de penetración medios > 5%.

> Re-esterilización con vapor a 121ºC durante quince minutos observando que las gomas se mantienen intactas y que cierran bien, controlando el número de veces que se re-esterilizan y no deberían tener más de 2-3 usos.

> Re-esterilización con vapor de agua durante cinco minutos, comprobando que no se deforman, podrían reutilizarse durante unos días con esta descontaminación entre usos.

> Re-esterilización con etanol al 99% durante una hora y secado a temperatura ambiente, no afectó las propiedades de filtrado de las máscaras de FFP2.

> Re-esterilización mediante la exposición a gas de ozono durante un minuto.

La casa comercial de 3M, ha elaborado un informe en el que presenta los resultados obtenidos tras someter 3 de sus modelos de mascarillas filtrantes (FFR)  3M ™ 1860 (N95), 3M ™ Aura ™y 3M™ 1870 a 3 métodos de desinfección como son la irradiación germicida ultravioleta (UVGI), el vapor generado por microondas (MGS) y el calor húmedo (WMH). Se realizaron entre 5-10 ciclos (5X-10X) en una pequeña muestra de FFR (N = 3 de cada modelo) con los tres métodos anteriores. El estudio de 3M encontró que el rendimiento de la filtración no se vio afectado, ya que los respiradores continuaron proporcionando al menos la eficiencia mínima de filtración requerida para la designación N95.

En otro informe(3) se indica que las mascarillas son de un solo uso, pero que debido a la grave escasez de FFR y mascarillas quirúrgicas (MQ) en la pandemia de COVID-19, se podrían considerar varios métodos para su esterilización o descontaminación como el  VPH, la radiación gamma, el ozono, la UVGI y el óxido de etileno. Estos métodos solo se considerarían como último recurso en caso de escasez inminente y solo deberían aplicarse después de un uso racional y consciente de los recursos.

A su vez, como el calor es clave para desinfectar el barbijo, se recomienda planchar el tapaboca luego de lavarlo con jabón, en el caso de los barbijos comunes: