Leído

MEDIO ORIENTE

Los Altos del Golán: otro foco estratégico para Trump

Lun, 01/04/2019 - 7:31pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Los Altos del Golán, el territorio fronterizo entre países muy distintos como lo son Israel, Siria e Irán , fue, y sigue siendo un escenario de tensiones políticas y económicas entre los distintos Estados. Aunque en las últimas semanas fue noticia por el reconocimiento de la soberanía israelí por parte de Estados Unidos. Sin embargo ellos no fueron los únicos miembros de la comunidad internacional en intervenir, ya que el rey de Arabia Saudita también se pronunció dando su apoyo a los sirios.

Altos del Golán, territorio fronterizo entre Siria, El Líbano, Jordania e Israel
Contenido

Los Altos del Golán componen una meseta de 2.814 metros de alto la cual se ubica en la frontera entre: Israel, Siria, Jordania y El Líbano. Siendo los dos primeros países con una historia bélica, por el control del territorio, que se remonta al fin de la Segunda Guerra Mundial. Más exactamente al año 1967,conquistó estos territorios, cuyo control era sirio, durante la guerra de los Seis Días.

Luego en 1973, en la guerra conocida como: Yom Kipur por los israelíes y Guerra del Ramadán por los árabes, Siria, con ayuda de armamento ruso intento recuperar el territorio de las manos de Israel, quien con apoyo de Estados Unidos logró mantenerse.

A pesar de eso, desde 1967, el Golán, que en el Antiguo Testamento significa "el refugio para los asesinos", se considera como "terreno ocupado", de acuerdo a la Resolución 242 del Consejo de Seguridad de la ONU, aprobada con el voto de Estados Unidos, la cual Israel intentó pasar por alto en 1981, cuando el Parlamento de Israel aprobó una ley de anexión que no tuvo éxito porque no fue reconocida por ningún miembro de la comunidad internacional.

La meseta en cuestión es de suma importancia ya que no solo tiene un significado histórico para los pueblos que se la disputan, sino que también es una fuente clave de recursos naturales. En primer lugar, en la región se encuentra la Cuenca del Golán, que desemboca en el Río Jordán y abastece aproximadamente a un tercio de la población israelí.

Además, es un punto clave para el control del territorio, tanto por la altura de sus tierras como por su ubicación que permite observar muy claramente Damasco (ciudad capital de Siria).

Por otro lado, es una zona rica en petróleo, lo que explica de alguna manera el interés del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Aunque cuando el mandatario reconoció oficialmente el territorio como israelí, explicó que lo hacía en protección del pueblo israelí simplemente porque: “Hoy acciones agresivas por parte de Irán y grupos extremistas sirios como el Hezbollah hacen de los Altos del Golán una base potencial de lanzamiento contra Israel”. 

El 25/03, el primer mandatario estadounidense fue el primero de la comunidad internacional en expresar su apoyo a Israel en cuanto a la soberanía del territorio, rompiendo así la tradición de otros presidentes norteamericanos en cuanto a su postura en los Altos del Golán. Sin embargo, según analistas esto no fue sorpresivo ya que no es la primera vez que Trump toma decisiones a favor de Israel. Como ya hizo a mediados de 2018 cuando trasladó la embajada estadounidense a Jerusalén o la salida del acuerdo nuclear con Irán.

En consecuencia, un aliado más en Medio Oriente y el rechazo hacia las comunidades árabes, ideología que sus votantes apoyan, para las elecciones en 2020.

Según algunos especialistas en el tema, la verdadera razón del presidente Trump en la región no es la simple protección de la población israelí, sino que tiene que ver con la campaña electoral del Primer Ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, de cara a las elecciones el próximo 9 de abril. El jefe del gobierno de Israel, al parecer no tiene el camino fácil en consecuencia de acusaciones de corrupción y de la aparición de su contrincante electoral, la figura del Ejército, Benny Grantz.

Actualmente en el territorio en disputa viven aproximadamente 40.000 personas de las cuales la mitad son judíos y la otra mitad árabes drusos (una minoría religiosa) y está dividido en tres partes: una controlada por Israel, otra por Siria y, hace 45 años, un terreno desmilitarizado controlado por los cascos azules de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con el  fin de vigilar el “alto el fuego” que se firmó en 1974. 

En tanto, Estados Unidos no fue el único en pronunciarse en cuanto a los Altos del Golán porque, en respuesta a los dichos de Trump, el rey de Arabia Saudita, Salmán bin Abdulaziz, dijo el domingo 31/03, durante la reunión de la Liga Árabe en Túnez, que su país "rechaza absolutamente" todas las medidas impuestas por la Casa Blanca, para después agregar que la situación palestina siempre es tema en su agenda política.